fbpx

5 Hábitos que DESTRUYEN tu CONFIANZA

Estos son los 5 Hábitos que destruyen tu Confianza y por tanto impidiendo que te lances a tomar decisiones y cambiar tu vida👇👇👇


 
 
 
 
 

5 Hábitos que destruyen tu Confianza

La falta de autoconfianza es extremadamente limitante. Y puede hacer que tu vida deje, literalmente, de ser tu vida, para pasar a convertirse en el pasatiempos o el disfrute de otros.

Así que para ponerle fin a todo esto, en este video quiero huir de la emocionalidad característica de este tipo de temas, donde se te lleva a que, con una serie de frases motivadoras y bonitas, vuelvas a sentirte bien contigo mismo, creas que has solucionado el problema, y una vez que te encuentres con un nuevo desafío compruebes que, de nuevo, estás en el mismo lugar de siempre:

  • con las mismas inseguridades, las mismas dudas, y la misma sensación de no saber cómo hacer frente a la situación.

Por eso, hoy quiero darte un nuevo enfoque y así dejar de lado los hábitos que destruyen tu Confianza. Una nueva mirada desde el cual entender lo que es realmente la autoconfianza para que dejes de dar tantas vueltas y empieces por fin a liderar tu propia vida.

¡Te lo explico tod en el video! 👇🏻👇🏻👇🏻

 

«5 Hábitos que destruyen tu Confianza«

5 Hábitos que DESTRUYEN tu CONFIANZA 🤭 [ ¡y tu AutoEstima! ]

 
PPSSSSTT!!!! Si te sientes perdido y quieres descubrir qué hacer con tu vida a partir de ahora, Descárgate Gratis mi GUÍA CLARIDAD 📒 🔦 para aclarar tus ideas, cambiar el rumbo y volver a empezar.

 

 

Transcripción del Video:

«5 Hábitos que destruyen tu Confianza«

Muy buenos días, y bienvenido a un nuevo video. cómo estás? Espero que muy bien. Hoy quiero hablarte de AutoConfianza, y no solamente de cómo puedes fomentarla, sino también de cuáles son esos malos hábitos que, en apariencia inocentes, están haciendo que sea muy difícil que puedas construirte una sólida y funcional autoconfianza.

 

 

Si eres una persona que, como yo adora el desarrollo personal y cree que la mejor forma de superarse a si mismo es a través del “trabajo interior”, tengo una mala noticia: la autoconfianza no es algo que se pueda trabajar. Por eso el primer mal hábito que te está destruyendo tu autoconfianza es:

 

1 – Hacer más y más Trabajo Interior para tener más AutoConfianza.

Lo primero que quiero explicarte es que la autoconfianza no es algo que se “tiene”. Pensar así es uno de los hábitos que destruyen tu Confianza. Por tanto, no es algo que con un proceso de trabajo interior puedas “crear o hacer crecer en tu interior”, simplemente porque no es un “algo”, y mucho menos es “algo que puede crecer más o menos”. O tienes autoconfianza en un momento dado o no la tienes, pero no es algo y por tanto no es cuantitativo: ahora tengo un poco, ahora tengo muy mucho.

Entenderlo desde ahí puede hacer que te pases años dando vueltas, buscando más y más cursos, libros, herramientas, retiros, etc, para ver si en alguno encuentras la manera de hacer crecer tu propia autoconfianza.

Auto-confianza. En realidad, la propia expresión ya te da una pista: AUTO-confianza, por tanto, es algo que no vas a encontrar en un curso o un libro. La autoconfianza es la confianza en TI. Pero ¿en qué parte de ti? ¿Dónde está esa autoconfianza?, porque yo no me siento seguro de mí mismo para nada, te estarás diciendo por dentro.

Para entenderlo veamos el siguiente paralelismo: un pájaro posado en un árbol nunca tiene miedo de que la rama se rompa, porque su confianza no está en la rama sino en sus propias alas.

Fíjate que, siguiendo esta metáfora, el pájaro no es que “crea en sí mismo”, no es que “se sienta poderoso”, no es que “se sienta merecedor de que le pasen cosas buenas”, ni tampoco ha tenido que hacer cursos para fomentar su autoconfianza. Si te fijas no tiene nada que ver con “creer” o con “sentir”, tiene que ver con SABER.

El pájaro SABE que TIENE alas. El pájaro CONOCE o si prefieres RECONOCE que TIENE capacidad de volar.

Y aquí está la gran clave que a mí me permitió superar muchas de mis inseguridades, y que me ha permitido llegar a donde estoy hoy. Así como los pájaros tienen alas que les dan la capacidad de volar, las gacelas tienen unas ágiles patas que les da la capacidad de correr hiper rápido y las ballenas un avanzado sonar que les permite no perder su rumbo en los vastos océanos, los seres humanos tenemos… un increíble CEREBRO. Y ahí es donde reside nuestro gran poder: en NUESTRA GRAN CAPACIDAD DE APRENDER.

Pero claro, si esto se te ha olvidado, o si no lo recuerdas cuando lo necesitas, es cuando aparecen los problemas. Es cuando emergen las inseguridades. Te sientes inseguros porque te has olvidado, o directamente no sabes, quién eres. El pájaro sabe que es un pájaro con capacidad para volar. Pero ¿y tú? ¿sabes que eres un homo sapiens sapiens con capacidad de aprender?

De ahí el segundo mal hábito que está destruyendo tu autoestima:

 

2 – Falta de AutoConocimiento Interno.

– No Sandra. Yo llevo años haciendo autoconocimiento. Yo llevo años haciendo trabajo interior. Yo me conozco. He descubierto muchas cosas sobre mi: que tengo esta creencia, que tengo el síndrome del impostor, que tengo este patrón tóxico de comportamiento, que en mi árbol genealógico mi abuela hizo tal cosa y por culpa de eso ahora yo soy tal otra, que si encontré el trauma de mi pasado que me hace ser así o asá.

Ok. Si. Parece que sabes muchas cosas. Pero también parece que se te escapó una muy grande, y que coleccionas hábitos que destruyen tu Confianza. No conoces la capacidad de tu cerebro para sacarte las castañas del fuego. ¿Eso lo has analizado también? Porque para esto hace falta otro tipo de autoconocimiento. Otro tipo de análisis. Aquí estoy hablando de conocerte de forma tangible y práctica. Sin tanto humo. Sin tanta abstracción que al final te confunde más que otra cosa.

Y que te hace olvidar lo más importante y también lo más imprescindible para que logres cambiar tu vida. Nos hemos olvidado de que somos la joya de la evolución de la vida sobre la tierra, tenemos el mayor poder de todo el reino animal el poder de aprender de nuestros errores y de nuestras experiencias, y con ello desarrollar ideas creativas para superar todos nuestros obstáculos, problemas y desafíos.

Así que, no solo eres un homo sapiens sapiens con capacidad de aprendizaje, sino también con la extraordinaria capacidad de IDEAR SOLUCIONES Y RESOLVER PROBLEMAS.

Porque fíjate en esto: Aprender significa superarse. Aprender significa sobreponerse a las situaciones. Aprender significa adquirir y también potenciar habilidades. Aprender significa ser más ágil, más listo y por tanto, menos ingenuo y menos inocente. En definitiva, aprender te da la capacidad de salir airoso de todas las situaciones que ocurren, o podrían ocurrir, en tu vida. Y es en esto lo que debes ¿¿“creer”??? ¡¡Nooooooo!!! ;D  esto es lo que debes SABER y RECONOCER.

No se trata de creer que tienes capacidad de resolver tus problemas o de salir adelante. Justamente se trata de SABER RECONOCERLO.  El pájaro no cree en sus alas, el pájaro sabe que tiene alas, porque se conoce, o más bien se re-conoce. Por tanto, no se trata de un acto de fe. No se trata de repetirte delante de un espejo: yo soy increíble, yo soy inteligente, yo puedo con todo, yo soy poderoso, yo soy merecedor, yo soy bla bla bla. No. De lo que se trata es de recordar que tienes un cerebro cuya principal función es la de literalmente sacarte las castañas del fuego en todo momento.

Por lo tanto de aquí podemos fácilmente llegar a la conclusión de que el tercer mal hábito que destruye tu confianza es:

 

3 – Tratar de Creer en ti.

En primer lugar porque, “creer” es algo que te va a causar mucha confusión. Porque tratar de creerte algo que ya de por sí, desde un inicio “no crees”, no solamente es muy difícil, sino que te lleva al autoengaño. Y dudo mucho que uno pueda creer en si mismo si se pasa los días tratando de auto-engañarse delante de un espejo. Es como una paradoja ¿no? Como no creo en mi, voy a decirme para convencerme que si creo en mi. ¿What?

Yo opino por experiencia propia que eso es lo que te lleva a hacer crecer lo que comúnmente se llama: El Síndrome del Impostor, que supuestamente es el gran enemigo de tu autoconfianza. Porque fíjate en esto, lo bueno del Impostor interno es que te dice la verdad: te dice cosas como “no estás preparado”, “no puedes con esto”, “no sirves para esto”. ¡Y tiene razón!

Escúchame bien, tu impostor interno tiene razón. Deja de pelearte con él, con tu ego, con tus creencias. Deja de pelearte. Y deja ya de lado estos hábitos que destruyen tu Confianza.

A ver. Cuando te enfrentas a un nuevo desafío, algo que nunca habías hecho antes ¿estás preparado? No. ¿Por qué no? Pues porque no has podido aprender todavía de ello, porque es la primera vez que lo haces. Así que, tu impostor tiene razón, tus creencias limitantes tienen razón. Es verdad, no estás preparado, y no puedes con ello ahora.

Y aquí está la clave. “No puedes con ello, ahora”. Así que, ahora lo que vas a hacer es intentar eso que te crea inseguridad, así tal cual, sin estar preparado y una vez lo hagas, habrán cosas que te saldrán bien a la primera y otras que te saldrán mal. Y qué vas a hacer después: APRENDER. Aprender de lo que salió mal para que salga bien al siguiente intento. Y ¿qué pasará en el siguiente intento? Que lograrás avanzar otro pasito más en dirección a tu meta, o a una mejora en tu vida, y de nuevo repetirás el ciclo.

Así que dejémonos de “creer” o de “tener fe” y vámonos a lo práctico: RECONOCER. Reconocer es mucho más eficaz y mucho más real que creer o tener fe. Te permite, dejar de pelearte con tus creencias, con tu ego, con tu impostor. Y te permite madurar como ser humano, sin auto-engañarte.

No necesitas fe, simplemente recordar que tu cerebro tiene la increíble habilidad de aprender de los errores. Y esta es la gran clave de la autoconfianza.

Las personas en apariencia “confiadas” no confían en que las cosas les saldrán bien o en que tendrán éxito, todo lo contrario, saben que van a fallar, pero están bien con ello porque saben que pueden aprender de esos fallos para en segundos intentos conseguir lo que se proponen.

 

Y con esto llegamos al cuarto mal hábito:

4 – Creer que debes «Estar Preparado» antes de enfrentarte a tus desafíos

Y es que, muchos de nosotros caemos en el error de pensar que primero debemos tener autoconfianza y después enfrentarnos a aquello que nos desafía. Este es uno de los hábitos que destruyen tu Confianza. Pero resulta que la autoconfianza sirve precisamente para lo contrario. Es decir, la confianza sirve para actuar a pesar de lo que sintamos, a pesar del miedo, a pesar del no estar preparado, a pesar de las dudas y a pesar de la incertidumbre.

Y esto es muy muy muy sutil, por eso no lo vemos, y por eso caemos en este invisible pero muy mal hábito de esperar. Esperar al momento perfecto. Esperar a sentirte más seguro de ti mismo. Esperar a que algo suceda. Esperar a tener alguna certeza, etc, etc, etc. Y las consecuencias de esto, ya las conoces: el bloqueo, la inacción, el estancamiento, el posponer tus sueños, el renunciar a tu propio bienestar, el resignarte con lo que tienes, el lamentarte de no ser capaz de actuar, y demás.

Y todo por una mera confusión de conceptos: la autoconfianza no es la ausencia de miedo, ni la ausencia de dudas, ni tampoco tiene que ver con tener certezas de que la cosa saldrá bien. La AutoConfianza tiene que ver con reconocer o saber que vas a aprender a lograr eso que te propones a medida que avances hacia ello, y hagas sucesivos intentos a modo de prueba y error, aprendas de cada experiencia y logres con ello por fin tu objetivo. Por tanto, la clave está en comprender que la confianza no está relacionada con la ausencia de miedo, o la posesión de certezas, sino con el reconocimiento de que tu cerebro sabrá sacarte las castañas del fuego a medida que avanzas en tu camino ¡NO ANTES!

 

Supongamos que quieres cambiar de trabajo, hay una oportunidad para ti en otro lugar, pero no te atreves a tomar la decisión porque “no sabes si es buen momento” o porque “no sabes si saldrá bien” o “tienes dudas de si estás preparado para ese otro puesto de trabajo”, así que te quedas en el mismo lugar de siempre con todo lo que eso conlleva: infelicidad, malestar, resignación, frustración, etc.

Pero si reconoces que tienes la capacidad de aprender de tus experiencias, vas a tomar tu decisión, vas a ir a ese otro puesto, y si sale mal SABES que tu cerebro te va a buscar otra solución. Podrías volver a repetir el proceso, podrías considerar otro sector y otra profesión, podrías emprender incluso. Hay mil otras salidas que probar, y para eso está tu cerebro, para darte salidas y para aprender de las que ya has tomado y que seas capaz de tomar mejores decisiones la siguiente vez.

Pero claro, para eso, debes darte permiso para sentir “que te has equivocado”, o más bien, para “sentir que las cosas no han salido como esperabas”.

 

Y con esto llegamos al último y quizás más nefasto enemigo de la autoconfianza:

 

5 – El Miedo a SENTIR Fracaso y Culpa por cometer Errores.

Esto tú ya lo sabes. Cometer errores duele. Es así, es el sabor que tienen los errores. Te hacen sentir esa incómoda sensación de fracaso, y todavía peor, te hacen sentir CULPA.

Tenemos tan asociada la culpa y el fracaso como algo negativo que nos resulta imposible aprender de ello de forma madura e inteligente.

Esto hace que tengamos una enooooooorme barrera para aprender, permitirnos cometer errores de los que aprender, tomar decisiones, y por supuesto madurar y crecer como personas y también como profesionales. Y esto nos lleva por consiguiente a los malos hábitos que destruyen tu Confianza.

Piénsalo por un momento, ¿cómo vas a aprender, crecer y madurar si no cometes errores? ¿Cómo vas a construirte una vida plena y más feliz, si antes no cometes errores? Bueno pues esto que es tan obvio es justamente lo que más obviamos precisamente porque preferimos leer mil libros de autoayuda, y gastarnos el dinero en hacer mil cursos y retiros de crecimiento personal o espiritual, antes que SENTIR culpa y frustración por cometer errores. ESTA ES LA DURA Y CRUDA VERDAD de las personas que estamos “enganchadas” al desarrollo personal y al crecimiento espiritual. Hacemos todo eso para no SENTIR.

Y es una lástima porque, por propia experiencia puedo decirte que no hay información más valiosa que la que puede darte las horrible e incómoda sensación de culpa o la asquerosa sensación de frustración. Son sentimientos que precisamente por ser tan intensos, hacen que tus aprendizajes sean mucho más fuertes, profundos y duraderos en el tiempo. Aprendes a tomar decisiones diferentes, aprendes a sacar lo mejor de ti en la siguiente ocasión, aprendes a conocerte mejor, etc, etc.

Pero, muchas personas que justamente dicen que se “trabajan mucho interiormente” lo que hacen es “tratar de evadir la culpa, y trata de no volver a cometer errores”. El mejor consejo que puedo darte es que no seas uno de ellos. Atrévete  sentir todas tus emociones y sentimientos y a reconocer la función que tienen.

Fíjate en esto, solo sintiendo culpa uno puede dejar de ser manipulado por un narcisista o una persona tóxica. Cuando alguien manipula a otra persona lo hace apelando a su sentimiento de culpa. Y la persona manipulada no podrá salir de ese circo si no se atreve a dejar de hacer lo que el otro le diga, a pesar de que el otro diga cosas que le hagan sentirse culpable. Y esto es solamente un ejemplo, de cómo el permitirte sentir culpa te permite cambiar por completo tu vida.

Quizás te haga sentir culpa pensar en tomar una decisión que puede poner en riesgo tu relación de pareja o tu trabajo, pero debes recordar que esa culpa tiene una información relevante para ti, quizás simplemente te advierte de que estás cargando con más responsabilidades de las que te corresponden. Y si no te permites sentir y profundizar en ello, nunca aprenderás nada y sin aprender uno no puede ni crecer, ni cambiar su vida.

Conclusión:

Obviamente este tema da para mucho más, así que si quieres seguir profundizando conmigo en este apasionante tema de cómo lograr tener más autoconfianza y también cómo gestionar tus emociones con más madurez, no olvides que en mi programa de coaching diario Mañanas Conscientes trato todos estos temas con mucho más detalle.

Espero que este tema te haya sido útil, y sobre todo espero que te de una nueva salida o perspectivadea cómo puedes empezar a hacer mejoras en tu vida, para conseguir poco a poco más confianza y más seguridad en ti mismo y así empezar a construirte una vida más plena y alineada con tu propósito.

No olvides compartirme en comentarios ¿cuál fue el hábito que más te sorprendió? O ¿con cuál te identificas más? Y déjame tu Like si te este video te ha resultado útil para seguir apoyando mi canal.

Y mientras tanto, me despido y te veo en el próximo video.

 

 

 


 

Si quieres saber más sobre Mañana Conscientes pulsa este link para más información sobre el programa y cómo apuntarte a la lista de espera.

Mañanas Conscientes

No olvides suscribirte a mi canal de YouTube si todavía no lo has hecho, pues me quedan un montón de cosas más por contarte que son realmente muy importantes y que estoy segura te ayudarán y mucho a conseguir tus más altas metas.

¡¡¡Te leo en comentarios!!! 🤗

Sandra.

 

 

Soy Sandra González y quiero ayudarte a dejar atrás las dudas, la indecisión y el estancamiento en el que te encuentras.

Estás a un paso de empezar a construir tu futuro profesional y dedicarte a lo que te hace feliz de verdad. Aclárate y pon en marcha hacia tu reinvención.

Tu nueva vida está más cerca que nunca. ¿Empezamos? >>

 


 

Deja un comentario

*campos obligatorios Please validate the required fields

*

*