fbpx

Cómo encontrar tu propósito profesional. Ikigai

Cómo encontrar tu Propósito profesional.

 

Si hoy te sientes perdido con respecto a cuál es esa carrera profesional en la que podrías sentir más auto-realización y plenitud, empieza por hacer este ejercicio y descubre a qué dedicarte.
 

Descubre tu Propósito Profesional

Tal vez, tu vida ya ha tomado una dirección y de repente empiezas a darte cuenta de que…

“¡Espera! Esto no es lo que quiero hacer durante el resto de mi vida.”

Así que estás tratando de decidir hacia qué otro lugar podrías encaminar tu carrera profesional a partir de ahora.

Bueno, pues estás en el lugar indicado porque hoy voy a hablarte de uno de mis temas favoritos, que a la vez es el que más me ha traído de cabeza en los últimos años: cómo encontrar tu propósito profesional.

Y voy a enseñarte a usar una herramienta llamada Ikigai que puede ayudarte mucho especialmente si te encuentras en esa primera etapa en la que te sientes muy perdido y confuso. Descubre a qué dedicarte con encontrando tu Ikigai.

 

Descárgate la Hoja de Ejercicios y sigue las instrucciones del video >>

 

«Cómo encontrar tu Propósito profesional. Ikigai.»

 

Transcripción del Video:

Vale, lo primero que quiero decirte es que quizás no haya una sola cosa que puedas hacer con tu carrera.

Es decir, a veces nos metemos mucha presión porque nos decimos a nosotros mismos que hay UN solo camino profesional perfecto para cada uno, aquella única cosa para la que has nacido, y esto puede llevarte a sentir mucha presión por averiguar y descubrir ese trabajo único y perfecto para ti.

Esta perspectiva idealista es la que frena a mucha gente, mucha gente. Porque al mínimo esfuerzo, incomodidad o frustración se dicen: esto no es para mi, si fuera mi camino perfecto todo se daría solo y sin esfuerzo.

Así que recuerda, hay muchísimas opciones de cosas que podrías hacer con tu vida. No solo una. Y es más, es posible que durante un tiempo dediques tu vida a una opción y después de unos años pases a otra opción que también te apasione, y más adelante a otra.

Y es que con el paso del tiempo evolucionamos, crecemos, descubrimos otras aristas de tu personalidad y tus habilidades, adquieres nuevas capacidades y esto puede llevarte de forma natural a re-enfocar tu vida una y otra vez.

Así pues, cero presiones. Prueba, curiosea y descúbrete.

 

Cómo encontrar tu Propósito profesional

Bien, según como yo lo veo, todos nacemos con una serie de talentos, fortalezas y habilidades, a las que se suman otras capacidades que vas adquiriendo según las experiencias que vas transitando en tu vida.

Y la idea es buscar una dedicación sobre la cual puedas volcar y emplear todo ese talento y habilidades no sólo para hacer algo que se te bien, con lo que disfrutes muchísimo y te generes ingresos, sino sobre todo para contribuir a un bien mayor.

Para darte a los demás, para prestar un servicio, para ser útil al contexto en el que te encuentras, lo cual dotará de significado y sentido a tu propia vida.

 

Así pues, existe un punto de encuentro óptimo en el que todas estas cosas confluyen y ahí es dónde deberías enfocarte en estos momentos en los que te sientes tan perdido. A este punto de confluencia le vamos a llamar Ikigai, que significa “una razón para vivir”.

Utilizar esta herramienta te dará las pistas necesarias para determinar hacia dónde dirigir tu vida y a qué dedicarte profesionalmente.

 

Así pues, las cosas que debes analizar son:

1:  ¿En qué eres bueno?

> Piensa en tus fortalezas, tus talentos, tus dones, cosas con las que la gente acude a ti en busca de ayuda.

 

2: Lo que te encanta hacer.

> ¿qué es lo que me encanta hacer? ¿cuáles son tus pasatiempos, hobbies, intereses, curiosidades?

Debes pensar en esas cosas que cuando las haces se enciende en ti una chispa de alegría, motivacón y energía.

 

3: Lo que el mundo necesita.

Escribe ¿qué crees que le falta al mundo sobre lo cual tú puedas agregar valor? En qué podrías arrimar el hombro y poner tu granito de arena? ¿cómo podrías servir a otros en el mundo? ¿qué puedes hacer para hacer de este mundo un lugar mejor?

 

4: ¿De todo esto, por qué te podrían pagar?

> ¿qué habilidades o servicios podrías proporcionar y que la gente te pagaría por ello? ¿qué tipo de problema tienen, o en qué necesitan ayuda profesional?

 

Antes de seguir adelante, decirte que puedes descargarte gratis mi plantilla para imprimirla y así poder encontrar tu propósito profesional haciendo tu Ikigai, a mano. Simplemente pulsa en el enlace que vas a encontrar en la descripción de este video para ir a mi blog y descargártela antes de seguir con el video.

Y para darte un ejemplo de cómo utilizar esta herramienta e inspirarte he decidido mostrarte mi propia hoja de trabajo con mis propias respuestas. Así pues:

 

1. ¿Para qué soy buena?

Siento que soy buena haciendo videos. Explico bien las cosas de manera fácil y comprensible. Soy organizada, me es sencillo ponerle estructura y orden al caos. Tengo una mente de estratega, se me da bien la planificación. Me es muy fácil concentrarme y mantener el foco en mis objetivos. Soy muy perseverante (tirando a terca), no me rindo fácilmente. Soy bastante transparente y cercana.

 

2. Cosas que amo.

Amo aprender cosas nuevas. Me gusta explorar y probar cosas nuevas. Me gusta compartir lo que sé con otras personas, comunicarme. Adoro el desarrollo personal y el coaching. Me gusta muchísimo dar clases y enseñar. Ordenar, secuenciar y planificar. Viajar. Inspirarme de otras personas que hacen lo que aman.

 

3. Cosas que el mundo necesita.

El mundo necesita ejemplos de personas que han logrado crearse su propio estilo de vida. YouTubers y bloggers que te enseñen a hacer cosas que no se enseñan en el sistema educativo. Se necesitan guías que te ayuden a aclararte, a enfocarte y a definir tu camino. Se necesitan personas que enseñen a otras a adaptarse a este vertiginoso mundo cambiante en el que vivimos. El mundo necesita gente que se arriesgue, que se salga de lo establecido y aporte ideas así como aire fresco. Personas que enseñen a otros a emprender online y vivir de su pasión.

 

4. Cosas por las que me pueden pagar.

Para dar clases y formación. Hacer coaching. Ayudar a otros a definir, planificar y ejecutar sus metas en la vida. Hablar en eventos como invitada. Crear contenidos, grabar y editar videos o podcasts. Enseñar francés. Colaboradora en algún programa de radio. Gestora de proyectos. Marketing Online.

 

 

Una vez hayas reflexionado sobre estas 4 áreas, ahora lo que quieres es ver dónde está la superposición, para encontrar tu propósito profesional. ¿Hay algo que abarque las 4? Porque ese punto medio es el punto ideal de tu carrera.

Haz el ejercicio y descubre a qué dedicarte profesionalmente.

Y no desesperes, en este punto te toca ser algo creativo, porque no siempre va a resultar obvio.

Por supuesto, que en mi caso va a ser sencillo porque yo ya sé a qué estoy dedicando mi vida y me encanta y espero seguir haciéndolo muchos años más.

Así que para mostrarte cómo quedaría mi IKIGAI al final del ejercicio, decirte que se resumiría en:

Ayudar a otros a reinventarse profesionalmente, y además enseñarles cómo emprender online en eso que les apasiona.

 

Como puedes ver, hay cosas que se quedan fuera de algunos otros círculos.

Por ejemplo, yo trabajé en su día como gestora de certificación de proyectos de I+D+i, y se me daba bien, recibía buenos ingresos, pero no era lo que amaba hacer, ni tampoco sentía que pudiera con ello lograr un impacto sobre los demás, así no iba a cambiarle la vida a nadie.

También podría haberme dedicado a enseñar a otros a hablar francés, puesto que soy bilinguie español-francés, pero eso no me permitiría, como dije, antes contribuir a que otras personas logren su sueño de realizarse profesionalmente.

 

Así pues, escudriña tu IKIGAI y busca la manera en que lo más importante para ti se junte, porque si solamente haces algo que este en un círculo o dos, o incluso 3, estarías dejando de lado otra área que podría ser crucial.

 

Descarga tu Ikigai

 

Ponte en acción y descubre a qué dedicarte. Recupera la ilusión por el trabajo.

 

Bien, espero que con esto puedas empezar a descubrir cuál es tu punto óptimo de dedicación profesional, cuál es tu misión en la vida. Y por favor, cuéntame en comentarios cómo te ha ido haciendo el ejercicio, los leo todos y tengo mucha curiosidad por saber cómo te fue con este ejercicio.

 

Recuerda que este ejercicio puede ayudarte a encontrar dirección pero todavía te hará falta algo muy importante, explorar, probar, curiosear, y ponerlo todo a prueba.

Pero esto ya lo hablaremos en otro vídeo 🙂

Un abrazo enorme!

Sandra.

 

Deja un comentario

*campos obligatorios Please validate the required fields

*

*