fbpx

10 pasos para PONER TU VIDA EN ORDEN: Resetea tu año y tus hábitos

Cómo Poner tu Vida en Orden con estos 10 Pasos, que te servirán para Resetear tu año y recuperar las riendas de tus hábitos👇🏻👇🏻


 
 
 
 
 
 

10 pasos para PONER TU VIDA EN ORDEN

Buenos días, cómo estás. Acabo de regresar de mis 3 semanas de vacaciones de verano, que este año tuvieron lugar en el mes de junio. Y esto hace que hoy, recién empezando el mes de Julio, haya aparecido en mi interior una sensación agridulce que es muy posible que a ti también te esté pasando.

Es esta cuestión de sentir que ya ha pasado la mitad del año y parece como que has perdido un poco el control de todas esas buenas intenciones, hábitos y objetivos que te marcaste a principios de año. Así que, en el video de hoy quiero compartir contigo este proceso.

Que veas que, a pesar de que tengo un canal dedicado justamente a enseñar a otros a planificarse y marcarse objetivos. A mi también en ocasiones me pasa que me siento perdida y desorganizada y eso significa que me toca hacer un reset y volver a empezar de cero.

Así que, ¿qué te parece si lo hacemos juntos? ¡Vamos allá! 👇🏻👇🏻👇🏻

 

10 pasos para PONER TU VIDA EN ORDEN | Resetea Tu Año y Tus Hábitos

 

PPSSSSTT!!!! Si te sientes perdido y quieres descubrir qué hacer con tu vida a partir de ahora, Descárgate Gratis mi GUÍA CLARIDAD 📒 🔦 para aclarar tus ideas, cambiar el rumbo y volver a empezar.

 

10 pasos para PONER TU VIDA EN ORDEN

1. Ocúpate de tu Emocionalidad

Bien, lo primero que voy a hacer para llevar a cabo este reinicio del año, es ocuparme de esa emocionalidad que me hace estar de bajón. Porque lo que nos sucede a menudo es que no nos paramos a profundizar en lo que sentimos. Simplemente, acabamos por ser lo que sentimos, pero sin hacer un ejercicio de conciencia de qué es aquello que nos ocurre específicamente.

Así que, para eso voy a aprovechar que tengo una libreta-diario que me regalaron mis amigas hace un par de meses por mi cumpleaños, y voy a estrenarlo escribiendo estos días cómo me siento y por qué me siento así, con el objetivo de aclararme y deducir después por dónde tengo que empezar a poner mi vida en orden.

Lo mágico de, no simplemente darle vueltas en la cabeza, sino, ponerte realmente a escribir lo que sientes, es que te ayuda enormemente a ordenar y clarificar tus pensamientos y sentimientos. Es como que pasas de tener la sensación de estar mal, a comprender el por qué de tu “estar mal”.

Y por otro lado, escribir te ayuda también a salir de lo que yo llamo “el modo víctima”. Porque, te obliga a averiguar qué te pasa y a pensar en qué puedes empezar  hacer para solucionar eso que te pasa, y por tanto no seguir en modo queja, autocompasión, languidez, y básicamente en alargar de más tu estado de bajona.

Así que, el primer paso es como te digo, ser honesto contigo mismo, tomar papel y boli y plasmar  tus  pensamientos y sentimientos para averiguar qué es lo que más te preocupa o importa ahora.

 

2. Revisa tus Objetivos

El segundo paso para poner tu vida en orden y resetear tu año, obviamente es revisar tus objetivos. Y digo revisar, porque doy por hecho que a principios de año ya los tenías definidos. Si no te habías marcado objetivos a principios de año, puedes ver este video para ayudarte con ello.

Entonces, al revisar tus objetivos tras 6 meses de acción, vas a poder darte cuenta si alguno de esos objetivos o hábitos que te habías marcado, ya no te pone. Es decir, si ya no te sientes alineado con esa meta.

Porque algo que es muy común, es que, a principios de año nos marquemos un montón de objetivos pensando que nos ayudarán a ser más felices, pero luego nos damos cuenta que en realidad son más bien una gran fuente de frustración.

Y aquí tienes dos opciones. O bien re-defines el objetivo porque te das cuenta de que no te va a aportar lo que pensabas a principio de año. O bien, si quieres seguir con esa meta, entonces te tocará re-definir cómo la estás encarando o qué estás haciendo para alcanzarla.

En mi caso, he decidido re-ajustar mi hábito de actividad física porque tal y como lo tenía planteado no me estaba ayudando a aumentar mis niveles de energía. Así que, voy a cambiar de modalidad y pasar de hacer ejercicios de fitness a hacer ejercicios de yoga y pilates. Y también voy a pasar de hacerlo a última hora de tarde, y hacerlo a primera hora de la mañana.

También he revisado mis objetivos personales y profesionales, y por ahora voy a dejarlos como están, haciendo solo unos pequeños ajustes que me ayudarán a llevarlos mejor.

 

3. Toma Perspectiva y Resetea tu Motivación

Bien, el tercer paso es tomar perspectiva y motivarte de nuevo para hacer este reinicio.

En lugar de dejarte arrastrar por el “es que ya pasó la mitad del año y no he conseguido nada… bla, bla, bla), lo que debes hacer es tomar perspectiva. No tienes por qué cumplir todos tus objetivos de este año, este año. En su día te los marcaste porque te pareció que podrías hacerlo, pero luego viene la realidad y te muestra que fuiste un poco megalómano de más.

Bien, pues en lugar de ver todo lo que debes hacer y agobiarte porque sientes que debes hacerlo todo ya, cambia tu perspectiva y añádele más tiempo a todo eso que quieres hacer. Porque en realidad, no hay prisa, no hace falta agobiarse porque hay tieeeeeempo para hacer todo, poco a poco. Lo único que importa es que estés alineado con esas metas y hagas lo que tengas que hacer para lograrlas, y si te llevan un mes más o un año más, qué mas da si al final los vas a lograr.

Sin embargo, queriendo abarcar todo, te agobias, te saboteas y al final no consigues nada. Y eso es lo que debe preocuparte, no el hecho de tardar un poco más en conseguirlo.

Entonces, en ese paso, quiero que te relajes, que tomes perspectiva y relajes tus exigencias. Una vez hecho esto, establece prioridades para saber en qué orden vas a ir haciendo cada cosa en próximas semanas, y meses para avanzar sin agobios. Y finalmente decide por cuál vas a empezar hoy mismo. Esto te permitirá resetear también tus niveles de motivación y empezar con buen pie este reinicio.

 

4. Elige tu nuevo “yo”

Tanto para el caso de conseguir tus objetivos profesionales como para el caso de lograr instaurar hábitos más saludables a tu vida, una muy buena forma de resetear tu año es Re-Eligiendo de nuevo quién quieres ser en lo que te queda de año.

Si quieres hacer este ejercicio con ayuda de una plantilla como esta, pulsa aquí para descargarte mi Guía Claridad, donde encontrarás ejercicios que te ayudarán a re enfocar este reinicio.

Por ejemplo, yo llevo ya unos 2-3 meses en que he perdido totalmente el hábito de levantarme al sonar el despertador. Así que, si hay una cosa con la que quiero re-idenficarme es con esa parte de mi, que se levanta cada mañana en cuanto sueña la alarma.

También me he dejado llevar, con respecto al ejercicio físico, y quiero volver a conectar con esa parte mía que disfruta haciendo deporte.

Y otra cosa que he notado que me he dejado llevar demasiado, es en mis niveles de productividad. Así que, quiero volver a identificarme con esa parte de mi, que en realidad si es productiva y si es capaz de seguir sus horarios y planificación diaria.

Así pues, este paso es más un compromiso interno que una acción en si misma. Se trata de, de nuevo, tomarte un momento para reflexionar sobre qué tipo de persona quieres ser en estos meses que nos quedan de año, escribirlo en tu libreta si es necesario, y de ahí, re-conectarte con esa parte tuya a la que estas cosas le resultan re-importantes, y empezar a decir no a esa otra parte tuya que es más perezosa o que se deja llevar por la comodidad.

Y esto justamente me lleva al siguiente punto.

 

5. Ponte nuevos límites para cambiar de rumbo y resetear

Y es que, para que este nuevo “yo” tenga éxito y pueda emerger y ser una realidad, deberás marcarte nuevos límites, o reforzar los que ya te habías marcado a principios de año. De esta manera, recuperarás las riendas y sentirás que, de nuevo, estás haciendo las cosas bien, es decir, alineadas con tus metas.

En mi caso, como te decía, he decidido levantarme de nuevo a las 07h, en cuanto suene el despertador. Es decir, mi límite está ahí. Al sonar la alarma abro los ojos y ya no los vuelvo a cerrar, me tomo un momento, y ya ¡me levanto!

Últimamente también he tomado el mal hábito de ponerme a ver la tele para descansar un ratito después de comer. Y lo que empezó siendo descansos de media hora, se han convertido en maratones de netflix de entre hora, hora y media incluso. Y lo que me pasa es que después no me apetece hacer nada, es como me siento con todavía más pereza y sopor. Así que mi nuevo límite es ver tele solamente después de cenar.

Otro límite que me he puesto este verano es el de no trabajar por las tardes salvo excepciones, para hacer tutorías o atender a clientes en sesiones. Y luego, tengo algunos más, relacionados con la alimentación como te decía, y ahora también con el consumo de ropa, accesorios, sobre todo ahora que empiezan las rebajas. Pero todo esto te lo contaré en otros videos.

 

6. Re-Estructura tu Horario

El siguiente paso es Re-Estructurar tus horarios. Hemos cambiado de estación, las navidades y el mes de enero quedaron atrás y ahora toca revisar si tiene sentido seguir el mismo horario que te habías marcado hace 6 meses, o bien retocarlo para que concuerde más con esta época del año. Además, es un buen momento para ver qué no funcionó esto meses y hacer ajustes para ponértelo más fácil de aquí en adelante

Últimamente he descuidado bastante mis horarios. De hecho, he llegado a dejar de marcarme mis tareas por bloques de tiempo, y he pasado a hacerme simples listas, sin orden y sin calcular bien los tiempos. En definitiva, me he dejado llevar un poco por el caos.

Dado que quiero volver a conectar con esa parte de mi, que si es organizada cuando se lo propone, me toca re-organizar mi agenda del tiempo. Así que voy a volver a establecer mis bloques de tiempo más generales. Y, esto es muy importante, no voy a tratar de cumplir todo perfecto desde ya, sino que voy a darme todo el mes de julio para adaptarme y coger ritmo de nuevo, y así no agobiarme y disfrutar del proceso.

También voy a aprovechar para dedicar la primera mitad de las tardes a todas esas tareas de re-organizar y limpiar todo mi piso poco a poco durante este mes de julio y quizás también agosto.

 

7. Registra lo que haces

Bien, hasta ahora hemos hablado de re-definir objetivos, poner nuevos límites, re-ajustar horarios y prioridades. Pero ahora toca hacer lo que te he dicho que iba a hacer en este nuevo semestre. Y aquí es cuando las cosas se complican de verdad.

Mucha gente se limita a esto: planificar y proponerse cosas. Pero luego no hace un seguimiento de eso que se ha propuesto. Simplemente, se frustra, se siente incapaz, se desmotiva y … ¡y nada más! Bien, pues, sabes qué? Que tú y yo no vamos a seguir ese camino. Ahora que ya hemos planificado el nuevo rumbo, vamos a hacer todo lo posible para MANTENER ese rumbo. Y la mejor forma de hacerlo es llevando un registro de tus avances.

Esto lo enseño con muchísimo más detalle en mi programa de coaching diario Mañanas Conscientes, pero para que puedas empezar ya te voy a enseñar cómo voy a hacerlo yo con este reseteo de mi año.

La idea es registrar esas cosas que, ya sabes de sobra que te cuestan más que las demás. En mi caso por ejemplo, como me está costando el tema de volver a tomar el hábito de hacer ejercicio a diario, me he propuesto registrar mis avances diarios con este hábito, y también quiero registrar durante unas semanas cómo avanzo con mi meta de respetar más mis bloques de tiempo para ser más productiva.

Como ves, solo elijo dos para empezar. Podría registrar muchos más, pero la clave es ir paso paso. Y no tratar de, de la noche a la mañana hacerlo todo bien y tenerlo todo controlado. Hacer esto es muy estúpido y no te lleva a ninguna parte. Empieza a registrar solo 1 o 2 hábitos y cuando ya los tengas super controlados podrás pasar a registrar los siguientes.

 

8. Re-Planifica tus tareas pendientes e importantes

A todos nos pasa que, a medida que avanza el año, vamos dejando para después ciertas tareas que, si bien no son de las más importantes, son tareas que igualmente necesitamos hacer. Estoy hablando de cosas como:

  • mantener organizadas las carpetas de tu ordenador o tus documentos o notas en papel,
  • mantener organizado tus bandeja de correo electrónico, yo tengo mi Gmail a tope.
  • en mi caso que acabo de regresar de vacaciones, me toca re-planificar mis comidas, hacer la compra para próximos días
  • también me toca re-organizar todos los contenidos de redes sociales de este nuevo trimestre.
  • poner al día mis facturas de gastos para presentar mis impuestos del trimestre pasado.
  • coger cita y luego ir a la peluquería, ya que volví con mi pelo algo descuidado.
  • comprar una funda para mi móvil, que se rompió hace más de un mes y aún no la he cambiado
  • y un montón de cosas más

Así pues, tras hacer una lista de todas esas cosas pendientes, voy a numerarlas por orden de prioridad, en función de su importancia y del tiempo que tengo disponible este mes. Y de nuevo, para no agobiarme con este reseteo del año, me voy a dar tieeeeeempo para ir sacándolas poquito a poco y de una en una.

 

9. Re-Organiza tus espacios.

Si hay algo que yo necesito para sentir que reseteo mi año y para poner más orden a mi vida es re-organizar mis espacios y mi casa en general.

Ahora mismo todo está hecho un caos porque acabo de llegar de vacaciones, pero es que además, el hecho de haber estado esta primera mitad del año tan ocupada en el trabajo, sumado a mis bajos niveles de energía, ha hecho que mis alacenas, mis armarios y mis espacios estén bastante desorganizados en general. Así que toca re-organizar y poner orden de nuevo.

Para mi este paso es una mezcla de: Uf qué pereza, cuantas cosas por hacer, y a su vez un momento de terapia personal. No sé si a ti te pasará lo mismo o no. El caso es que, a mi me cuesta mucho empezar por ejemplo a re-organizar una cajón. Pero una vez me pongo, le empiezo a pillar el gusto, empiezo a sentirme bien, y lo que iban a ser 30 minutos de orden, se convierten en 2 horas en las que no sólo re-organizo un cajón, sino que cambio por completo el orden de la mitad de mis alacenas, jajajaja!

Así que, si estás con ganas de poner más orden en tu vida y sentirte más cómodo en tu hogar, te recomiendo que prestes especial atención a este paso y te reserves tiempo en las próximas semanas para ponerte con ello.

En mi caso además, como acabo de llegar de viaje, me toca planchar, planchar, y planchar.

 

10. Limpiar tus espacios.

Lo más probable es que, a medida que vayas re-organizando tu casa, te des cuenta de que hay ciertos espacios y cosas que necesitan una buena limpiecita.

Yo por ejemplo, empecé queriendo re-organizar un cajón de la cocina, y una vez quité todo lo que había dentro me di cuenta de lo sucio que estaba. Horrible!

Así pues, puedes organizarte como quieras, y por ejemplo aprovechar para limpiar a la vez que ordenas y organizas tus espacios. O bien primero organizar, y luego ir limpiando poco a poco lo que necesites.

Lo cierto es que si estás en verano como yo, te puede venir muy bien hacer lo que se llama “una limpieza de verano”, ya que ahora con el buen tiempo todo seca más rápido y las horas de luz, no sé a ti, pero a mi me motivan más, me dan más energía, así que creo que es un buen momento para limpiar armarios, alacenas, ventanas, trastero, etc.

No hay nada más refrescante y renovador que encontrarte de pronto en una casa ordenada y limpia. Es terapéutico, es tranquilizador y además te ayuda a enfocarte de lleno en todo lo demás que quieres hacer hasta final de año.

 

Conclusión

En conclusión, una vez llegamos a la mitad del año es muy fácil y también totalmente normal que nos sintamos algo perdidos y que nos hayamos desviado un poquito, o mucho, de nuestras buenas intenciones. Pero esto no tiene por qué ser un problema, ni tampoco el fin de tus propósitos de año nuevo. Siempre estás a tiempo de hacer un reinicio de año, esto es, hacer un parón, reflexionar sobre lo que quieres mejorar y re-ajustar a partir de ahora, y ponerte pasito a pasito, manos a la obra para recupera el rumbo de nuevo.

Espero que este video te haya gustado y que mi experiencia te haya sido útil para saber cómo realizar este reinicio en próximas semanas. Si es así recuerda dejarme tu “Me Gusta” para apoyar a mi canal y suscribirte, si no lo has hecho ya, para no perderte próximos videos.

Te envío un gran abrazo y te veo la próxima semana con un nuevo video. ¡Bye Bye!


 

Si quieres saber más sobre Mañana Conscientes pulsa este link para más información sobre el programa y cómo apuntarte a la lista de espera.

Mañanas Conscientes

No olvides suscribirte a mi canal de YouTube si todavía no lo has hecho, pues me quedan un montón de cosas más por contarte que son realmente muy importantes y que estoy segura te ayudarán y mucho a conseguir tus más altas metas.

¡¡¡Te leo en comentarios!!! 🤗

Sandra.

 

 

Soy Sandra González y quiero ayudarte a dejar atrás las dudas, la indecisión y el estancamiento en el que te encuentras.

Estás a un paso de empezar a construir tu futuro profesional y dedicarte a lo que te hace feliz de verdad. Aclárate y pon en marcha hacia tu reinvención.

Tu nueva vida está más cerca que nunca. ¿Empezamos? >>

 


 

Deja un comentario

*campos obligatorios Please validate the required fields

*

*