fbpx

Cómo Dar el PRIMER PASO para EMPRENDER 🧑🏻‍💻

Cómo Dar el PRIMER PASO para EMPRENDERDar el Primer Paso para Emprender y Tomar la decisión de ponerte en marcha es todo un reto. Por eso muchos, acaban por no intentarlo siquiera. Mira este video para saber cómo puedes dar el primer paso…

 

 

 

Hoy te traigo uno de los temas que más bloquea al 100% de mis clientes a la hora de lanzarse y emprender…

… ¡El Síndrome del No Experto!

 

Si no sabes de qué se trata, lo descubrirás en el video que te he preparado para hoy, pero seguro que algunas de estas afirmaciones te suenan:

me gustaría dedicarme a ayudar a otros, pero ¿qué puedo aportar yo si ya existen profesionales mucho más experimentados que yo en el mercado?

o esta otra:

me encantaría hablar de esto durante el resto de mi vida porque me apasiona, pero ¿con qué autoridad voy a hacerlo, si aún no he resuelto mis propios problemas?

 

Ni te imaginas cuántas personas me repiten sin cesar lo mismo, una y otra vez.

Y es una pena, porque hay muuuucho talento y mucha pasión desperdiciaos por ahí, precisamente porque las personas que lo portan no son capaces de:

  • auto-valorarse,
  • valorar sus conocimientos y capacidades,
  • saber hacia dónde dirigir y cómo encauzar todo este valor que podrían aportar a otros.

Si este también es tu caso, recuerda esto:

Nadie, ni los más expertos, nacen aprendidos.
Nadie, ni los más pros, tenían todo resuelto en sus vidas cuando empezaron.
Para convertirte en experto, lo único que debes hacer es empezar.
(by Sandra González)

 

Si tú también estás atascado, o sientes que no estás siendo capaz de iniciar tu proyecto profesional, en el video de hoy 👀   voy a contarte cuáles son las dos principales causas que te están frenando, y cómo lograr, por fin, dar el primer paso para emprender.

 

¡Nos vemos dentro!

👇🏻👇🏻👇🏻

«Cómo Dar el PRIMER PASO para EMPRENDER 🧑🏻‍💻  «

Cómo Dar el PRIMER PASO para EMPRENDER 🧑🏻‍💻

Sé idealista, sé inteligente.

Forma parte de la gente que toma decisiones, se prepara y actúa para dar el primer paso para emprender.

 

Comparte este vídeo con esa persona que sabes necesita escuchar lo que he dicho, y déjame tu comentario si estás pensando en dejar tu trabajo, me encantará leerlo y mandarte muchos ánimos!

¡Bye!

Sandra.

 


Empieza hoy a dar el primer paso para emprender

Ponte en marcha para dejar atrás tus miedos y superar por fin las barreras que te bloquean y te impiden reinventarte profesionalmente.

Accede gratis a mi Webinar: REINVENTA TU PROFESIÓN

Y descubre cómo arrancar tu negocio de desarrollo personal en solo 3 meses

Porque ya no tienes que andar buscando cómo empezar, qué tienes que hacer, ni bloquearte por la cantidad de cosas que necesitas…

… deja de pensar tanto y actúa, siguiendo los pasos de un PLAN DE MARKETING que funciona.

reinventa tu profesión

Pulsa aquí para acceder al webinar gratis >>

 


 
 

Transcripción del Video: Cómo Dar el PRIMER PASO para EMPRENDER 🧑🏻‍💻

 

Seguramente llevas ya un tiempo recopilando información sobre cómo emprender. Pero por más que ya sabes qué podría empezar a hacer, no logras dar el primer paso.

Es como si una fuerza oculta te impidiera ponerte en marcha ¿verdad?.

Bueno pues, no te preocupes, le pasa a todo el mundo al principio, a mi también me pasó en su día y hoy vamos a ponerle remedio.

Soy Sandra González, experta en Coaching y ReInvención Profesional, y en el video de hoy voy contarte cuáles son las dos principales causas que te están frenando, y cómo lograr por fin dar el primer paso para emprender.

 

Dar el primer paso para emprender, da vértigo y da miedo. Es así.

Por eso es posible que te esté costando dar el primer paso.

Por un lado están el miedo al fracaso, el miedo darte a conocer, el miedo a venderte u ofrecer un servicio, el miedo a la incertidumbre y el miedo a equivocarte.

Y por otro lado están, las ganas de tomar las riendas de tu vida, las ganas de tener libertad horaria y geográfica, las ganas de dedicarte a lo que te apasiona o tiene sentido para ti y las ganas de tomar tus propias decisiones.

Así pues, lo que sientes en tu interior es una miscelánea de sensaciones que te tironean de un lado a otro y te hacen sentir de lo más confuso.

¿Debería o no debería dar el primer paso?

¿Me dejo llevar por mis miedos, o me dejo llevar por mi sueño?

 

Mi respuesta a esta pregunta es: ¡haz las dos cosas!

Por supuesto, ten en cuenta tu sueño. Y cuando lo hagas, incluye también tus miedos. Al fin y al cabo están ahí para protegerte, así que serán estupendos compañeros de viaje. Es como llevar tu propio guardaespaldas particular, eso si, si no te lías con él como hizo Witney Houston en la película 😉

 

La clave está en llevarte a tu guardaespaldas contigo, pero que este no se convierta en tu Norte.

Tu Norte es tu sueño, y tu Miedo es tu protector.

Por tanto, para dar el primer paso no necesitas “trabajar tus miedos” o “dejar de tener miedo”, lo que necesitas es empezar con miedo. Pasito a pasito. Para así, ir ganando confianza en el camino, con cada pequeño avance que logres.

 

Para dar el primer paso para emprender a pesar de tus miedos, tendrás que tener en cuenta dos factores. El primero:

1. Tu Misión y Visión Personal

La causa número uno de que muchos proyectos de emprendimiento se queden en la nada es que nunca se de el primer paso, o se abandonen al poco de empezar.

Y esto está muy relacionado con la cada vez más creciente corriente del “estar en el presente”.

Estamos acostumbrados a que los gurúes de turno o, incluso, algunos profesionales del bienestar nos inviten a «permanecer en el presente», y no poner el foco en el futuro

Esto hace que, cada vez hayan menos personas enfocadas en establecerse una misión y visión de futuro que les de dirección y claridad para saber qué pasos deben dar en camino a mejorar su vida.

Así pues, tener una Misión y una Visión Personal es lo primero que necesitas para lograr dar el primer paso y emprender.

Pues tener una misión y visión implica descubrir, explicitar y recordar:

  1. cuál es tu objetivo más profundo en la vida,
  2. qué quieres aportar al mundo,
  3. y cuál es el legado que te propones dejar.

Y cuando tienes todo esto bien claro, no hay miedo, incertidumbre o incomodidad que te frene.

Tu Misión Personal se convierte en una Guía con mayúsculas, y eso te da fuerzas y orientación en cada momento, por más agitado o complicado que pueda tornarse un día o una actividad.

 

Y tú te preguntarás, pero ¿qué tiene que ver una Misión Personal con un emprendimiento profesional?

Mira, los grandes emprendedores no ven a su negocio como un fin en si mismo, sino como un vehículo para realizar su misión personal.

En mi caso, por ejemplo, mi web CoachingPro o este canal de YouTube no son el objetivo real. Mi Misión va mucho más allá: es ayudar e inspirar a otros a encontrar su lugar, a través de emprender en algo que les apasione y dote de sentido a sus vidas.

El problema es que muchas personas confunden la Misión con el deseo de conseguir ingresos sin tener jefe, o las ganas de tener libertad horaria y geográfica. Y ninguna de estas cosas es un Misión, de hecho son cosas bastante banales en comparación con lo que es una verdadera Misión de Vida.

Cómo redactar tu Misión de Vida?

Para definir tu Misión y tu Visión, repito debes responder a estas preguntas: qué quieres aportar al mundo, y cuál es el legado que te propones dejar con tu emprendimiento, por ejemplo.

Si es cierto que tu emprendimiento será el vehículo para que consigas estas cosas tan loables como trabajar sin jefe o ser dueña de tus decisiones. Pero el fin (no el vehículo) el fin en si mismo de tu emprendimiento debería ser tu Misión de Vida “ qué quieres aportar al mundo” (al mundo no le sirve de nada que tu tengas libertad horaria, me explico?).

Así pues, no tener una verdadera Misión de Vida es una de las principales razones por las cuales no estás pudiendo dar el primer paso, y la razón principal por la cual tus miedos te ganan la partida cada vez que piensas en ponerte en marcha.

 

Lo que debes hacer por tanto es responder a las preguntas anteriores (o ver mi vídeo sobre “Cómo definir tu Misión de Vida«) y definir de forma correcta tu Misión con mayúsculas. Pues esta te permitirá tener:

  1. Energía y motivación para avanzar a pesar de tus miedos e inseguridades.
  2. Una Brújula para las decisiones cotidianas. Ya que te marcará siempre la dirección correcta y por tanto, lo único que debes hacer antes una elección, es elegir la que mejor puede ayudarte a seguir encaminado a esa visión, o tomar aquella que mejor se alinee con esta misión.
  3. Un Punto de Referencia en los momentos difíciles. Será lo que te dará resiliencia, resistencia y capacidad de perseverar cuando fracases, te equivoques o cuando surjan obstáculos. Y es que cuando tienes la perspectiva de a dónde vas en la vida, cualquier problema parece pequeño. Y las oportunidades aparecen por todos lados.

 

Así pues, sentarte a pensar en tu Misión Personal implica tener un momento para preguntarte: ¿qué quieres lograr con tu vida?

No es una pregunta fácil, y uno no siempre logra aclararse para poder llegar a un nivel de profunidad suficiente para lograrlo. Inténtalo varias veces. Mira mi video sobre “Cómo definir tu Misión de Vida” que además incluye unas hojas de ejercicios gratuitas para que te sea más sencillo aclararte. Y si ves que no hay manera de llegar a una buena conclusión, Reserva una Sesión de Claridad conmigo, para que pueda ayudarte a poner luz sobre el asunto. Psssss! para hacer la reserva de tu Sesión Claridad, pulsa en el link que encontrarás en la descripción del video

Con este ejercicio de la Misión y Visión Personal, puede incluso que llegues a la conclusión de que no en realidad no quieres emprender, que no es algo tan importante para ti, y que por tanto puedas por fin, olvidarte del tema y tener más espacio mental para otra metas que de seguro empezará a proponerte a partir de ahora.

 

Bien, el segundo factor que tendrás que tener en cuenta para facilitarte dar ese primer pasito a pesar de tus miedos es:

2. El Síndrome del no Experto

El síndrome del No Experto (o síndrome del impostor como se llama normalmente) tiene que ver con la crónica enfermedad que tenemos la mayoría de las personas a no valorar adecuadamente el valor de:

  1. nuestro conocimiento,
  2. experiencia vital
  3. y aporte que podemos hacer a otros.

Prácticamente, todos los emprendedores y sobre todo los aspirantes a emprender tienen este síndrome, y lejos de mejorar con el tiempo, muchas veces empeora porque en nuestro avance hacia nuestra Visión nos iremos encontrando con más retos, más situaciones difíciles y con nuevos desafíos.

Cómo saber si tú también tienes el Síndrome del No Experto?

Muy fácil. Cuando piensas en dar el primer paso para emprender cuántos de estos pensamientos pasan por tu cabeza. (Ve contando con tus dedos mientras los voy enunciando):

  • Podría empezar por crear un post sobre xxxxxx, pero para qué si ya existen blogs en los que se habla de esto?
  • Hmmm, podría pensar en qué tipo de servicio ofrecer, pero para qué si ya hay gente que lo hace mucho mejor que yo en el mercado.
  • Enfocarme en ayudar a mujeres con problemas de pareja, pero para qué si yo ni siquiera tengo pareja!
  • Hacerme una web, pero para qué si soy un don nadie y no tengo experiencia, qué vergüenza.
  • Empezar a compartir consejos en Face o Instagram, uy no qué vergüenza si no tengo seguidores, y además, qué consejos voy a dar yo si todavía no sé ni qué hacer con mi vida.

Bien, cuéntame, cuántos deditos has levantado? Dos? Tres? Cinco?!

Si, ya lo sabes, tu síndrome del no experto es justamente el que no te está permitiendo dar el primer paso. Y, o bien empiezas a atenderlo, o me temo que vas a seguir sin dar el paso.

 

¿Cómo hacer frente a este síndrome?

Lo primero. Deja de mirar a los super expertos o gurúes de tu sector, y sobre todo deja de compararte con ellos. Porque esas personas llevan seguramente 10, 20 o 30 años haciendo lo que hacen. Y obviamente, lo hacen muy bien.

La pregunta que te hago yo es la siguiente: cuando empezaron ¿cuántos años de experiencia tenían? Ninguno!!! Cero!!! Empezaron de Cero!! como todo el mundo. Como tú ahora mismo. Con lo cual, no necesitas ser experto para convertirte en un experto. No funciona así. Lo que necesitas para ser experto algún día, es empezar. Nadie nace siendo experto, ¿me explico?

Yo sé que esto tú ya lo sabes, pero no lo estás tomando en cuenta en tu día a día. Así pues, puestos a compararte, hazlo bien, compárate con personas que han arrancado su negocio hace poquito. Personas que están recién empezando a darse a conocer, que aún no tienen miles de seguidores y que sin embargo ya están aportando valor a quién lo necesite.

Y aquí va la segunda clave “a quién lo necesite”. Si aún no tienes mucha experiencia, si aún no eres un experto.. a quién puedes ayudar mejor? a alguien que ya sabe mucho sobre, por ejemplo relaciones interpersonales, o a alguien que nunca ha leído un solo libro sobre mejorar relaciones de pareja, por ejemplo?

Obviamente a la segunda, ¿cierto?

Lo único que debes entender para que tu síndrome del no experto deje de frenarte es que tan solo tienes que ofrecer tus servicios y contenidos a personas que sepan menos que tú. O que van más despacio que tú a la hora de aplicar lo que saben o han aprendido.

Et voilá!

 

En efecto, puedes enfocarte en tu inexperiencia y en todas las personas que no puedes ayudar. O puedes partir de dónde estás ahora mismo. Analizar todo lo que ya sabes, todo lo que has aprendido, todo lo que has aplicado en tu vida hasta ahora y te ha ayudado de una manera u otra, y luego, enfocarte en ofrecérselo a personas que nunca han oído hablar de ellos, que no saben cómo aplicarlo, o que simplemente quieren que alguien les haga compañía en el proceso.

Yo me he visto ayudando a clientes que sabían más que yo de marketing, pero que querían mis servicios de emprendimiento igualmente por mi facilidad para estructurar y planificar objetivos. Y lo que buscaban no era mi conocimiento en marketing, sino mis estrategias de organización y planificación.

¿Lo ves?

 

En resumidas cuentas, el síndrome del no experto tiene que ver con infravalorar el valor añadido que podrías sumar a un determinado sector profesional con los contenidos que podrías estar creando ya, o a un nicho con un problema específico, al que podrías estar ayudando ahora mismo.

Por es importante que tomes nota de lo que te acabo de decir y te enfoques en ese nicho de personas, para las cuales tú tienes algo que ellos quieren o necesitan.

Bien, pues ahora ya sabes que lo primero que debes hacer para poder dar el primer paso es definir bien el fin de tu emprendimiento, es decir, tu Misión y Visión Personal, y enfocarte en el público correcto para dar curso a tu Síndrome del No Experto. Ahora ya solo queda responder a una pregunta,

 

3. Y ¿Por dónde empiezo?

Aunque vamos a trataré este tema en otro video de esta serie, te adelanto lo siguiente:

1.     En función de lo que haya salido en tu Misión de Vida, identifica un problema social que te importe y sobre el cual te gustaría aportar tu granito de arena. En mi caso, en su día me sentí muy perdida porque mi trabajo no me llenaba y quería encontrar mi lugar en el ámbito profesional. Eso hizo que en mi búsqueda de respuesta pudiera comprobar que habían millones de personas en el mundo con el mismo problema y con el tiempo decidí enfocarme en esa problemática.

 

2.     Según tu nivel de experto, piensa en ¿a qué tipo de personas con este problema podrías ayudar con lo que sabes y has aprendido hasta ahora? En mi caso, me di cuenta de que las personas a las que les apasiona el crecimiento personal, querían también convertir su pasión en su profesión pero se encontraban con muchas dificultades para saber por dónde empezar y cómo hacer frente a sus miedos. Así que decidí que quería ayudar a buscadores de sentido a emprender desde cero para convertirse en profesionales del desarrollo personal.

 

3.     Lista una serie de pasos que debería seguir esa persona para resolver o mejorar ese problema y estructura con ese orden tu futuro servicio. En mi caso, estructuré un servicio de 3 meses llamado HaztePro con clases y tutoría en directo semanales, a través de las cuales mis clientes pueden seguir un paso a paso y una supervisión continua, para poner en marcha su proyecto de emprendimiento.

 

 

Muy bien, pues espero haberte ayudado con este video a encontrar lo que necesitabas para empezar a dar ya tus primeros pasos hacia el emprendimiento de tu proyecto profesional. Recuerda que, todo es posible si lo haces posible.

No olvides contarme en comentarios cuál es la mayor dificultad con la que te estás encontrando hoy en día en tu camino de reinvención profesional, y a cambio yo crearé más videos para ayudarte y darte apoyo en tu aventura.

¡Nos vemos en el próximo vídeo!!

 

 


Soy Sandra González y quiero ayudarte a dejar atrás las dudas, la indecisión y el estancamiento en el que te encuentras.

Estás a un paso de empezar a construir tu futuro profesional y dedicarte a lo que te hace feliz de verdad. Aclárate y pon en marcha hacia tu reinvención.

Tu nueva vida está más cerca que nunca. ¿Empezamos? >>


 

Deja un comentario

*campos obligatorios Please validate the required fields

*

*