fbpx

CÓMO DEJAR DE ACUMULAR | 3 Tips Minimalistas by Sandra Gonzalez

Hoy quiero hablarte de Cómo Dejar de Acumular cosas en casa y Aprender a Vivir con Menos.👇🏻👇🏻


 
 
 
 
 
 

CÓMO DEJAR DE ACUMULAR

Muy buenas cómo estás, espero que muy muy muy bien. Yo aquí con ganas de seguir contándote más cositas sobre cómo mejorar y simplificar tu vida. Y en esta ocasión, siguiendo con el hilo del video de hace un par de semanas, quiero hablarte de cómo puedes hacer para dejar de acumular cosas en casa y aprender a vivir con menos.

Y es que llevar un estilo de vida más sostenible y ordenado, te hará sentirte más a gusto en el lugar en el que vives. Y, aunque parezca mentira, esto es clave para ayudarte a, llegar a casa, y enfocarte y motivarte para lograr todas esas grandes metas o pequeños hábitos que te marcaste cuando decidiste cambiar o mejorar tu vida.

¡Te cuento el resto en el video! 👇🏻👇🏻👇🏻

 

CÓMO DEJAR DE ACUMULAR | 3 Tips Minimalistas by Sandra Gonzalez

✨ ✨ ✨ ✨ ✨

👂 PPSSSSTT!!!! Si estás pensando en dar un giro a tu futuro profesional, para convertirte en tu propio jefe: Descárgate Gratis mi GUÍA DEL PRO 📒

👩🏻‍💻 👉  Con claves y ejercicios que te ayudarán a salir de la Parálisis por el Análisis para que puedas, por fin, aclararte e iniciar tu ReInvención Profesional, y por qué no quizás incluso, dar el primero paso hacia la creación de tu propio negocio.

 

 

CÓMO DEJAR DE ACUMULAR

 

1. CONVIERTETE EN LA ADUANA DE TU CASA

Obviamente que para empezar a dejar de acumular, no basta con pasarte un día o un mes tirando cosas. Lo más importante es aprender y habituarte a controlar más lo que entra en tu casa y que luego por tanto va a acabar acumulándose junto con todo lo demás.

Así pues para empezar a implementar este control de aduana y acceso en tu hogar te recomiendo recordar estas 3 cosas:

La primera: Cuando estés a punto de comprar tú mismo alguna cosa, sea ropa, utensilios de cocina, material de papelería, objetos decorativos, etc. pregúntate siempre:

¿Esto es algo que REALMENTE necesito?

Es decir, si yo no comprara esto, me supondría un problema en mi vida o en mi día a día, ¿O, por el contrario, con lo que tengo puedo perfectamente seguir adelante? Y otra muy buena pregunta sería: ¿Tengo algo en casa que ya cumple la función de esto que estoy pensando comprarme?

Hacerse estas preguntas es DEMASIADO importante. ¿Sabes por qué? Porque las agencias de marketing y las personas que se ocupan de decidir cómo colocar los artículos en venta, han estudiado a fondo la psicología y el comportamiento humano, justamente para saber cómo propiciar que compres de forma impulsiva y sin que tomes verdadera conciencia de si realmente vas a necesitar o no ese artículo.

Esto es algo que tú y yo ya sabemos de sobra. Pero luego salimos por la puerta de casa, vemos algo bonito y barato y milagrosamente SE NOS OLVIDA! jajaj!

La segunda cosa que debes recordar es aplicar siempre:

La Regla de las 72 horas

Es decir, aun cuando decidas que un artículo que quieres comprar ha pasado el filtro del ¿de verdad lo necesito?, espera igualmente 72 horas antes de comprarlo. No importa si lo has visto en una tienda online o en una tienda física. Deja el artículo donde estaba, vuelve a casa y deja que pasen 2-3 días de por medio antes de volver a la tienda para comprarlo. Y en esas 72 horas comprueba en tu día a día si de verdad, de verdad, de verdad necesitas ese objeto en tu vida.

Te aseguro que esas 72 horas de reposo en tu decisión son mágicas y te permiten tomar mayor perspectiva sobre si eso que querías comprar realmente merece la pena o no. Y ahí es donde muere la estrategia de marketing de esas grandes marcas que estudian tu psique para que les compres. Las 72 horas de reposo, te liberan literalmente de esa manipulación mental encubierta. Así que si para ti es importante ser libre y tomar tus propias y meditadas decisiones, aplica la regla de las 72 horas.

Y la tercera cosa que debes implementar para convertirte en el control de aduanas de tu casa es:

Aprender a decir no

Y educar a los demás para que no te “coloquen” cosas que no necesitas o no vas a utilizar.

Esto suele pasar mucho con las madres. Yo no sé qué pasa con las mamás que en cuando sus hijos se emancipan les entran unas ganas irrefrenables de “colocarle” cosas a sus hijos. O bien, cuando van de compras ven algo bonito que les encanta, que se lo quieren comprar pero no pueden porque ellas ya tienen de eso, y piensan: jo esto es una pena, está super bien de precio, mira qué buena calidad, que pena, que pena, que yo ya tengo una de estas, jooo y entonces se les enciende una lucecita y dicen: ay, pero esto a mi hijo/hija le vendría genial,  venga lo compro porque merece la pena.

Y el resultado es que, aunque tú estás haciendo las cosas bien, y ya no compras cosas que no necesitas, va tu madre, y se la pasa “comprandote cosas que merecen la pena, porque claro mira qué precio y qué calidad, esto… es una ganga” ¿te suena algo de esto? a mi si.

Y cuando te quieres dar cuenta tu casa está abarrotada de cosas que a tu madre le da pena tirar, o que se ha comprado y ya no le sirve o no usa. ¿A alguien más le pasa esto?

La solución

Bueno, pues, a las madres y a todo aquella persona que tiende a “colocarte cosas” debes educarlos, y debes aprender a decirles NO. Y esto es más fácil decirlo que hacerlo, pero es imprescindible que tomes el control y no permitas que te “coloquen” cosas que ya sabes de sobra que no te van a aportar nada, no vas a usar y acabarán acumulándose en tu casa.

 

2. DEPURA TU CASA Y QUÉDATE SOLO CON LO QUE TIENE VALOR.

Si hay algo que a mi me hace sentir que avanzo hacia adelante en mi vida y que dejo atrás el pasado: es tirar cosas. Me da una sensación inmediata de reinvencion. Tipo, ya no soy esa persona, ahora soy esta otra, ¡bye bye! ahora si, viene lo bueno.

Entonces, yo cuando me pongo a depurar y por tanto, a tirar cosas que ya no me sirven, me pongo en un estado mental de mirar hacia el futuro. Y me centro en decir adiós a todo aquello que siento que ya no me sirve en esta nueva etapa que comienzo con esta depuración de mi casa.

Es decir, para mi, estos momentos de depuración son casi casi como un ritual.

Es un ritual de reinvención

Y de poner todo de mi parte para que mi nueva etapa empiece de la mejor manera posible y me ayude a lograr ser más feliz y conseguir lo quiero.

Y como me lo tomo así, realmente lo disfruto muchísimo. O sea, yo sé que hay gente que lo pasa mal decidiendo qué tira y qué no tira, y se siente culpable, o siente desasosiego por pensar que está tirando ciertas cosas que podría necesitar después, etc, y pienso que todo eso es debido a que no lo está enfocando desde la mirada o perspectiva correcta.

Entonces, como yo sé que si estás en este canal viendo este video es porque quieres cambiar tu vida, quieres mejorar, quieres avanzar y quieres reinventarte, te propongo que te tomes este paso como el paso que definitivamente marcará el comienzo de tu tan deseada nueva vida.

¿Tú deseas reinventarte y cambiar por completo tu vida?

Empieza por aquí. Empieza por cambiar tu entorno, empieza por ventilar aquello de tu pasado que no quieres que forme parte de tu futuro. Crea espacio nuevo para cosas nuevas, experiencias nuevas, momentos nuevos.

Por eso, lo más importante es que aprendas a distinguir qué es lo que tiene valor o significado para ti, qué no lo tiene. Y aquí creo que es donde falla mucha gente. Que lo que les pasa es que le otorgan, ellos mismos, un valor a ciertas cosas, que en realidad no tienen por si mismas.

Y ahí es donde todo lo que has aprendido en este canal sobre tomar conciencia, separarte de tus emociones para observarlas, gestionar tu locus interno, aprender a conocerte mejor, etc, cobra sentido y aplicabilidad.

¿Te cuesta tirar cosas?

Bueno, haz un ejercicio de conciencia. Toma tu libreta emocional, y escribe qué te pasa hoy que quieres tirar cosas pero te sientes mal y te cuesta horrores. Siéntate un momentito y escribe cómo te sientes, qué frases pasan por tu cabeza, qué te impide disfrutar de este proceso de renovación y creación de espacio nuevo.

Es decir, escribe qué te impide reinventarte y cambiar tu vida. Qué está pasando por esa cabecita. Solo tú puedes saberlo, no hay psicólogo ni coach que pueda escuchar tu vocecita interna, es tuya, solo tú la oyes. Así que es tu deber pasarla al papel para desmantelarla y ver qué onda. Qué es lo que le pasa a esa vocecilla. Y según lo que descubras tomar la mejor decisión para ayudarte a dar el paso y conseguir empezar poco a poco a tirar cosa que ya no tienen valor, ni usas, y depurar tu casa.

 

3. GUARDA SOLO LO LE SIRVA A TU “YO” REAL

Un error que yo he cometido por muchos, muchos años es comprar y acumular cosas que pensaba que algún día podrían servirme.

¿No te ha pasado de, por ejemplo, ver en rebajas un traje precioso, que te lo pruebas y dices wow qué bien me queda, y encima ves el precio y te dices, esto es una ganga! y cuando te paras a pensar en si lo necesitas, la respuesta es no, y automáticamente te dices, bueno pero es para por si acaso un día tengo que ir a una reunión importante, o me invitan a un evento de negocios, etc, y así pues, tengo un fondo de armario.

¡Error!!! 

Lo que estás haciendo es comprar cosas para tu “yo ideal” o “yo del futuro” que ni existe todavía, ni tampoco sabes si algún día existirá. Y con ese yo ideal o del futuro somos muy optimistas. Por ejemplo, si estás tratando de bajar de peso, y ves un pantalón estupendo que te quieres comprar pero ves que la única talla que queda es pequeña para ti, en lugar de dejar el pantalón donde estaba y seguir con tu vida. Vas y te dices, bueno pero en unos meses habré bajado de peso y podré ponérmelo, ¡me lo llevo porque esto lo voy a necesitar!

Y puede ser que si bajes de peso y puedas ponértelo, pero también puede ser que no. O que cuando lo consigas ya no te guste o no te siente como habías imaginado en un principio.

Bueno, pues este tipo de pensamiento también ocurre cuando estás tirando cosas y depurando tu casa.

Cuidado con tus pensamientos

De pronto, te encuentras con esa prenda que compraste para tu “yo ideal del futuro”, y piensa, ba, no la voy a tirar porque está nueva sin estrenar y quizás en el futuro lo necesite para algún evento, bla,bla,bla. Bien, pues ahí es cuando debes pararte a reflexionar y tomar conciencia de el error que cometiste al comprarlo y enmendarlo, tirando o donando eso que guardaste todo este tiempo para un “yo ideal” que no eres tú y que por tanto, no te sirve y necesitas tirar.

Y lo mismo pasa con todos los demás objetos de decoración, material de papelería, utensilios de cocina, pequeños electrodomésticos que ya no usas, esa bicicleta que finalmente lleva 4 años parada y que está llena de telas de araña y con las ruedas deshinchadas, o esa panificadora que compraste pensando que ibas a algún día hacerte tu propio pan.

NO quieras acumular cosas para tu yo ideal, más bien céntrate en hacer real todo aquello que realmente es importante para ti, y haz espacio en tu casa para que nada te limite a la hora de conseguir tus metas reales y tus avances reales. Esto es lo que te dará felicidad, no los ideales.

——-

NOVEDADES EN COACHINGPRO

Bien, y antes de darte mi tip adicional quiero darte un anticipo de lo que estoy preparando para el mes que viene. Y es que, el próximo lunes 26 de Septiembre arranca la nueva convocatoria de mi programa de emprendimiento online HaztePro, que solo tiene lugar una vez al año, y que en este 2022 llega totalmente renovado con un montón de completísimas clases, asesorías en directo y descargables con las que aprenderás a crear y vender tu primer programa online, para conseguir la libertad que sueñas y dedicarte a lo que más te llena: ayudar a otros a mejorar sus vidas.

Y como celebración de esta nueva convocatoria la próxima semana abriré inscripciones a mi curso gratuito de 7 días:

Reinvéntate ayudando a los demás

Que tendrá lugar del 08 al 15 de septiembre, y en el que te mostraré, de forma gratuita, por dónde empezar a crear tu propio negocio mientras trabajas, y cómo puedes organizarte para empezar de una vez por todas a convertirte en tu propio jefe.

Así que, no te pierdas el video de la próxima semana, donde te explicaré como inscribirte al curso gratuito para que puedas reservar tu plaza con antelación.

Mientras tanto, y para llegar preparado al curso, te recomiendo mucho que te descargues gratis mi Guía del Pro, en la que encontrarás claves y ejercicios que te ayudarán a quitarte de encima todos esos bloqueos que te hacen pensar que emprender es imposible para ti. Pulsa aquí ahora para llevártela gratis y empezar hoy a hacer realidad tu reinvención profesional.

______

 

Bien y ahora si, mi tip adicional es el siguiente:

TIPO EXTRA PARA LA CONVIVENCIA CON ACUMULADORES

Si ves que te cuesta mucho aplicar el hábito de dejar de acumular cosas y despejar tu casa, porque vives con otras personas a las que esto les trae al pairo, o sea, les da exactamente igual, esto es lo que puedes hacer:

Primero entiende que cada uno está en el momento en el que está. Y aunque tú ahora estás en pleno proceso de cambio, también debes entender que los que viven contigo están en otro momento y por tanto, para ellos las prioridades y la filosofía de vida es otra.

Entonces, lo primero es entender esto y no volverse dictador, ni evangelizador del minimalismo o de la no acumulación en casa, y no atacar a nadie. Ni obligar a nadie a tirar cosas. Sino más bien, aprender a negociar o a llegar a:

Acuerdos de “ganar-ganar”

Qué es un acuerdo de ganar ganar, es aquel en el que ambas partes salen beneficiadas porque ambas partes consiguen cubrir sus propias necesidades con ese acuerdo.

Entonces, de esa negociación debe salir que tú consigas una mejora, y que el otro también la consiga. Independientemente di si pensáis igual o no.

Poniéndonos en el peor de los casos en que la persona con la que convives es super acumuladora. Bueno en ese caso para llegar a un acuerdo ganar-ganar, esa persona debe poder acumular lo que quiera, y tú debes poder disfrutar de tus espacios despejados. Entonces, ¿cómo hacerlo?

Bien, pues una opción es que delimites en casa una serie de áreas que sean solo tuyas, y otras que sean solo de la otra persona. Así, tanto tú como la otra persona, podréis tener esos cajones, esas estanterías y quizás esa sala personal de la manera que mejor os parezca a cada uno.

ZONAS COMUNES

Y por otro lado, en cuanto a las zonas comunes que no se pueden individualizar porque son comunes, se trataría de llegar a un acuerdo en cuanto a la cantidad de cosas que vais a dejar ahí. Por ejemplo, si en la zona común que es la sala de estar, hay una estantería llenísima toda ella de cosas de la otra persona, puedes hablar con ella y decirle, mira esta es una zona común, estaría bien que yo también pudiera poner mis cosa ahí. Y a lo mejor dividir esa estantería en la que tú dejarías tus partes despejadas, y así ya consigues una gran mejora. O bien incluso llegar a la acuerdo que en las zonas comunes no puede haber cosas personales, sino cosa que os pertenezcan a los dos. Y así conseguirías despejar automáticamente todas las salas comunes.

Estas son solo algunas opciones, se trata de que le dediques tiempo y atención a esto y hagas uso de tus habilidades sociales, de empatía y de comunicación con el otro, para llegar a una postura que os beneficie a ambos. Y para eso, hay que hablar, hablar, hablar. Probar, probar, probar. Y tratar de ir consiguiendo mejoras poquito a poco. No quieras de un día a otro tener toda tu casa como en una revista de decoración minimalista, ok? paciencia y aprendiendo del proceso, que además puede servirte para mejorar tu comunicación y tu relación con la otra persona.Y esto forma parte de un proceso de reinvención también. Así que pasito a pasito, y con mucho cariño.

 

CONCLUSIÓN

Bien, espero que todo estos consejos y sobre todo que, esta nueva perspectiva desde la cual empezar a dejar de acumular y aprender a vivir con menos te haya servido para que sepas por dónde empezar con tu proceso de renovación y cambio.

Como siempre si este video te ha resultado útil, no olvides dejarme tu “me gusta”.

¡Te mando un enorme abrazo! Te veo la próxima semana, ¡¡bye, bye!!!

No olvides suscribirte a mi canal de YouTube si todavía no lo has hecho, pues me quedan un montón de cosas más por contarte que son realmente muy importantes y que estoy segura te ayudarán y mucho a conseguir tus más altas metas.

¡¡¡Te leo en comentarios!!! 🤗

Sandra.

 

 

Soy Sandra González y quiero ayudarte a dejar atrás las dudas, la indecisión y el estancamiento en el que te encuentras.

Estás a un paso de empezar a construir tu futuro profesional y dedicarte a lo que te hace feliz de verdad. Aclárate y pon en marcha hacia tu reinvención.

Tu nueva vida está más cerca que nunca. ¿Empezamos? >>

 


 

Deja un comentario

*campos obligatorios Please validate the required fields

*

*