fbpx

¿Estás Siempre CANSADO? Cómo tener MÁS ENERGÍA durante todo el día ⚡

Si estás siempre cansado, no te preocupes, no eres el único ya que es algo extremadamente común. Por eso en este video te traigo varios tips para tener más energía durante…👇🏻👇🏻


 
 
 
 

¿Estás Siempre CANSADO? Cómo tener MÁS ENERGÍA durante todo el día ⚡

Uno de los problemas más comunes que, estoy segura, muchos compartimos hoy en día, es esta cuestión de sentirnos cansados o con poca energía, a diario.

No sé tú , pero yo a veces atravieso temporadas en las que parece que, no importa cuánto duerma o cuanto me cuide, al final es como que no logro estar animada, motivada y lo suficientemente enérgica como para poder afrontar mi día y mi vida con entusiasmo y vitalidad.

Esto, me ha llevado a querer profundizar más y descubrir cuáles son esas cosas sencillas que podemos hacer en nuestra rutina diaria para tener más energía en el día a día.

Y tras investigar durante un tiempo y experimentar con distintas cosas, al final, te das cuenta de que lo más importantes y que más puede contribuir a elevar tus niveles de energía, son justamente aquellas cosas que escuchas todo el tiempo, en todas partes. Pero que son tan sencillas que las infravaloras y acabas por descuidar.

Y es justo ahí, cuando empiezas a complicar las cosas. Porque al haber descartado lo básico, te vas a re-buscar y re-buscar entre cientos de desarrollos mucho más complejos.

Al final, si de verdad eres sinceros contigo mismo, es probable que llegues a la conclusión de que, en realidad buscas soluciones milagrosas, tipo píldora mágica, justamente para no tener que esforzarte en hacer mejor y más adecuadamente eso que es básico y que ya sabes de sobra.

Así fue cómo, con este cachetazo de sinceridad que te hace aterrizar de nuevo, me propuse revisar lo básico de lo básico para ocuparme de ello, mejor esta vez, y ahí me di cuenta de que ese había sido el problema todo el tiempo.

Por eso en este video, quiero repasar contigo algunas cosas que he implementado en mi vida y que realmente me han dado mucha más energía a lo largo del día de manera constante. Y que espero funcionen también para ti.


¡Dale al Play y te lo explico todo dentro! 😃

 

¿Estás Siempre CANSADO? Cómo tener MÁS ENERGÍA durante todo el día ⚡

 

✨ ✨ ✨ ✨ ✨ 👂 PPSSSSTT!!!! Únete a mi MasterClass: «Los 3 Grandes Secretos para ReInventarte»✨ que te ayudará a superar esas dudas y miedos que te impiden avanzar hacia una profesión que te apasione 👉  Pulsa aquí >> ✨ ✨ ✨ ✨ ✨

 

 

Transcripción del Video:

«¿Estás Siempre CANSADO? Cómo tener MÁS ENERGÍA durante todo el día ⚡«

 

Uno de los problemas más comunes que, estoy segura, muchos compartimos hoy en día, es esta casi costumbre de sentirnos cansados o con poca energía a diario.

Y es que, a veces atravesamos temporadas en las que parece que, no importa cuánto duermas o cuanto te cuides, al final es como que no logras estar animado, motivado y lo suficientemente enérgico como para poder afrontar tu día y tu vida con entusiasmo y vitalidad.

 

INTRODUCCIÓN

Y tras investigar durante un tiempo y experimentar con distintas cosas, al final, te das cuenta de que lo más importantes y que más puede contribuir a elevar tus niveles de energía, son justamente aquellas cosas que escuchas todo el tiempo, en todas partes.

Esto es, poner especial atención y cuidado en tu Higiene del Sueño, Tu Actividad Física y tu Dieta.

Y si, es posible que sientas la tentación de hacer Click y salirte de este video porque estas cosas ya las sabes de sobra, peeeeeeero puede que ese sea justamente el gran problema.

Porque vivimos en la era de la información. Sabemos muuuuuuuchas cosas. Vemos y escuchamos consejos todos los días. Pero la pregunta interesante aquí es:

– ¿Estás aplicando esa información de forma práctica y regular en tu vida?

En mi caso, he de confesarte que después de darle unas cuantas vueltas, acabe por descubrir que… ¡No del todo!

De hecho, lo que estaba haciendo era tratar de hacer lo mínimo posible para poder decirme a mi misma que ya lo estaba haciendo bien, y que el problema debía de ser otro.

No sé si será tu caso, pero normalmente lo que hacemos es como una especie de lista de verificación.

Tipo:

  • Ok, ¿duermo al menos entre 6-7 horas al día? Si, mas o menos si. Bien, check!
  • Y ¿hago ejercicio regularmente? Bueno, antes hacía más, pero igualmente ahora paseo con Tris todos los días. Ok, check!
  • ¿Cuido mi alimentación lo suficiente? Bueno, si, a ver, no compro snack ni me pego atracones. Ok, check!

Al final, si de verdad somos sinceros con nosotros mismos, es probable que lleguemos a la conclusión de que, en realidad buscamos una solución milagrosa, tipo píldora mágica, justamente para no tener que esforzarte en hacer mejor y más adecuadamente eso que es básico y que ya sabes de sobra.

Así fue cómo, con este cachetazo de sinceridad que te hace aterrizar de nuevo, me propuse revisar lo básico de lo básico para ocuparme de ello, mejor esta vez, y ahí me di cuenta de que ese había sido el problema todo el tiempo.

Por eso en este video, quiero repasar contigo algunas cosas que he implementado en mi vida que realmente me ha dado mucha más energía a lo largo del día de manera constante. Y que espero funcionen también para ti.

1. DORMIR MÁS Y MEJOR

Todos queremos sentirnos mejor, con más energía, con un mejor estado de ánimo o simplemente sentirnos mas saludables. Y las rutinas que sostenemos a diario tienen un impacto enorme en nuestra calidad de vida a futuro. Por tanto, la clave está en revisar muy bien cuáles son esas rutinas que llevas a cabo cada día de cada semana, porque una vez haces el esfuerzo de modificarlas de forma positiva para mejorar tus niveles de energía, ya lo tendrás implementado para siempre y podrás disfrutar después de todos sus beneficios sin casi ningún esfuerzo porque pasará a formar parte de tus nuevos hábitos automáticos.

Así que, vamos a empezar por revisar tu higiene del sueño.

Es obvio, y esto ya lo sabes, que para mejorar tus niveles de energía necesitas dormir las horas suficientes. Y también sabes que para que esto funcione, ese descanso debe además ser de calidad. Pues de nada sirve que logres dormir 8 horas al día, si lo haces con insomnio intermitente y levantándote con la sensación de no haber descansado bien.

Para ello, vamos a enfocarnos en 3 cosas:

La primera es implementar hábitos que te den la oportunidad de dormir más horas.

Ya habrás escuchado una y otra vez que necesitas entre 7-8 horas de sueño por la noche, pero, lo cierto es que para poder dormir tanto tiempo a diario, probablemente necesites estar en cama por más tiempo.

Y normalmente lo que hacemos es esto. Ok, necesito unas dormir 7 horas y media. Entonces, si me levanto a las 07h, basta con que me acueste a las 23:30h. ¡ERROR!

Porque la realidad es que uno no se duerme en cuanto pone un pie en la cama. Entonces, en ese cálculo vas a tener que añadir otras variables. Como por ejemplo, cuanto tiempo tardas de media en dormirte una vez te metes en cama.

En mi caso por ejemplo, depende mucho de lo que haya hecho anteriormente. Pero lo normal es que me lleve unos 15 minutos quedarme dormida, siempre y cuando, una vez me haya acostado, haya podido relajarme en cama otros 15 o 30 minutos.

Así que necesito acostarme media hora o 45 minutos antes, de la hora que planeo quedarme dormida. Solamente de esta forma puedo asegurarme de que, en realidad, duermo lo que necesito todas las noches.

Y recalco lo de TODAS las noches, porque los beneficios de dormir bien y suficiente se dan cuando lo haces de forma acumulativa. No basta con hacerlo bien de vez en cuando. Si de verdad quieres recuperar unos buenos niveles de energía, debes convertir esto en un hábito.

Por otro lado, aquí también va a cobrar mucha importancia qué haces al acostarte para relajarte y lograr conciliar el sueño. Porque hoy en día, muchos de nosotros, y yo me incluyo, hemos tomado el mal hábito de utilizar el móvil en la cama antes de dormir.

Y lo que yo he podido comprobar son dos cosas:

  • La primera es que, normalmente usamos el móvil para consumir contenido. Las redes sociales son geniales, y se pueden aprender muchas cosas ahí, pero también son muy adictivas. De hecho, están pensadas para serlo, así que lo son. Ya está no hay más vueltas que darle. Esto significa que aunque tú sepas que a las 23:00 por ejemplo, tienes que apagar la luz para dormirte a tu hora. Seguramente, como me pasa a mi, te dices, bueno, venga uno más y me duermo. Y luego, bueno uno más y me duermo, y …. cuando te quieres dar cuenta te has quedado atrapado por tu pantalla, son las 00h de la noche y otro día más, no has logrado dormirte a tu hora.
  • Lo segundo que a mi me pasa, es que no me ayuda a relajarme del todo. Es decir, después de pasar un buen rato viendo videos en redes sociales, me activo. Porque empiezo a pensar en alguna cosa que necesito, o que me quiero comprar, o que me indigna y le doy vueltas, etc.

Así que, lo que he hecho es optar por realizar una actividad relajante que me haga tener sueño., que en mi caso es leer. No sé qué pasa, que cuando me pongo a leer por la noche, no importa cuanto estrés tenga o cuan activa me sienta, acabo por relajarme y mis ojos empiezan a cerrarse, y ahí es cuando digo, listo, ¡a dormir!

Bien, lo segundo es tomar acciones que te ayuden a que esas horas que te has propuesto dormir, sean de calidad.

Y para ello, vamos a prestar atención a 2 cosas: el café y las condiciones de tu habitación.

Vamos con la cafeína. Probablemente pienses que sabes mucho sobre la cafeína. Seguramente hayas escuchado que la cafeína dura entre 5 y 7 horas en el organismo. Y por eso, ya sabes que no debes abusar del café por las tardes o es posible que no logres conciliar el sueño después.

Pero lo curioso de la cafeína es que lo que dura 5-7 horas es la “vida media” de la cafeína. Esto significa que al cabo de 5-7 horas, aún tienes la mitad de la cafeína que has ingerido en tu cuerpo. Esto quiere decir que necesitarás otras 5-7 horas para deshacerte de la otra mitad.

Entonces, hagamos cuentas, si te tomas una taza de café a las 16h, pareciera que no hay problema ninguno. Pero ahora vamos a pensarlo de nuevo, si te tomas un café a las 16h.

para las 23h, hay una buena posibilidad de que el 50% de esa cafeína todavía está en su sistema.

Eso significa que a las 5:00 am es bastante probable que una cuarta parte de la taza de café original de las 16h todavía esté en su sistema.

Y como ya sabes, es a esas horas avanzadas de la noche cuando se supone que debes tener el sueño más reparador y PROFUNDO. Ese sueño que te ayuda a formar recuerdos, procesar la información del día, formar conexiones e ideas nuevas, para que puedas ser más creativo.

Estamos hablando de ese tipo de sueño que se supone que repara tus tejidos musculares, en el que se depura tu organismo y que te va a permitir que no te sientas cansado por la mañana.

Así pues, mientras duermes ocurren un sin fin de proceso importantes que no quieres que se vean afectados o inhibidos por esa cafeína que todavía está en tu organismo. De ahí que lo más simple que puedes hacer es tener cuidado de no beber cafeína después de la hora de comer.

Y si eres un adicto al a cafeína como yo, seguramente estés acostumbrado a tomar tu café del desayuno, tu café de media mañana para ayudarte a estar a tope para trabajar, y por supuesto tu café de después de comer para sobrellevar mejor ese adormilamiento que sufrimos muchos con la digestión.

De lo que se trata es de romper ese círculo, y de no depender tanto de la cafeína para sentirte energético. En lugar de ello, cuida tu higiene del sueño, tu actividad física como veremos y tu dieta.

 

Bien, y por último, otra muy buena manera de garantizarte un descanso de mayor calidad es:

Mejorando las condiciones de tu habitación.

Habrán cosas que te serán posibles y otras que no, pero lo importante es poner todo lo que puedas de tu parte.

Una muy buena manera de hacerlo es chequear cosas como la temperatura, mejor que sea entre 15 y 20 grados.

Trata también de que la habitación esté lo más oscura posible, durante todas las horas de tu descanso. Esto te permitirá conciliar mejor el sueño por la noche, y por la mañana, seguir durmiendo de forma profunda hasta que suene tu despertador.

Otra cosa que yo hice hace apenas unos días fue cambiar mi almohada, llevaba muchos años con la misma y con tantos lavados y uso, se había quedado muy finita y sin forma. Lo que hacía que me despertara por las noches con dolor de cuello.

A lo mejor, también te despiertas por las noches porque vives en un lugar o vecindario ruidoso. Yo hace años que duermo con tapones porque soy muy sensible a los ruidos por las noches. O a lo mejor eres una persona a la que se le tapona la nariz por la noche y resulta que no descansas bien porque se te seca la boca por las noches, etc. Bueno pues ahí de nuevo, puedes buscar soluciones, como comprar unas tiras para respirar mejor por la nariz, etc.

Lo importante es que revises bien, todo aquello que te resta comodidad por las noches y que actúes sobre ello lo antes posible. A veces es tan sencillo como comprar unos tapones para los oídos, así que no hay excusa.

2. TU ACTIVIDAD FÍSICA

Bien, pues hablemos ahora del ejercicio. Una de las maneras más efectivas de conseguir tener mayores niveles de energía, es moviendo tu cuerpo para ponerte en una mayor forma física.

Y es que, aunque resulte extraño, resulta que cuanta más energía gastas, más energía logras tener después para gastar.

Suena contradictorio, porque cuando tienes días muy demandantes, en los que no paras y te mueves mucho. Acabas el día sintiéndote agotado. Entonces, ¿cómo es que haciendo más ejercicio, vas a tener más energía?

Bueno, la cuestión es que esta premisa solo tiene sentido si la experimentas a largo plazo.

Es decir, si un día te mueves mucho, obvio ese día estarás cansado. Y al día siguiente también.

Pero. Si todos los días, haces ejercicio físico de forma adecuada, llegará un punto en que tu cuerpo, acabará por estar en mayor forma física, y tendrás mucho más aguante y energía que antes.

Y quizás estés pensando. Bueno, pero es que yo ya voy 2-3 veces a la semana al gym. Ok, esto está muy bien y si ya lo tienes como hábito, mantenlo. Pero ahora, piénsalo bien. El resto del tiempo que no vas al gym, ¿qué haces?

En mi caso por ejemplo, dado que mi trabajo es en un 90%, trabajo de ordenador, me paso el día sentada. Cuando voy a comer, me siento también, obviamente. Y cuando quiero descansar viendo la tele, me siento también. Si quiero leer, me siento también, etc, etc, etc.

Y esto nos pasa a muchos. Entonces, si este es tu caso. O si eres una persona a la que el gym no le gusta nada y no está haciendo nada de actividad física, esto es lo que puedes hacer.

 

– Micro Sesiones de Ejercicio Físico.

En lugar de hacer ejercicio solo 2 veces por semana de forma intensa. Trata de hacer ejercicio todos los días, varias veces al día, para contrarrestar tus largas sesiones de trabajo u ocio sedentario.

Y hay mil formas de hacerlo, solo debes encontrar la que mejor funcione para ti. Aquí van alguna ideas:

  • Cada 1h30 o 2 horas de trabajo sentado, levántate y da un paseo a paso rápido de unos 10 minutos, por ejemplo. O si no puedes, pues cada 3 – 4 horas de trabajo, pasea 20 minutos. O si estás en casa y lo prefieres, haz mini sesiones de entrenamiento: flexiones, sentadillas, cardio, lo que sea. Lo importante es que varias veces al día, todos los días incluyas actividad física en sesiones cortas, para que no estar horas y horas sentado ya que eso te lleva a sentirte perezoso, tener malas posturas, contracturarte, etc.
  • Otra cosa que puedes hacer es, lo que yo ya me encargué de solucionar. Tratar de no trabajar todo el tiempo sentado. Para eso, en mi caso, por ejemplo, he encargado una mesa elevable, que cuando me llegue me va a permitir estar de pie mientras trabajo. Psst! cuando llegue la probaré y te contaré cómo me ha ido y si merece la pena invertir en una.

– Otra cosa que puedes hacer, es tratar de hacer la mayor parte de tus recados a pie. O tomarte tus cafés de media mañana paseando. O ver la tele mientras haces bici estática, seguro encuentras una buena manera de estar más activo y menos sedentario durante el día.

3. TU DIETA

Y ahora ya, de forma breve, vamos a revisar el tema de la alimentación. Aunque, ya te adelanto que no voy a hablar de ninguna dieta en especial, porque aunque soy licenciada en tecnología de alimentos y por tanto, tengo conocimientos en dietética y nutrición, siento que es algo que cada uno debe encargarse de revisar para su caso concreto.

Lo que si te puedo decir, y que seguramente ya habrás escuchado por ahí. Es que lo mejor que puedes hacer para mejorar realmente tu alimentación es lo que todos ya sabemos:

Muchos de los alimentos que tenemos disponibles en los supermercados, son alimentos de “alto índice glucémico”. Es decir, que son alimentos que al poco de consumirlos vas a aumentar muy rápidamente nuestra cantidad de insulina en sangre, para que el cuerpo pueda hacer frente a ese chute de azúcar que llegará a nuestra sangre con la digestión.

El problema de esos chutes de insulina es que, nos llevan a bajones drásticos de azúcar en sangre. Lo cual hace que al poco de comer, nos sintamos flojos y sin energía.

Entonces, lo razonable, y lo que todos ya sabemos es que debemos:

Consumir alimentos preferiblemente de bajo índice glucémico.

Esto significa olvidarnos de la mayoría de los alimentos repletos de azúcares sencilos, como los cereales del desayuno típicos, las bebidas energéticas, los dulces, la bollería industrial, y otros alimentos que aunque no sean procesados, si tienen mucha cantidad de azúcares sencillos. Y si no los eliminas de tu dieta, al menos que sean una minoría en cuanto a tu consumo diario.

Esto supone un gran esfuerzo al principio. Porque justamente los alimentos que más azúcares sencillos tienen, son aquellos a los que recurrimos cuando estamos cansados y no nos apetece cocinar, o cuando tenemos un antojo, o cuando nos pasó algo malo y queremos sentirnos mejor.

Así que, lo que te toca hacer es planificarte muy bien.

A mi algo que me ha ayudado bastante es, por un lado dejar de comprar ese tipo de alimentos altos en azúcares para no tenerlos a la vista en casa. Y por otro lado, saber qué voy a cocinar en la semana, para asegurarme de comprar todo lo que necesito cuando hago la compra y tener todo lo que necesito cuando tengas que ponerme a cocinar.

Porque tomamos malas decisiones cuando no nos planificamos y estamos sin tiempo, o sin ganas. Así que la planificación es la mejor manera de ponerlo todo de tu parte para mejorar tu dieta.

 

CONCLUSIÓN

Es la combinación de estas tres cosas, especialmente dormir y hacer ejercicio, junto con una mayor atención a tu dieta lo que te hará aumentar poco a poco tus niveles de energía y motivación diarias. Tendrás energía para trabajar, te sentirás menos perezoso, y tus quehaceres te constarán menos esfuerzo.

Recuerda que es importante, que te pongas a revisar lo más básico, en lugar de seguir buscando soluciones rebuscadas. Al fin y al cabo, estas pequeñas cosas del día a día, son las que acaban por convertirte en alguien alegre, con energía para abordar sus tareas cotidianas y lograr hacer las cosas sin sentirte constantemente como si alguien estuviera tirando de ti para que no avances.

Muchas gracias por acompañarme hoy, como siempre, si te gustó este video, asegúrate de hacer click en el Me gusta, para que el algoritmo pueda hacer su magia. Y a que YouTube está recomendando mis videos dependiendo de cuántos me gusta y comentarios recibo, así que si quieres apoyar a mi canal, asegúrate de darle al Me Gusta para que pueda seguir creando más videos como este.

Si es la primera vez que te pasas por aquí, recuerda suscribirte si aún no lo has hecho, porque para la próxima semana te traigo más consejos sobre desarrollo personal, coaching, productividad y repaso de estas cosas básicas que al final son las que te cambian la vida.

Nos vemos en el próximo video, ¡bye bye!

Sandra.

 

 

Soy Sandra González y quiero ayudarte a dejar atrás las dudas, la indecisión y el estancamiento en el que te encuentras.

Estás a un paso de empezar a construir tu futuro profesional y dedicarte a lo que te hace feliz de verdad. Aclárate y pon en marcha hacia tu reinvención.

Tu nueva vida está más cerca que nunca. ¿Empezamos? >>

 


 

Deja un comentario

*campos obligatorios Please validate the required fields

*

*