fbpx

Domina tu Mente. Despierta tu Conciencia

domina tu menteEn este video te cuento cómo puedes empezar a domina tu mente, eso si, no a través de la lucha sino todo lo contrario, a través del desarrollo de tu conciencia y el uso correcto de tu atención.

 
 
 
 
 

DOMINA TU MENTE.

Nuestro cerebro puede generar de media hasta 60.000 pensamientos por día. La calidad y cualidad de estos pensamientos es muy dispar. Si la mayor parte son pensamientos dramáticos o angustiosos, pueden pasarte factura, tanto a nivel mental, como emocional y físico.

Aunque sobre este tema ya se ha dicho mucho y puedes encontrar muchos blogs y canales de YouTube en los que se habla de esto.

Lo que he podido observar es que cuando se habla de “controlar la mente”, o “dominar la mente”, pareciera que tuviéramos que hacer un curso de brujería o dar con una fórmula secreta para así desbloquear todo un potencial de creación a partir de la mente.

Y lo que pretendo en este video es quitarle toda esa parafernalia mística a este asunto, para que puedas aprender de forma práctica y realista “no a dominar tu mente”, sino como te decía en un video anterior a “surfearla”, esto es, a entrenar tu mente.

Bien, pues aquí tienes el video👇🏻👇🏻👇🏻

¡Vamos a por ello! 👀   

 

«Domina tu Mente»

DOMINA TU MENTE 🤓

 

👂 PSSST! Si te sientes perdido, te haces preguntas existenciales y sientes que a Tu Vida le Falta Propósito…

DESCÁRGATE mi Libro Gratuito: «EL BUSCADOR DE SENTIDO» 📙 👉 Pulsa aquí >>

 

Transcripción del Video: «Domina tu Mente | Despierta tu Conciencia»

 

Bien, el hecho de que tu mente tenga la capacidad de producir cantidades enormes de pensamientos cada día, hasta el punto de bloquearte, angustiarte o saturarte, NO ES EL PROBLEMA.

El problema no está en tu mente o cerebro. Por eso de nada sirve que busques una fórmula para hackearlo o resetearlo o re-programarlo. El cerebro hace lo que tiene que hacer: Pensar.

Punto.

Ok. Entonces, dónde está el problema? El problema está en lo que se llama LA ATENCIÓN DÉBIL.

Te voy a contar una historia para ilustrar esto. Cuando salgo a pasear con mi encantadora perrita Tris y la suelto para que se divierta en el parque, siempre que la llamo o silbo viene corriendo a junto a mí.

¿Por qué? Porque la he entrenado para que cuando escuche mi silbido venga corriendo a mi vera.

Yo paseo por el parque todos los días, y te puedo decir que hay muy pocos perros que hagan esto. Todos los días veo a dueños y dueñas de perros corriendo detrás de sus mascotas y gritando sus nombres en un vano intento de recuperarlos.

¿Moraleja?

Si no entrenas a tu perro, en cuanto le llegue un estímulo (puede ser un olor a comida, avistar a otro perro, etc) tu perro se irá corriendo detrás de ese estímulo y no te hará ningún caso.

De la misma manera, una mente que no está entrenada, al recibir un estímulo (una noticia del telediario, o la aparición de un recuerdo doloroso, etc) hará que tu atención salga corriendo detrás de ese pensamiento sin dudarlo si quiera. Como un perro sin entrenamiento.

Así de sencillo.

Por tanto, entrenar tu mente es, en definitiva, un ejercicio de aprendizaje. De lo que se trata es de que Aprendas a Dirigir la Atención de tu Mente.

Clave 1: Aprende a Dirigir la Atención de tu Mente

Allá donde pones tu atención, es hacia dónde diriges tu mente, tu emocionalidad, tu energía y por supuesto, esto tendrá consecuencias a nivel de tu cuerpo físico.

Si pones tu atención en pensamientos dramáticos, activas tu mecanismo biológico del estrés, que a su vez pondrá en marcha la segregación de hormonas para prepararte para la huida o lucha, y esto hará que cambie tu química interna, así como tu estado físico y fisiológico.

Como seguramente ya sabrás a estas alturas. Si constantemente dejas que tu atención se vaya hacia pensamientos angustiosos o dramáticos, el equilibrio de reposo y tranquilidad de tu cuerpo se verá alterado y acabará desencadenando en ti problemas tanto a nivel emocional como físicos.

Sin contar que estarás malgastando tu increíble y maravilloso cerebro para hacerte daño a ti mismo, en lugar de, para mejorar o cambiar tu vida.

Así pues tu cerebro te presenta pensamientos, y la atención de tu mente es la que decide seguir o no a esos pensamientos, es decir, que tu mente hace como de portero de discoteca. Hace una selección. (clip gracioso de portero o similar no dejando pasar a unas personas). Decide en qué pensamientos merece la pena invertir energía y en cuáles no.

 

¿Y qué papel juega la conciencia aquí?

Bien la conciencia es el resultado que emerge de esa capacidad de atención , sumada a tu capacidad de des-identificarte de tu pensamiento.

Cuando le pones la atención a tu pensamiento des-vinculándote del mismo, como si fueras un mero observador ajeno a ese drama que estás imaginando en ese momento, es cuando puede emerger en ti lo que llamamos la conciencia.

La conciencia no es algo místico que debes encontrar en el fondo de ti, a través de conectar con una fuerza universal, o a través de re-conectarte con tu Ser, ni nada de eso.

La conciencia es el conocimiento que el ser humano tiene de su propia existencia, de sus estados y de sus actos.

Así pues, tanto tú, como yo, como cualquier otra persona, tenemos conciencia. Todos la tenemos. Ni tienes que ir a buscarla a ningún sitio, ni necesitas hacer un curso para encontrarla, ni es algo exclusivo de personas iluminadas.

Ya tienes conciencia por el mero hecho de tener un cerebro humano.

La cuestión ahora es aprender a usar esa conciencia a tu favor. La cuestión ahora es aprender a entrenar a tu mente, tu atención y tu capacidad de auto-observación para que tu conciencia se desarrolle cada vez más.

 

Clave 2: Desarrolla tu Conciencia

Cuando te haces consciente de lo que estás pensando, no estás pensando. Estás observando. Y es así cómo puedes dimensionar lo que está pasando en tu interior. Te haces consciente de lo que ocurre en tu pantalla mental y por tanto, puedes hacer algo al respecto: tomar decisiones, retirar atención, retirar credibilidad, etc.

Por tanto, repito. La conciencia no es algo mágico que viene de otra dimensión, la conciencia es lo que emerge cuando le pones tu atención a alguna cosa o pensamiento, y puedes des-identificarte del mismo. Nada más.

Con esta simplificación que te hago de lo que es la conciencia realmente, ya no necesitas “trabajarte” mil años para lograr convertirte en un ser consciente. De hecho ya eres un ser consciente. Solo que tu atención y por tanto tu conciencia es débil, por eso te dejas llevar por tus pensamientos. Lo que te toca ahora es empezar a desarrollarla.

 

¿Cómo desarrollar tu atención y tu conciencia?

Vivimos en una sociedad que fomenta la atención débil. Puedes recibir mil noticias y mil estímulos en apenas media hora, con solo hacer scroll en tu muro de Facebook, Instagram o Twitter.

Recibes muchísimos estímulos diarios, pero no les pones la atención. Apenas ves una noticia o frase motivadora, ya pasas a la siguiente. Y lo mismo con los videos de YouTube como este. Apenas ves la intro, un par de minutos con suerte y ya estás con ansiedad de pasar al siguiente.

Todos buscamos inconscientemente gratificación instantánea. Eso de currárselo para ganárselo… como que no, jajajaja! Y esta es probablemente una de las principales razones por las cuales prefieres seguir buscando fórmulas mágicas para conectar con “la conciencia”, antes que hacerte cargo de desarrollar la que ya tienes.

TU conciencia.

Pero, si estás con ganas de ponerle remedio a esto, voy a explicarte qué puedes empezar a hacer para desarrollarla.

Lo primero que debes aprender es a poner atención y luego dirigir esa atención.

Es decir, aprender a enfocarte.

¿Enfocarte en qué?

¡En lo que quieres!

Por esto es importante que te tomes el tiempo necesario para aclarar qué quieres.

Cuando sabes lo que quieres, cuando tienes proyectos de futuro, cuando tienes metas y objetivos de vida, acostumbras a tu mente a desarrollar la capacidad de enfocarse, y lo más importante, de mantener su enfoque.

En mi, por ejemplo, se da de forma natural. Yo ya tengo esa habilidad porque mi personalidad está orientada a objetivos. Para mi es más difícil dispersarme que enfocarme y volverme totalmente autista ¡jajaja!

Así que necesito aprender a des-enfocar mi mente, ese es mi desafío. A retirarle la  atención a mis objetivos, y A tomar conciencia de que eso no es lo único en la vida, y por tanto enfocarme en tener objetivos personales también.

Para ti quizás sea lo contrario. Puede ser que tu reto tenga que ver con aprender a enfocarte en tus objetivos, en lugar de en las noticias dramáticas que ves en la televisión. O de torturarte con tus errores o conflictos del pasado. O de imaginarte futuros apocalípticos. (Clip gracioso en blanco y negro por ejemplo, de persona asustada)

Sea cual sea tu caso, lo que necesitas es PONER ATENCIÓN (caja palabra resaltada  . Para así permitir que emerja con cada vez más frecuencia y por más tiempo tu CONCIENCIA.

 

Y ahora viene la gran pregunta, ¿Cómo se hace esto?

 

3. ¿Cómo puedes desarrollar tu conciencia y tu atención?

Voy a ir explicando en detalle esto en  próximos videos de esta serie: Entrena tu Mente, así que suscríbete y activa la campanita para no perderte ninguno.

Como te decía, yo paso de fórmulas mágicas o de conexiones con el universo, la nada o el todo (ya pasé por esa experiencia y gracias que pude hacer uso de mi pensamiento crítico, madurar y tomar conciencia de que la cosa no va por ahí para esta cuestión en concreto). Así que vamos a ir a lo práctico y a lo verdaderamente aplicable en la vida cotidiana.

 

Aquí te adelanto 3 sencillas claves para empezar:

 

1. Haz una pausa. En los momentos que sientas que el drama, el miedo, la angustia, la ansiedad o la negatividad se están apoderando de ti. Haz un parón en tu mente y observa esa agitación interna para poder des-identificarte de esos pensamientos.

 

2. Toma la Decisión de retirar tu Atención. Al observar esa agitación interna de pensamientos estresantes, te darás cuenta de que están arrastrando tu emocionalidad y tu cuerpo con ellos, y que por tanto es el momento de cambiar tu foco de atención para no dejarte arrastrar por más tiempo po r esos pensamientos angustiosos.

 

3. Re-Enfoca tu mente. Ahora que ya has tomado conciencia de lo que te está pasando internamente, es cuando debes re-dirigir tu atención y enfocarte en alguna otra cosa.

 

Bien, Para mi aquí lo ideal y lo que mejor me funciona es revisar mi agenda del día y ponerme a hacer las tareas que me quedan por hacer. De esa manera, saco mi mente de ese pensamiento obsesivo, preocupante y angustioso. Y obligo a mi mente a concentrarse en alguna tarea, que puede ser tanto laboral, como personal, hobby, etc.

 

Otra gran cosa que puedes hacer es tener ya un objetivo, un proyecto, o una meta, tanto profesional como vital, hacia la cual puedas dirigir tu atención. En el momento que aparezcan en tu mente pensamientos obsesivos acerca de un futuro apocalíptico donde todo te vaya a salir mal, lo que puedes hacer es aprovechar esa energía mental y enfocarla en sacar adelante lo que tengas que hacer, para conseguir avanzar en tu proyecto o terminar esa meta que tienes por delante.

 

Así que, si este truco tampoco te funciona para ti, y en este momento estás con mucha agitación mental,  lo que puedes hacer es re-dirigir tu mente hacia algo que te guste mucho hacer, por ejemplo, puedes salir a darte un paseo a un lugar que de por si te relaje muchísimo. O bien pues ponerte con tu hobby favorito. O salir a hacer ejercicio físico.  O ponerte a terminar ese libro que lleva tiempo esperándote en la estantería, o seguir con ese curso que compraste hace más de un año y aún no terminaste.

En realidad, tienes a tu disposición mil opciones, pero claro, debes tener ganas de hacerlo. De nada sirve que escuches esto si luego no haces nada de lo que te estoy explicando.

 

Y si ves que todo esto es más de lo que puedes abordar ahora mismo.

Si te está costando empezar y terminar tus días con la mente despejada.

Si constantemente te dejas llevar por tus pensamientos angustiosos o dramáticos.

Si crees que te vendría bien alguna ayuda extra para:

  • aprender a desarrollar tu atención y tu conciencia
  • definir qué hacer con tu vida
  • saber cómo manejar tus relaciones personales
  • conocer cómo vivir con propósito
  • y seguir avanzando en tu proceso de desarrollo personal.

 

Y si además disfrutas viendo mis vídeos y mis explicaciones, es el momento de que des un paso más, y te unas a mi Programa de audios diarios: Mañanas Conscientes.

Mañanas Conscientes

En el que Cada audio se convertirá en tu momento diario para mirar hacia adentro, tomar conciencia y luego actuar para que puedas salir del estancamiento, crecer y desarrollar todo tu potencial.

En este programa mensual vamos a enfocarnos en 5 grandes temas cada semana:

  1. Lunes: Propósito y Espiritualidad
  2. Martes: Crecimiento Personal y Coaching
  3. Miércoles: Hábitos para mejorar tu Vida
  4. Jueves: Relaciones Interpersonales
  5. Viernes: Trabajo y Prosperidad

La idea es que Mañanas Conscientes te brinde un manual de vida para que sepas cómo dar forma a tus ideas y llevar a la práctica del día a día, todo lo que sabes sobre crecimiento interior y desarrollo personal.

Si quieres saber más sobre Mañana Conscientes y cómo puede ayudarte en este momento, encontrarás en los comentarios de este video un link para más información sobre el programa y cómo apuntarte a la lista de espera >>

 

Nos vemos en el siguiente video, ¡bye!

¡¡¡Te leo en comentarios!!! 🤗

Sandra.

 

 

Soy Sandra González y quiero ayudarte a dejar atrás las dudas, la indecisión y el estancamiento en el que te encuentras.

Estás a un paso de empezar a construir tu futuro profesional y dedicarte a lo que te hace feliz de verdad. Aclárate y pon en marcha hacia tu reinvención.

Tu nueva vida está más cerca que nunca. ¿Empezamos? >>


 

Deja un comentario

*campos obligatorios Please validate the required fields

*

*