fbpx

10 HÁBITOS para EMPEZAR en 2022

Estos son los 10 Hábitos que te propongo empezar, antes incluso, de que llegue el 2022. ¿Con cuál de ellos te animas para empezar ¡más que bien! el nuevo año?👇👇👇


 
 
 
 
 

10 Hábitos para Empezar en 2022

Desde hace varias semanas, estoy con ganas de contarte, cuáles han sido algunos los hábitos que más me han ayudado a cambiar mi vida y a crecer a nivel personal. Y finalmente he logrado reunirlos todos en este nuevo vídeo que te comparto hoy con mucha ilusión porque creo que puede ayudarte a empezar con muy buen pie tu 2022.

Este video es para ti, si estás con ganas de empezar con pasitos pequeñitos a mejorar un poquito cada día, tu bienestar mental y emocional, así como tu disfrute diario.

Y como te decía en otro email, no hace falta esperar a que termine el año para empezar.

Puedes empezar por ver el video, anotar lo que consideres y empezar ya a sentirte mejor cada día, independientemente de que ahora mismo tengas varios desafíos entre manos, porque, como siempre digo, la vida es lo que ocurre cada día, y por eso cada día cuenta 🙂

Aquí te dejo un pequeño adelanto de algunos de los hábitos que te invito a tomar en cuenta en este video:

  • Empieza el día aclarando tus intenciones y objetivos
  • Ve sin prisas por las mañanas
  • Acuéstate antes por las noches
  • Haz más cosas que estén alineadas con tus valores
  • Ten un momento de inspiración cada día

 ¡Te explico el resto en el video! 👇🏻👇🏻👇🏻

 

«10 Hábitos para Empezar en 2022✨ «


 
PPSSSSTT!!!! Si te sientes perdido y quieres descubrir qué hacer con tu vida a partir de ahora, Descárgate Gratis mi GUÍA CLARIDAD 📒 🔦 para aclarar tus ideas, cambiar el rumbo y volver a empezar.

 

 

Transcripción del Video:

«10 Hábitos para Empezar en 2022«

Hola de nuevo y bienvenido a este video en el que voy a compartirte 10 buenos hábitos para empezar antes de 2022. Y que puedes probar a implementar ya en tu vida para crearte un día a día más consciente, más amable contigo mismo, y seguir avanzando hacia un mayor bienestar.

Obviamente no se trata de ir a por todos estos hábitos a la vez. Más bien lo que te presento son ideas de buenos hábitos en las que podrías enfocarte. Así que se trata de que empieces por tenerlos presentes. Y luego identifiques aquel que podría ayudarte más a cambiar tu día a día o acercarte más rápidamente a lograr tus objetivos.

 

El primero de estos bueno hábitos es tan importante que quizás ya lo tengas instaurado y si no es así, quizás pueda ser tu primer candidato para empezar ya mismo, me refiero al hábito de

01. Empezar el día teniendo claras tus intenciones y objetivos

Porque el día a día es muy traicionero, cuando menos te lo esperas aparecen imprevistos, compromisos con los que no contabas. Cosas que hacer a mayores de lo que tenías identificado y sobre todo, aparecen distracciones.

Lo que significa que, si no tienes bien claro qué es lo ineludible, o lo extremadamente importante que debes tener hecho en primer lugar ese día, lo más probable es que acabes por no hacerlo. Y te disperses en el mar de imprevistos o distracciones que se presentan a diario.

Se trata de cada mañana identifiques cuál es la tarea o tareas más importante de realizar ese día. Hazlo a primera hora, antes de empezar el día, porque luego, es cuando vienen los imprevistos. Y como los imprevistos suelen venir disfrazados de “urgencia” tu tendencia será la de atenderlos antes que cualquier otra cosa. Pero si tú empiezas el día ya con la intención de enfocarte en esa cosa importante, podrás ver aparecer imprevistos y ordenarlos en tu agenda para atenderlos después de asegurarte de haber hecho lo importante. A esto se le llama priorizar, o poner foco en lo importante y es lo que te llevará a lograr objetivos con éxito independientemente de los imprevistos.

 

 

02. Ve sin prisas por la mañana

Precisamente para poder implementar este primer hábito, puede serte muy útil empezar tus mañanas de forma más tranquila a como quizás la estás llevando ahora mismo. Y es que levantarte y empezar a correr para todos lados con el agobio de pensar a cada rato “llego tarde”, “llego tarde”, “llego tarde” 😉 no solo te hace iniciar cada mañana con estrés sino que además, te impide hacer una buena planificación de qué es lo que harás para ser mas productivo, ese día.

Así que, en mi caso yo decidí el año pasado empezar a levantarme una hora antes, ahora lo hago a las 07:00h, cuando en realidad podría estar perfectamente hasta las 08:00h o más en cama, pero me parece mucho más placentero aprovechar esa horita en la que normalmente ya he descansado lo suficiente para iniciar mi rutina de mañana con más calma y sobre todo para poder prepararme desayunos más cuidados. Esta es mi manera también de sentir que me dedico tiempo a mi misma, y esto marca una gran diferencia en mis niveles de satisfacción con mi propia vida.

Obviamente para poder tomártelo con tanta calma tendrás que:

 

03. Acostarte antes por las noches

Ya que, de qué sirve que te propongas ralentizar tus mañanas levantándote antes, si luego te vas a pasar el día como un zombie. Así que si te fijas, un buen hábito te puede llevar a otro, y este a otro y de pronto, cuando te quieres dar cuenta, tu estilo de vida no solo es completamente diferente, sino que te hace sentirte mucho más a gusto con tu vida, y con tu día a día.

A estas alturas sobra decir lo importante que es que descanses bien, por tanto, lo que voy a hacer es darte unos tips para ayudarte a conseguirlo. A mí lo que me funciona es tener un “procedimiento”. Uno que tardé unos cuantos meses en poner a punto y que me funciona el 95% de los días.

Consiste en cenar temprano, lo cual me obliga a “parar”. Parar el cuerpo, parar la mente y empezar ya a relajarme y desconectar del resto del día. Una vez ceno, como aún es temprano, me da tiempo a relajarme. La mayor parte de las veces veo un ratito alguna de mis series favoritas en Netflix, y lo que hago es tener una alarma en el móvil que me avisa con 1 hora de antelación que es hora de ir a dormir. Pero de nuevo aquí tengo otra alarma, la de “a dormir” y ahí, ya estoy tan relajada y desconectada que por lo general, a los 5-10 minutos de apagar la luz, ya estoy dormida.

 

04. Hacer más cosas que estén alineadas con tus valores.

Algo que también va a contribuir, y mucho, a que tu vida mejore es tomar el sencillo hábito de hacer más cosas que estén alineadas con tus valores. Y para esto no hace falta montar una fundación o una ong. Basta con que, si eres una persona a la que le preocupa la ecología, empieces a prestar más atención a lo que compras, y en igualdad de condiciones elegir productos que no tengan tanto embalaje plástico, o que sean ecológicos. Yo por ejemplo, cuando paseo por la playa y veo alguna botella de plástico en la arena pues la recojo y la tiro en la primera papelera que veo, y esto lo hago también el parquecito que tengo delante de mi casa, también tengo cuidado de reciclar mis pilas, mis capsulas de café, y la ropa que ya no utilizo.

Otro ejemplo, si para ti es importante apoyar a tu comunidad o hacer vida de barrio, podrías acostumbrarte a consumir más productos y servicios de comercios que estén en tu barrio o ciudad versus comprarlo todo online en amazon o ali expres.

En definitiva, se trata de hacer más de aquello que te define, o que quieres que te defina, porque esas pequeñas cosas, que parecen no tener la más mínima importancia o impacto, en realidad son las que te al final del día, te llenan y te hacen sentirte bien contigo mismo. Y en el fondo son cosas que no cuestan dinero, que no cuestan tiempo y que no cuestan esfuerzo, pero que tienen el poder de hacerte sentir que te has convertido en la persona que siempre has querido ser, y para eso no hace falta ni ganar premios, ni encontrar el trabajo de tu vida, ni montar un negocio de éxito. Puedes ser feliz y quererte más a ti mismo desde ya con este simple hábito.

 

05. Ten un momento de inspiración cada día.

Cuando pienso en lo mal que iba mi vida cuando empecé mi década de los 30 y observo ahora lo feliz y plena que me siento con 40, no dejo de pensar en esa constante que me acompaño todos estos años y que me ayudó a mantenerme enfocada y motivada para enfrentarme a todos los desafíos y sobre todo disgustos por los que tuve que pasar. ¿Sabes cuál fue esa constante? El preciado hábito de inspirarme cada día.

Todo empezó con un libro de Robin Sharma que encontré en la gran biblioteca de libros de mi madre. A los 29 años, en plena crisis profesional y vocacional me sentía de todo menos exitosa, y leer este título fue como un “llamado” a empezar a leerlo. Para mi, lo curioso de este libro era que no estaba escrito de forma continuada como todos los que había leído hasta entonces. Lo que hace el autor es desarrollar pequeños capítulos de apenas 2-3 páginas.

Con lo cual cada día, disfrutaba de un capítulo y eso me inspiraba para empezar primero a ver que realmente yo podía cambiar mi vida, y luego para ver ejemplos de cómo otros lo habían logrado. Esto me llevo a otros libros, por supuesto, pero sobre todo a mantener el muy buen hábito de tratar de reservarme un momento cada día para inspirarme.

Luego pasé a hacerlo no solo con libros, sino también con audiolibros, o podcasts, o videos de conferencias en youtube, artículos de blogs, etc. Lo curioso de este hábito es que te hace entrar en una especie de sincronicidad curiosa.

Mañanas Conscientes

Es como si cada día leyeras o escucharas justamente lo que necesitas oir ese día. De ahí que finalmente en 2016 decidiera crear mi programa de coaching diario Mañanas Conscientes, precisamente para dar esa inspiración diaria a mis clientes y así ayudarles más profundamente a cambiar sus vidas. Para mi este, es de los hábitos más poderosos y que más me han ayudado sin duda a mantener el foco en mis sueños, a pesar de los obstáculos que me iba encontrando, porque hace que no se te olvide qué es lo que realmente quieres.

 

De ahí el siguiente hábito:

06. Revisa tu propósito antes de actuar o tomar decisiones.

Este es un hábito muy importante pero que muchas veces nos pasa como que muy desapercibido. ¿Alguna vez te ha pasado que aceptas compromisos y luego te das cuenta de que eso no te permitirá hacer aquello que si era realmente importante para ti? Me refiero a algo que tenías en mente desde hace tiempo, pero que por alguna razón, en ese momento olvidaste. Bueno, pues este tipo de “olvidos” son en gran parte los causantes de que no logres avanzar hacia una vida más plena y acabes siempre haciendo cosas que, o bien no te gustan, o bien no te aportan gran cosa.

Bueno, pues basta con hacerte una simple pero muy poderosa pregunta para solucionar todo esto de un plumazo: antes de tomar una decisión por pequeña que sea, hazte esta pregunta: ¿qué propósito tiene que yo compre esto ahora? O ¿qué propósito tiene que yo le diga que si a esta persona ahora, o que acepte este compromiso ahora?

Al hacerte esta pregunta, lo que consigues es ponerle tiempo y conciencia a tus decisiones. Esto te ayudará a tomar mejores decisiones en el 99% de las veces, y sobre todo a alinearte cada vez más con lo que realmente es importante para ti y para tu felicidad.

 

Y para hacerlo todavía de forma más eficaz, puedes trasladarlo a tu área económica, por ejemplo implementando este otro buen hábito:

7. Organiza tu dinero haciendo un buen plan

Aquí hay tantas opciones como propósitos, así que se trataría de estudiar bien tu caso, definiendo qué es lo que te gustaría cambiar o conseguir en tu forma de administrar tu dinero y a partir de ahí trazar el mejor plan para lograrlo. Por ejemplo, puedes usar el plan de las 6 cuentas físicas o “virtuales” en las que repartir tus ingresos mensuales para asegurarte de hacer un buen uso de tu dinero. Por ejemplo: 10% para tu Cuenta de dinero para invertir – 10% Cuenta para ocio – 10% cuenta de ahorros a largo plazo – 10% Cuenta para formación – 50% Cuenta para necesidades básicas – 10% Cuenta para donaciones

Pero repito, este es solo un ejemplo, y si este tema te interesa házmelo saber en comentarios ya que si sois muchos los interesados entonces me ocuparé de crear algunos videos para ayudaros con este tema.

El caso es que al hacer planes de este tipo, te aseguras de que tardes mas o tarde menos, el dinero ya no sea una excusa para conseguir vivir la vida que quieres.

 

El siguiente hábito que puedes empezar antes de terminar el año y que también tiene que ver con organización, pero esta vez no de tus finanzas sino de tu hogar es el de:

08. Limpiar y ordenar sobre la marcha

Yo, de verdad. Este es un hábito que, aunque puede costar un poco al principio, marca toda la diferencia. Y yo que trabajo desde casa lo noto muchísimo, porque es donde pasan mis días y mis semanas, y es increíble como cambia el estado de ánimo cuando vives y/o trabajas en un lugar completamente desordenado, a cuando lo haces en un sitio limpio y organizado.

Así que la solución a todo esto es la siguiente:

Cada vez que cojas ropa del armario, deja el resto ordenado. Cada vez que te cambies de ropa, guárdala en su lugar. Cuando termines de comer, lava los platos o mételos en el lavavajillas. Al terminar de hacer una tarea, guarda los materiales que hayas utilizado en su lugar. Y así con todo lo que vayas usando en tu día a día. De esta manera conseguirás dos cosas:

  • vivirás todos los días en un hogar con un mínimo de orden y limpieza.
  • por otro lado, lograrás sentirte bien contigo mismo, estar más relajado cuando llegues a casa y mejorar tu bienestar diario.
  • además, con este hábito fomentas tener, no solo más orden en tu casa, sino también en tu vida y en tu mente, porque te acostumbras a no posponer y evitas ir por el camino de convertirte en una persona dejada.
  • y por último, cuando llegue el fin de semana, tendrás más tiempo para descansar y hacer más cosas que te gusten. Seguirás teniendo que hacer limpieza, obviamente, pero requerirá menos tiempo y esfuerzo por tu parte.

 

El siguiente buen hábito que puedes empezar ya mismo es el de acostumbrarte a:

09. Tomar perspectiva cuando las cosas no van como quieres

En mi opinión hay algo que nos está afectando muchísimo y que no siempre somos capaces de entrever: muchos hemos perdido la capacidad de poner en perspectiva nuestra propia vida. Y esto, aunque suele ser algo más propio de la adolescencia, parece haber sido arrastrado hacia nuestra vida adulta.

Fíjate en esto. Recuerdas cuando tenías 16 años y de pronto tu mejor amigo te traicionaba, o de pronto tu noviete o novieta te dejaba? Cómo te tomabas esos eventos? Como si fuera el fin del mundo ¿no? Como si a partir de ese momento tu vida se acabara ¿no? jejejeej qué tiempos aquellos! QUÉ DRAMONES, POR DIOS! Jajaja. Bueno, pues eso tenía sentido entonces porque a los 16 años, como apenas has tenido experiencias, es normal que no puedas poner en perspectiva lo que te pasa y por tanto todo se te haga un mundo.

Pero ahora, con 30, 40, 50 años, lo que te sobra son experiencias, y también perspectiva de tiempo. Y esto es justo de lo que tienes que hacer uso para poder ver tu vida desde otra óptica y ponerle perspectiva a las cosas.

¿Y cómo se hace esto?

Para mi hay 2 formas complementarias de hacerlo.

En primer lugar, se trata de ponerle Perspectiva de Tiempo. Recordar que las malas rachas no duran para siempre, que quizás en la escala del tiempo que dura una vida, el problema que tienes ahora quede en el olvido en un par de años, y que si te pones en la situación de imaginarte en tus últimos de meses de vida, cuando seas anciano, si te pregutaran “oye, te acuerdas de eso que te pasó allá por los años 202 y tantos, lo mucho que te afectó”.. seguramente responderías, ah, si, bueno, pero al final no fue para tanto”

¿Por qué? Porque el tiempo aumenta tu perspectiva. Así que si, ocúpate de tus problemas ahora, pero no te olvides de ponerle perspectiva de tiempo también para no dejarte llevar por el dramatismo de la adolescencia, porque ahora ya eres un adulto y tienes con qué saber cómo sobreponerte a tus malas rachas.

En segundo lugar, se trata de poner perspectiva también pero esta vez haciendo un balance general revisando en conjunto todas las áreas de tu vida.  Piénsalo por un momento, estoy segura de que hay muchas otras cosas en tu vida que si te hacen feliz, que si te llenan y que si van bien. Si haces una suma de todo lo que conforma tu vida, al final es muy probable que el balance te salga positivo, y llegarás a la conclusión de que, si, es cierto, tienes unos cuantos retos y problemas entre manos ahora mismo, pero también tienes muchas otras cosas, como un hogar o una familia, o un trabajo que te gusta, o una pareja que te llena, o un hobbie que te apasiona, y/o seguro que muchos buenos momentos vividos y por vivir, que son los que al final están conformando tu vida, y también tu felicidad.

Así que recuerda, tómate en serio tus problemas y también ponles perspectiva para no dejarte llevar o aplastar por ellos.

 

10. Acostúmbrate a tener momentos periódicos de autoevaluación.

Es asombrosamente fácil desviarse de lo que uno es, y también de lo que uno quiere realmente.  Eso significa que, aunque hayas hecho tus deberes y te hayas descargado la Guía Claridad. Y hayas hecho tus ejercicios para definir tu propósito, tu misión y tu visión, y tengas una idea más o menos clara de qué quieres hacer con tu vida, es probable que tu día a día no siempre se corresponda con ello.

Y no pasa nada si te desvías de tu plan de vez en cuando, porque forma parte del viaje de la vida, pero qué pasa cuando lo pierdes de vista una y otra vez, y al final pasan los años y parece que no. No hay manera de avanzar hacia la vida que quieres. Buenos pues esto tiene mucho que ver con lo que yo llamo la falta de Autoevaluación. No sé si sabes cómo hacen los pilotos de aviones para llegar a destino.

Obviamente si, trazan el rumbo, por ejemplo de Madrid a Nueva York, que va a ser una línea recta (igual que la que tú trazas cuando haces tus planes de acción para lograr tus objetivos), pero  luego cuando echan a volar  lo que ocurre que se encuentran con diversas corrientes de aire que les desplazan continuamente de ese rumbo en línea recta que se habían trazado. Sin embargo, no cabe duda de que llegarán a su destino, en este caso Nueva York, y no a Miami, ¿cierto? ¿y cómo lo hacen si constantemente hay corrientes de aire que les empujan en dirección opuesta a su rumbo?

La respuesta es:

Mediante el seguimiento y la evaluación de su posición y su rumbo. Lo que hacen los pilotos es estar continuamente revisando sus indicadores de posicionamiento y corrigiendo el rumbo. Lo corrigen una y otra y otra y otra vez, hasta que llegan a destino.

Sin embargo, qué nos pasa a nosotros. Ocurre algo que nos desvía de nuestra meta, y ale!  Se terminó. Y esto es lo que no puede ser. Entonces, mi última recomendación para empezar bien este 2022, es que si esta es una de las causas por las que crees que no logras alcanzar tus metas y cambiar tu vida, empieces a tomarlo en cuenta. Autoevalúa dónde estás y hacia dónde vas periódicamente. Hazlo cada semana, o como mínimo cada quince días o un mes como mucho, pero hazlo. Para ello, hazte preguntas del tipo: ¿estoy haciendo lo que he dicho que iba a hacer para lograr lo que quiero?  ¿le estoy dedicando mi tiempo a mis proyectos y objetivos o estoy haciendo otras cosas más placenteras pero que no me llevarán a donde quiero?  Etc, etc.

Si no te haces este tipo de preguntas regularmente, es fácil que pierdas el rumbo, pero no porque  es que “eres una personas dispersa” “eres una persona que no es constante” “eres una persona indisciplinada”. No tiene nada que ver con todo eso. Tiene que ver con si te autoevalúas o no. Con si autocuestionas o no. Si le pones conciencia a tus días y semanas, o no. Así que deja de descalificarte a ti mismo y ponte a hacer lo que tienes que hacer para lograr construirte la vida que deseas.

 

Conclusión

Espero que todos estos consejos te ayuden de veras a empezar con muy muy muy buen pie tu 2022. Recuerda que puedes empezar el año trabajando conmigo y el resto de mi comunidad. A través de mi programa de coaching diario mañanas conscientes. Para que te ayude a crearte nuevos hábitos y que aprendas a ser más productivo, a marcarte objetivos y a fortalecer tu confianza. Para terminar 2022 con la seguridad de estar en camino hacia una mayor plenitud.

Gracias por acompañarme hoy, no olvides darle al me gusta si este video te ha resultado útil para darle apoyo a mi canal. Y déjame en comentarios tu opinión sobre cuál de estos hábitos crees que podría ser más positivo iniciar para mejorar tu vida en 2022. Te veo en el próximo video, bye, bye!

 

 


 

Si quieres saber más sobre Mañana Conscientes pulsa este link para más información sobre el programa y cómo apuntarte a la lista de espera.

Mañanas Conscientes

No olvides suscribirte a mi canal de YouTube si todavía no lo has hecho, pues me quedan un montón de cosas más por contarte que son realmente muy importantes y que estoy segura te ayudarán y mucho a conseguir tus más altas metas.

¡¡¡Te leo en comentarios!!! 🤗

Sandra.

 

 

Soy Sandra González y quiero ayudarte a dejar atrás las dudas, la indecisión y el estancamiento en el que te encuentras.

Estás a un paso de empezar a construir tu futuro profesional y dedicarte a lo que te hace feliz de verdad. Aclárate y pon en marcha hacia tu reinvención.

Tu nueva vida está más cerca que nunca. ¿Empezamos? >>

 


 

Deja un comentario

*campos obligatorios Please validate the required fields

*

*