fbpx

Cómo tener CONFIANZA EN UNO MISMO | 7 Claves para Aumentar tu AutoConfianza

Como tener confianza en uno mismo

Descubre Cómo Tener CONFIANZA en uno mismo, con este video en el que te explico QUÉ ES LA AUTOCONFIANZA, y la Regla de Oro para Ser más Seguro de Ti Mismo…👇👇👇

 
 
 
 
 
 

Cómo tener CONFIANZA EN UNO MISMO

¿Te falta autoconfianza? ¿No sentirte seguro de ti mismo te hace perderte oportunidades una y otra vez?

La falta de confianza es terrible porque te paraliza. Provoca que ni siquiera intentes luchar por aquello que deseas, y termina encerrándote en una minúscula zona de confort.

Pero no te preocupes por que hoy vamos a ponerle remedio. Hoy voy a darte claves prácticas que funcionan, para que puedas empezar de una vez por todas a desarrollar tu seguridad en ti mismo y así tomar mejores decisiones y alcanzar tus objetivos.

¡Vamos a por ello! 👀   

👇🏻👇🏻👇🏻

 

«Cómo tener CONFIANZA EN UNO MISMO«

Cómo tener CONFIANZA EN UNO MISMO 🌟😃🌟

 

Llévate cada día nuevos consejos y aprendizajes que te ayudarán a salir del estancamiento y desarrollar todo tu potencial, con mi programa MAÑANAS CONSCIENTES👇👇👇

🔥 Para más info y disfrutar de 1 semana de Programa GRATIS, pulsa aquí >>

 

Transcripción del Video: «Cómo tener CONFIANZA EN UNO MISMO«

 

La autoconfianza tiene que ver con la seguridad que posee una persona en sus propias habilidades y capacidades. Es decir, una persona que se siente segura de sí misma, es una persona que cree que, pase lo que pase, podrá enfrentar con éxito los desafíos y las demandas de su día a día.

Así pues, tener seguridad en ti mismo, te hace estar más dispuesto a pasar por situaciones que podrían hacerte sentir alguna inseguridad o miedo, y aun así saber que podrás con ello.

Al final, la confianza no tiene nada que ver con no sentir miedo, o con no frustrarse ante el fracaso, por ejemplo. La seguridad en ti mismo radica en la certeza de que cualquiera que sea el resultado, podrás afrontarlo, que no te derrumbarás, aunque las cosas no te salgan tal y como hubieses querido.

Puede ser que en el camino sientas pena, frustración o miedo, sí, pero sabes que forma parte de la vida y que no vas a abandonar lo que estés haciendo, por ello.

Bien, pues tomar conciencia de esto, es lo que te permitirá afrontar casi todo lo que te propongas en la vida.

Desarrollar tu seguridad en ti mismo, no sólo te ayuda a creer más en ti, a confiar más en tus habilidades, sino que también te ayuda a seguir creciendo a través de tus experiencias vitales.

Además, sobra decir que aprender a confiar en ti mismo es fundamental para que fomentes en ti una buena valoración personal. Lo que se traducirá en una mejor y mayor autoestima con el tiempo.

Y Ojo aquí, porque es fácil confundirse. La autoconfianza no es lo mismo que la autoestima. La autoestima tiene que ver con la percepción que tienes, de tu propio valor como individuo. Mientras que la autoconfianza, repito, tiene más que ver con la capacidad y habilidad de lograr algún objetivo.

Por eso, la autoconfianza es una virtud que debes desarrollar, para lograr tener mejores relaciones interpersonales, lograr tus objetivos y estar bien contigo mismo. Y es que, cuanto mejor te sientas con tus capacidades y habilidades, más motivado estarás para tomar decisiones y tener la vida que quieres.

 

1. ¿Por qué cuesta tanto lograr seguridad en ti mismo?

La razón más habitual es que tenemos la mala costumbre de infravalorar lo que podemos lograr, y esto hace que no nos atrevamos a llevar a cabo nuestros sueños e ilusiones.

Si algo te da miedo o inseguridad porque nunca has pasado por eso antes, lo más probable es que simplemente no te enfrentes a ello.

Y es que tenemos la mala costumbre de bloquearnos ante los retos y asentarnos en la comodidad. Esto hace que limitemos a casi cero el número de experiencias nuevas que tenemos, y así limitamos también la posibilidad de desarrollar nuestras habilidades, y con ello, nuestra seguridad en nosotros mismos.

Y para ilustrar esto voy a contarte la historia de Nelson Mandela, que como sabes pasó 27 años en la cárcel. Como preso político negro, recibió el trato más denigrante posible. Se pasaba el día rompiendo piedras a pleno sol, sin apenas comida y recibiendo palizas constantes.

Sin embargo, Mandela no se derrumbó. Cada mañana bajaba al patio y se paseaba luciendo sus heridas, contagiando valor y esperanza a los reclusos, convirtiéndose así en su inspiración.

Y aquí la pregunta más importante que debes hacerte es la siguiente: ¿Cómo es posible que se sintiera tan confiado en unas condiciones capaces de hacer pedazos a cualquier persona?

La respuesta es que NO se sentía confiado. Tal y como confesó posteriormente estaba ocultando sus miedos. Vivía con miedo, y desde luego jamás se sintió́ seguro de sí mismo en aquella dura etapa.

Pero Mandela tenía clara una cosa: si se quedaba esperando en su celda hasta reunir la confianza suficiente, nunca hubiera bajado al patio a inspirar a los demás presos.

Y esta es una de las principales razones por las cuales no estás pudiendo desarrollar tu propia seguridad en ti mismo.

Seguramente, lo que te está bloqueando es que crees que debes sentirte preparado y confiado ANTES de enfrentarte a cualquier reto. Por eso, quiero que a partir de ahora recuerdes que Mandela no esperó a sentirse confiado: actuó pese a no estar seguro, y por eso consiguió finalmente tener una vida tan significativa e inspiradora para millones de personas.

Así pues, y como conclusión, decirte que el verdadero problema No es que no te sientas confiado antes de hacer algo; el problema es que crees que debes sentirte confiado para hacerlo.

Entonces, lo que debes entender es que no necesitas sentir ni esperar nada para enfrentarte a tus inseguridades o desafíos. Tú puedes actuar independientemente de cómo te sientas de inseguro, miedoso o fracasado.

Pues lo que sientes en tu interior es independiente de lo que haces en el exterior, en el sentido de que el miedo o la inseguridad NO son bolas de metal que te encadenan al suelo y te impiden moverte. Sólo son sensaciones. Nada más. No son algo físico que te impida pasar a la acción.

Recuerda siempre, que tienes el poder de actuar, a pesar de tus emociones, como hizo Mandela.

 

2. La Regla de Oro para desarrollar tu autoconfianza

Así que la regla de oro de la autoconfianza es que no debes esperar a sentirte confiado.

No esperes a sentirte preparado antes de empezar tu propio negocio o tener esa importante conversación con tu pareja que postergas desde hace meses, porque te quedarás esperando toda la vida. Actúa sin confianza, y la confianza vendrá después.

Y si lo piensas, no te estoy proponiendo hacer nada que no hayas hecho antes. Si aprendiste a conducir, imagino que al principio tendrías miedo de chocarte, o de no saber cómo hacerlo, o de no saber si podrías lograrlo.

Pero no esperaste a vencer ese miedo y sentirte totalmente seguro antes de apuntarte a la autoescuela y empezar tus primeras prácticas, ¿verdad? Simplemente lo hiciste y poco a poco fuiste sintiéndote más confiado.

Así pues, recuerda esto, porque es lo más importante de todo. La confianza no es una virtud pasiva que surge de la nada, no puedes esperar que te llegue por asistir a una conferencia o curso sobre autoconfianza.

No puedes quedarte pensando, todo irá bien, confío en que algún día me sentiré mejor y entonces podré hacerlo. La confianza ni se obtiene ni se ejerce de forma pasiva. Sino que se construye y se ejercita diariamente.

Esto significa que la próxima vez que te digas a ti mismo: “- No puedo hacerlo, me falta confianza” o “- Me falta autoestima”. Recuerda que lo paradójico es que justamente atravesar esas experiencias que estás evitando es lo que podría ayudarte a ganar más autoconfianza y más autoestima.

La seguridad en uno mismo se construye atravesando experiencias inciertas, lo que a su vez nos animará a emprender otras nuevas. Es una retroalimentación.

Todo esto no significa que no puedas prepararte y trabajar para enfrentar tus desafíos con mayor aplomo, ¡ni mucho menos!

 

3. Cómo construir y cultivar tu autoconfianza en el día a día

Cualquier persona, por muy baja confianza que tenga en sí mismo puede empezar hoy mismo a desarrollar su autoconfianza.

Para ello es necesario estar dispuesto a implicarse en el autoconocimiento. Comenzar a dar valor a los propios gustos, expectativas, motivaciones, sueños e ilusiones.

Para construir tu autoconfianza has de saber que tan solo debes superarte a ti mismo.

Cada persona tiene un ritmo y unas motivaciones, por lo que debes centrarte específicamente en cómo puedes ir avanzando en relación a ti. A tu ritmo. E ir viendo lo que puedes ir construyendo dentro de tus posibilidades, y alcanzar ser la mejor persona que eres capaz de ser.

Esto como verás no tiene nada que ver con lo que hacen o dejan de hacer los demás… aquí la gran clave es que no te compares si no es para inspirarte solamente, y recuerdes que debes ir a tu ritmo y en tu propio camino.

Aquí te dejo 7 claves fáciles de recordar que puedes empezar a aplicar en tu día a día para así fomentar tu autoconfianza y de paso convertirte en tu mejor amigo:

 

  1. Deja de perseguir la confianza.

Es imposible sentirse siempre confiado. Abandona la idea utópica de alcanzar una confianza total en ti mismo, y en lugar de ello, asume que vivirás momentos difíciles como todo el mundo. Aceptarlo conseguirá que el sufrimiento te de menos miedo y te sentirás más abierto a emprender nuevos desafíos y experiencias.

 

  1. Empieza por poco.

Toma alguna pequeña decisión que no suponga un gran compromiso, pero que te acerque un poco más a algo que llevas tiempo queriendo hacer.

Por ejemplo, si lo que quieres es tener por fin esa conversación importante que tanto te asusta, puedes empezar por escribir un pequeño guion de cómo lo harías. ¡No hace falta que te lances todavía! Pero el simple hecho de tener bien estructurado y armado lo que quieres decir aumentará tu confianza y hará que el reto de tener la conversación parezca más asequible.

 

  1. Encuentra los motivos para confiar en ti.

Mucha gente tiene la costumbre de menospreciar sus logros.

Si crees que es tu caso, debes ser más consciente de ellos y de las cualidades personales que los han hecho posibles. Eso te ayudará a confiar más en tus propias capacidades.

Para ello, haz un listado de 3 grandes logros que hayas conseguido en tu vida, ya sean en el ámbito laboral, académico o personal, e identifica las cualidades o capacidades que necesitaste para lograr cada uno de ellos. Y recuerda que esas habilidades son tuyas, ya las tienes y son las que te servirán para enfrentar cualquier desafío.

Un pájaro posado en un árbol nunca tiene miedo de que la rama se rompa, porque su confianza no está en la rama sino en sus propias alas.

 

  1. Márcate objetivos, no obligaciones.

Los objetivos tienen un lado muy oscuro. Si no los alcanzas pueden hacer mella en tu autoestima y también en tu seguridad en ti mismo. Por eso es mejor que utilices tus objetivos como una guía para saber hacia dónde dirigirte, y no como escala para medir tu valor personal.

Lo importante en la consecución de objetivos es saber que, le has echado narices, lo has intentado y no te has quedado agazapado en tu zona de confort. El resultado obtenido, en caso de que sea un fracaso, ni es permanente ni es una sentencia. Es algo que puedes cambiar las veces que quieras, bien re-definiendo tu objetivo, bien intentándolo una y otra vez de distintas maneras hasta lograrlo.

Así pues, que no sean tus objetivos, sino tus valores y actitud ante los desafíos los que califiquen tu proceso como éxito o fracaso. Lo importante es haberlo intentado.

 

  1. Cultiva la Auto-Compasión.

Y esto me lleva a la 5ª clave, sé tu mejor amigo y ten compasión.

¿Qué te dices a ti mismo cuando fracasas?

Probablemente eres duro contigo mismo, ¿verdad? Estoy seguro de que a veces se han cruzado en tu mente mensajes como «¡Eres un fracasado!» o «¡No sirves para nada!»

Pero ¿qué les dices a tus amigos cuando ellos fracasan?

¿Les dices que no sirven para nada? ¿O les intentas consolar y animar para que no se depriman?

La autocompasión no significa sentir pena por ti, sino tratarte como tratarías a un amigo cuando fracasa o le ocurre algo malo. Significa apoyarte y perdonarte en lugar de criticarte. Significa reconfortarte para volver a intentarlo en lugar de castigarte cuando cometes un error.

 

  1. Toma más decisiones.

De la misma forma que empezar a actuar es el origen de la confianza, tomar decisiones también es un gran refuerzo. Si tomas decisiones habitualmente, te sentirás con mayor control en tu vida.

Por eso, puedes empezar con pequeñas decisiones cotidianas, como por ejemplo:

– Elegir tú lo que haréis tu pareja y tú, el fin de semana.

--  O atreverte a ser tú quién proponga una cena en tu grupo de amigos.

Poco a poco te sentirás capaz de tomar decisiones más difíciles pero importantes para ti, como por ejemplo dar opinión o punto de vista en una reunión de trabajo.

 

  1. Apúntate a Mañanas Conscientes

Si todo lo anterior no acaba de funcionar para ti porque en estos momentos sientes que necesitas inspiración y motivación a diario.

O si ya estás empezando a tomar decisiones y a salir de tu zona de confort, pero sientes algo de soledad y te gustaría hacer este camino en compañía de más personas que como tú, están tratando de fomentar su propio crecimiento interior.

Y si tienes ganas de poner a un Coach en tu vida que te recuerde cada día que tienes la opción de vivir con una perspectiva nueva que te lleve a convertirte en el protagonista de tu vida.

Entonces estoy convencida de que amarás despertarte cada mañana con un nuevo audio sobre propósito, desarrollo personal, relaciones interpersonales, hábitos saludables y mucho más.

Pulsa en este enlace para obtener más información y disfrutar de 1 semana entera de Mañanas Conscientes ¡GRATIS!

Mañanas Conscientes

 

4. Conclusión:

El Desarrollo Personal te permite:

No nacemos con autoconfianza, pero debes saber que podemos adquirirla, que somos nosotros y nosotras quienes tenemos la responsabilidad de construirla.

Muchas veces no lo hacemos porque no sabemos por dónde empezar, de ahí que te recomiendo que te tomes muy en serio las claves que te acabo de dar y te animes a experimentarlas en tu vida cotidiana.

 

No olvides suscribirte a mi canal de YouTube si todavía no lo has hecho, pues me quedan un montón de cosas más por contarte que son realmente muy importantes y que estoy segura te ayudarán y mucho a conseguir tus más altas metas.

Nos vemos en el siguiente video, ¡bye!

¡¡¡Te leo en comentarios!!! 🤗

Sandra.

 

 

Soy Sandra González y quiero ayudarte a dejar atrás las dudas, la indecisión y el estancamiento en el que te encuentras.

Estás a un paso de empezar a construir tu futuro profesional y dedicarte a lo que te hace feliz de verdad. Aclárate y pon en marcha hacia tu reinvención.

Tu nueva vida está más cerca que nunca. ¿Empezamos? >>


 

Deja un comentario

*campos obligatorios Please validate the required fields

*

*