fbpx

Cómo hacer un PROYECTO DE VIDA💡

como hacer un proyecto de vida

Cómo hacer un Proyecto de Vida. El AutoConocimiento es básico para poder hacerte un Plan de vida. Por eso en este video te explico cómo aclararte en 5 sencillos Pasos. 👇👇👇

 
 
 
 

Cómo hacer un PROYECTO DE VIDA💡

En este nuevo video te explico cómo crearte un Proyecto de Vida para ayudarte a aclarar el QuéCuándo, Cómo, y Para qué quieres vivir tu vida, así como también el Con quién quieres hacerlo.

Pon mucha atención y anota bien los 5 pasos que te desvelo en este video, sobre cómo clarificar y estructurar tu Plan de Vida.

¡Vamos a por ello! 👀   

👇🏻👇🏻👇🏻

«Cómo hacer un PROYECTO DE VIDA💡«

Cómo hacer un PROYECTO DE VIDA💡

Llévate cada día nuevos consejos y aprendizajes que te ayudarán a salir del estancamiento y desarrollar todo tu potencial, con mi programa MAÑANAS CONSCIENTES👇👇👇

🔥 Para más info y disfrutar de 1 semana de Programa GRATIS, pulsa aquí >>

 

Transcripción del Video: «Cómo hacer un PROYECTO DE VIDA💡»

 

¿Sientes que tu vida es una concatenación de decisiones improvisadas? ¿No tienes claro qué es lo quieres para tu vida y tu futuro?

¿Crees que estaría bien tener alguna guía para no acabar haciendo cualquier cosa que se te cruce en el camino en lugar de llevar adelante lo que te habías propuesto?

Soy Sandra González Experta en Coaching y ReInvención, y en el video de hoy voy a explicarte qué es un proyecto de vida, para qué sirve y cómo trazar el tuyo para que puedas dejar de una vez por todas, de actuar como una veleta sin rumbo, y conseguir así no solo sentirte más pleno, sino también definir y alcanzar tus metas.

 

Un proyecto de vida, también conocido como plan de vida, es un esquema o ruta vital que está totalmente alineado con el orden de prioridades, de valores y de expectativas de una persona.

Como dueño o dueña de tu destino y de tu propio bienestar, es importante que te tomes un tiempo, si no lo has hecho ya, para decidir cómo quieres vivir tu vida, qué quieres cambiar en la misma, y a dónde quieres llegar en el futuro.

Un proyecto de vida, te sirve para poder darle una orientación y un sentido a tu vida.

Y cuando digo “darle”, digo “darle”, es decir, debes “otorgarle” tú mismo, un sentido y una dirección a tu vida, si es que en estos momentos te sientes perdido, vacío, estás atravesando una crisis existencial o una crisis profesional, por ejemplo.

Deja de esperar que un gurú, el universo o Dios te den una dirección, y proponte hacerlo por ti mismo, porque esta vida es tuya, y tú eres el ÚNICO responsable de definir hacia dónde dirigirla. No sigas eludiendo tu responsabilidad si lo que quieres es volver a sentirte bien y empezar a vivir con propósito y plenitud tu propia vida.

Además, tomar la decisión de definir tu propio proyecto de vida te “obligará” a desarrollar más conocimiento sobre ti mismo, a profundizar en tus valores, a clarificar qué es realmente importante para ti en la vida, y por tanto, te ayudará a seguir creciendo y a seguir auto-conociéndote de forma mucho más profunda.

Este plan o proyecto de vida puede incluir metas tanto personales, como profesionales, económicas y/o espirituales.

Y lo genial es que puede ayudarte a aclarar el Qué, Cuándo, Cómo, y Para qué quieres vivir tu vida, así como también el Con quién quieres hacerlo.

 

1. El problema de no tener un proyecto de vida

El problema de no tener un proyecto de vida claro, es que te pasas los días, meses y años en constante improvisación porque no tienes algo con qué guiarte, no tienes por tanto tus ideas claras y al final optas por hacer cualquier cosa que se te cruce en el camino, en vez de seguir adelante con lo que te gustaría realmente conseguir a largo plazo.

Esto puede derivar en lo que se conoce como la Crisis de la Mediana Edad, o la crisis de los 40 o 50, donde una persona de edad ya madura siente que está perdida y toma decisiones a veces poco atinadas, en un desesperado intento por cambiar su vida y empezar desde cero.

En la actualidad existe también otra crisis similar, de mucha incertidumbre y que afecta a gente joven (de entre 20 y 30 y tantos años) que empieza a darse cuenta de que no tienen ni la más remota idea de cuál es su verdadero propósito de vida y, tienen mucho miedo de llegar a una edad más madura habiendo tirado por la borda sus años de juventud viviendo una vida sin sentido y sin significado (esto fue lo que me pasó a mi con 29 años, allá por el 2010).

Yo me estoy encontrando en mis sesiones con muchos Millennials cuyo mayor temor es ceder ante el conformismo y vivir una vida que no les satisface. El problema con el que se encuentran es que no saben hacia dónde dirigir sus vidas.

Así pues, sea cual sea tu caso, no importa si perteneces a la Generación X y tienes ya más de 40, o si eres Millennial y todavía estás empezando a vivir tu vida adulta. Lo único que importa es que tienes la opción de, hoy mismo, CREAR TU PROYECTO DE VIDA.

Lo mejor de un plan de vida, es que éste crece y cambia contigo. Así pues, no pasa nada si hoy en día sientes que no sabes qué es lo que realmente quieres, porque a medida que avances en tu camino esto se irá aclarando a través de tus experiencias y tu propia evolución personal.

Así que, aunque en un principio puedas sentirte un poco abrumado o abrumada por plasmar en un papel todos tus sueños y esperanzas, y si además no te sientes seguro de ser capaz de conseguirlos, tranquilo, tranquila, simplemente enfócate en mantener una actitud positiva y tu mente abierta.

 

Veamos ahora qué pasos debes seguir para empezar a clarificar y simplemente perfilar un primer borrador de tu Proyecto de Vida.

Recuerda sin presiones. Esto sólo es un borrador, y un ejercicio para ir aclarándote.

 

Paso nº 1: Analiza tu realidad y conócete.

Para poder aclarar qué quieres y definir qué esperas lograr en el futuro, es indispensable que primero te conozcas muy bien a ti mismo y analices tu realidad actual.

Puedes empezar por hacer ejercicios básicos de coaching y autoconocimiento como por ejemplo identificar en ti distintos aspectos como necesidades, valores, habilidades, debilidades y características únicas y diferenciales.

– Puedes, por ejemplo, tomar la Pirámide de Maslow y anotar en cada nivel cuáles son las necesidades vitales innegociables que te gustaría tener cubiertas en tu vida y en el futuro.

– También puedes tomar una Lista de Valores y hacer un ejercicio de identificación de cuáles son tus Valores Prioritarios, es decir, aquellos que son más importantes para ti en la vida.

– Otro gran ejercicio que puedes hacer es el de identificar cuáles son tus mayores habilidades y capacidades, haciendo por ejemplo, un test de fortalezas, un test de personalidad, etc.

De lo que se trata es de que, si no lo has hecho aún, empieces a profundizar en lo más básico de tu propio auto-conocimiento. Y de ahí, puedas empezar a tener cada vez más claro quién eres y qué es lo realmente importante para ti.

Si estás realmente muy perdido en esta cuestión, recuerda que puedes reservar una Sesión Claridad conmigo para ayudarte de primera mano a conocerte mejor y trazar tu Proyecto de Vida. Encontrarás más información sobre estas sesiones y cómo reservarla en la descripción de este video.

 

PASO Nº2. Haz una Visualización a Futuro

Imagina que ya has llegado al ocaso de tu vida, que eres una persona con una edad ya muy avanzada y que un joven reportero quiere entrevistarte para conocer mejor tu historia de éxito.

Para poder hacer la entrevista tendrás que narrar todo aquello que conseguiste finalmente en tu vida.

  • Cómo se ha desarrollado.
  • Cuáles han sido tus mayores logros.
  • Qué es aquello que nunca imaginaste que acabarías haciendo, pero que finalmente hiciste, etc.

En este punto, la mayoría de la gente comete el error de hacer este ejercicio con pereza. Sin apenas poner detalles. Respondiendo con una vaga y escueta frase tipo: conseguí ser feliz o logré hacer lo que quería. No seas uno de ellos.

Ponle ganas. Sé que no es fácil porque yo también me vi en esa situación en su día. Pero debes hacerlo si lo que quieres es empezar a trazar tu plan de vida. Así que, para ayudarte, elige bien el momento.

Haz este ejercicio en el momento del día y de la semana en que tengas la cabeza más despejada.

  1. Asegúrate de que nadie te interrumpa durante al menos 30 minutos o una hora.
  2. Haz un pequeño ritual de buena onda, como encender una vela aromática que te encante,
  3. o prepárate tu bebida favorita´
  4. o acomodar un lugar bonito con una libreta bonita y lápices de colores para escribir,
  5. lo que sea que te ponga en el estado de ánimo positivo que necesitas para hacer este ejercicio.

De hecho, lo que te recomiendo es que antes de escribir te tomes algunos momentos esa semana para imaginarte tu vida, tu futuro, qué te gustaría, qué te haría feliz. Puedes empezar por lo que no te haría feliz si así te es más fácil. El caso es que cuando llegue el día de escribir, ya has ensayado y nutrido tu visión con las primeras ideas.

Y para ayudarte a completar este ejercicio te propongo 3 preguntas. Recuerda que debes responderlas como si fueras una persona octogenaria que responde a las preguntas que un reportero le hace sobre su vida:

  • ¿Qué es lo que más te ha llenado de tu trabajo?
  • ¿Qué es lo que más te ha llenado de tu vida personal y/o familiar?
  • ¿De qué te sientes más orgulloso en tu vida?

Y sobre estas preguntas, trata de ir definiendo cómo ha sido tu vida. Cómo era tu trabajo. Cómo era tu vida personal. Cuáles han sido tus mayores logros. Qué fue lo más importante en tu vida, etc.

 

Paso nº3. Ahora define tu primer borrador de objetivos

Sé que probablemente, aún tienes muchas dudas, o quizás no.

En cualquier caso, no te saltes este paso. Sigue ahondando y sobre todo, sigue definiendo. Vamos poco a poco, capa a capa. Así es como uno se aclara. Perseverando e insistiendo, ¿ok?

Bien, entonces, ahora que ya has visualizado posibles escenarios de vida, trata de dar un paso más concreto.

Escribe en una libreta algunos de los objetivos que ya tengas más o menos claros para tu futuro. Sé que aún no te sientes seguro de si será o no tu verdadero objetivo. No importa. Hay que empezar por alguno, que sea este. Vamos a tomarlo como si ya tuvieras la certeza de que es ese objetivo y vamos a empezar a trazar un plan para ir a por el mismo.

¿Por qué no esperar a tenerlo clarísimo? ¿a tener la certeza? Porque las certezas solo llegan cuando te pones a jugar el partido, no mientras especulas. Así que llegó el momento de empezar a planear y moverse.

Y te garantizo que en el momento que empieces a “moverte” las certezas llegarán. Si resulta que este era el objetivo, genial sigue con el plan. Si resulta que no lo era ¡genial! ya tienes otra certeza. Bien, pues ahora toca revisar todo. Puedes empezar de nuevo estos pasos e ir a por otra certeza. Así es como uno se aclara. Y es maravilloso porque acabas por encontrarte a ti mismo en el camino.

 

PASO 4. Identifica qué pasos y acciones dar.

¿Qué vas a necesitar hacer para alcanzar tus objetivos? Si por ejemplo, ¿llegas a la conclusión de que quieres emprender como profesional del desarrollo personal, qué acciones tendrás que tomar? ¿debes formarte? ¿debes ahorrar dinero? ¿debes comprar un ordenador? ¿debes organizar tu tiempo?

Y por otro lado, define también ¿qué deberás dejar de hacer? Por ejemplo, si tu plan de vida tiene que ver más bien con algo personal como, entre otras cosas, tener más salud y disfrutar más de tu familia. ¿qué debes dejar de hacer? ¿debes cambiar tus hábitos alimenticios, y tener una rutina de actividad física? ¿tienes que reservar tiempo en tu agenda para hacer actividades con los tuyos y por tanto dejar de lado ciertos compromisos?.

Ve anotando todo lo que se te ocurra en forma de Tormenta de ideas.

 

PASO 5. HAZTE UN PLAN

Ahora que ya tienes ideas más concretas de qué debes hacer y qué dejar de hacer, puedes formatearlas en un calendario o agenda para empezar ya a cambiar tu vida.

Esto te permitirá hacerte con una magnífica guía o manual de vida.

Recuerda que para que un plan sea útil y efectivo, debes revisarlo constantemente. Hacerte consciente de tus logros y por tanto de qué es lo que te funciona, pero también asumir tus batallas o tus fracasos, para rehacer tu plan teniéndolos en cuenta para la próxima vez.

Un plan de vida es algo vivo.

Lo ideal es revisarlo al principio cada semana o cada mes. Y con el tiempo cada 6 meses mínimo.

 

Y por último, como clave extra, decirte lo siguiente:

¡No te vuelva loco!

Aclarar y definir tu proyecto de vida no es fácil al principio, sobre todo si estás muy perdido, pero recuerda que no es algo imposible.

Acabarás por lograrlo, te lo aseguro.

Lo que necesitas es darte margen. Margen para aclararte. Margen para hacer pruebas. Margen para aprender a conocerte. Date margen y verás cómo las cosas se irán aclarando para ti.

El desarrollo personal y el autoconocimiento son un camino, no una meta. Así que si crees que te vendría bien algo de ayuda, apoyo e inspiración diaria. No olvides que puedes unirte a Mañanas Conscientes

Si te está costando empezar y terminar tus días con la mente despejada. Si constantemente te dejas llevar por tus pensamientos angustiosos o dramáticos. Si crees que te vendría bien alguna ayuda extra para:

  • aprender a desarrollar tu atención y tu conciencia
  • definir qué hacer con tu vida
  • saber cómo manejar tus relaciones personales
  • conocer cómo vivir con propósito
  • y seguir avanzando en tu proceso de desarrollo personal.

Y si además disfrutas viendo mis vídeos y mis explicaciones, es el momento de que des un paso más, y te unas a mi Programa de audios diarios: Mañanas Conscientes.

En el que cada audio se convertirá en tu momento diario para mirar hacia adentro, tomar conciencia y luego actuar para que puedas salir del estancamiento, crecer y desarrollar todo tu potencial.

En este programa mensual vamos a enfocarnos en 5 grandes temas cada semana:

  • Lunes: Propósito y Espiritualidad
  • Martes: Crecimiento Personal y Coaching
  • Miércoles: Hábitos para mejorar tu Vida
  • Jueves: Relaciones Interpersonales
  • Viernes: Trabajo y Prosperidad

La idea es que Mañanas Conscientes te brinde un manual de vida para que sepas cómo dar forma a tus ideas y llevar a la práctica del día a día, todo lo que sabes sobre crecimiento interior y desarrollo personal.

Si quieres saber más sobre Mañana Conscientes pulsa este link para más información sobre el programa y cómo apuntarte a la lista de espera.

Mañanas Conscientes

No olvides suscribirte a mi canal de YouTube si todavía no lo has hecho, pues me quedan un montón de cosas más por contarte que son realmente muy importantes y que estoy segura te ayudarán y mucho a conseguir tus más altas metas.

Nos vemos en el siguiente video, ¡bye!

¡¡¡Te leo en comentarios!!! 🤗

Sandra.

 

 

Soy Sandra González y quiero ayudarte a dejar atrás las dudas, la indecisión y el estancamiento en el que te encuentras.

Estás a un paso de empezar a construir tu futuro profesional y dedicarte a lo que te hace feliz de verdad. Aclárate y pon en marcha hacia tu reinvención.

Tu nueva vida está más cerca que nunca. ¿Empezamos? >>


 

Deja un comentario

*campos obligatorios Please validate the required fields

*

*