fbpx

CÓMO VIVIR CON PROPÓSITO | Qué es un Propósito de Vida ¡EXPLICADO FÁCIL!

CÓMO VIVIR CON PROPÓSITO

Cómo vivir una vida con Propósito es todo un misterio para muchos. Sin embargo, yo siempre digo que, ni es tan místico, ni es tan misterioso. Mira este video para descubrirlo…

 
 
 
 

CÓMO VIVIR CON PROPÓSITO


Algunas de las preguntas que más se repite en mi canal de YouTube es:

-- Sandra, ¿cómo puedo tener una Vida con Propósito?
– ¿Cómo puedo dejar de sentir vacío?
– ¿qué puedo hacer para sentir plenitud y estar en paz con mi vida?

Bien, pues mi respuesta está en este video👇🏻👇🏻👇🏻

¡Vamos a por ello! 👀   

 

«CÓMO VIVIR CON PROPÓSITO»

 

👂 PSSST! Si te sientes perdido, te haces preguntas existenciales y sientes que a Tu Vida le Falta Propósito…

DESCÁRGATE mi Libro Gratuito: «EL BUSCADOR DE SENTIDO» 📙 👉 Pulsa aquí: https://cutt.ly/FzhuA3m

 

 

Transcripción del Video: «CÓMO VIVIR CON PROPÓSITO | Qué es un Propósito de Vida ¡EXPLICADO FÁCIL!»

 

Se habla mucho de vivir con Propósito, sin embargo “hacerlo”, es decir, vivir alineado con tu propósito, no resulta tan evidente. Los Buscadores de Sentido, buscamos, buscamos y buscamos propósito, y esa eterna búsqueda hace que al final vivas tu vida sin ningún propósito a la vista.

Soy Sandra González, Experta en Coaching y ReInvención Profesional, y en este video voy a contarte justamente cómo puedes encontrar fácilmente cuál es tu propósito, y cómo vivir alineado con el mismo para por fin conectarte con esa plenitud y auto-realización que tanto anhelas.

 

Bien, la primera traba que hace que muchos buscadores de sentido, den más vueltas que un pulpo en un garaje, y a pesar de ello sigan sintiéndose vacíos de propósito, es que hay mucha confusión con respecto a “Qué es un Propósito de Vida”.

El principal error que yo he podido ver, (y también experimentar) es buscar tu Propósito de Vida en alguna corriente espiritual o religión. ¿Por qué? Bien, porque el propósito que te van a brindar este tipo de sistemas de referencia es un propósito abstracto y totalmente inclusivo.

Es decir, ninguno.

Si por ejemplo sigues una corriente espiritual oriental, te van a decir que tu propósito es Ser, simplemente y llanamente. Claro, ese propósito está muy bien, es muy honorable y muy recomendable estar más conectado con tu Ser.

El problema es que es un Propósito tan amplio que no te da dirección, no te da pistas de cómo hacer para vivir tu vida con propósito. Te quedas más menos igual que antes. Solo que ahora haces alguna meditación, te auto-observas más, buscas la quietud, pero … no deja de ser un… no hacer nada.

El no hacer nada, no tener metas, no tener proyectos, no tener intereses, es lo que a mi entender ( y esto es un opinión personal) te hace sentir vacío. Porque es como que tu existencia no tiene una razón de ser.

Así que lo primero que te recomiendo es que, efectivamente, encuentres en alguna corriente espiritual (la que a ti más te guste) un propósito universal y abstracto, pero que no te quedes ahí.

 

Una vez decides que tu propósito más amplio y espiritual es por ejemplo, Ser. Ya está, ya lo tienes, y vas a vivir tu vida tratando de alinearte con tu Ser. Estupendo. Listo.

Pero como te digo, NO TE QUEDES AHÍ.

 

1. UN PROPÓSITO PROPIO

Ahora que ya tienes ese propósito mayor. Vamos a por tu Propósito de Vida. El de TU VIDA. NO el universal y abstracto, sino que el propósito INDIVIDUAL y CONCRETO de TU vida.

Ese tipo de propósito NO SE BUSCA, porque no es algo ajeno a ti. Está totalmente conectado con tu forma de ser y hacer las cosas. Con lo que tiene importancia para ti. Con lo que te hace sentir pleno. Por lo tanto, no es algo que debas buscar, sino algo que debes DEFINIR.

Es un propósito individual y concreto, recuerda. Y como es concreto hay que definirlo, y como es individual es el que a ti te apetezca. Y no tiene porqué ser el mismo para toda la vida. Es mutable. Igual que lo es tu personalidad y tus intereses. Así que. No te hagas más pajas mentales con el propósito de tu vida, porque no es para tanto, no es tan místico ni tampoco tan misterioso.

Es el GRAN PARA QUÉ vives tu vida, y el gran por qué, por tanto, que se esconde detrás de lo que ELIGES hacer en la misma.

Repito, no des más vueltas, porque no se trata de buscarlo, sino de definirlo. Y para definirlo NO hay que buscar, hay que concretar. Hay que hacer unos ejercicios aclaratorios y ¡listo!

¿Qué tipo de ejercicios?

Bueno, pues mira, tienes un gran ejercicio, que es muy útil, y que te permite profundizar en qué es lo importante para ti. Se trata del Ejercicio del Gran Para Qué.

 

El Ejercicio del Gran Para Qué

Lo único que debes hacer es responder a las 7 preguntas del Gran Para Qué. Coges papel y boli, y escribes la primera pregunta:

– ¿Para qué quiero estar vivo?

Vas a ver que la pregunta, al principio, te va a flashear un poco. Luego, como tienes que hacer el ejercicio para aclararte y responder algo, seguramente te salga algo así como:

– Pues, para ser feliz.

Ok. Sobre eso vas a re-formular la misma pregunta pero esta vez, incluyendo tu última respuesta.

– ¿Y para qué quiero ser feliz?

Respuesta. Para poder estar bien y así darme a los demás.

Sobre esta respuesta, vuelves a re-formular, en este caso, la 3ª pregunta:

– Y para qué quiero darme a los demás.

 

Sigue entonces, con la 4ª pregunta:

Respuesta. Para sentirme útil y poder aportar mi granito de arena en esta globalidad que vivo.

Seguimos.

Pregunta nº 5. – Y para qué quiero aportar mi granito de arena?

Respuesta. Para poder sentir plenitud y estar en conexión con toda la vida.

Pregunta nº6 por tanto, ¿Y para qué quieres sentir plenitud y estar en conexión?

– Para sentir que mi vida tiene un sentido.

Pregunta nº7 ¿Para qué quiero tener un sentido?

Respuesta. Para sentir plenitud.

 

Como ves, a medida que avanzas en tus respuesta, vas profundizando, capa a capa, en tu interior.

Y una vez ves que tus respuestas se repiten, o son muy similares entre ellas, o bien ya no puedes seguir contestando habrás llegado a tu Gran Para Qué, el para qué estás vivo, y por tanto el propósito de tu vida (esto suele suceder entre la pregunta 5 y 7, aunque si necesitas formular algunas más, hazlo hasta que no puedas responder o se repitan tus respuestas).

 

Ya tienes tu propósito, ya tienes tu para qué.

Pero ¡ojo! esto no acaba aquí. Ahora que tienes, por un lado, tu gran propósito universal o religioso, y también has definido tu gran para qué individual, es decir, tu propósito de vida. Lo que te toca es aclarar CÓMO VAS A VIVIR ALINEADO CON ESE PROPÓSITO.

Y para poder vivir alineado con tu propósito debes definir QUÉ vas a hacer con tu vida. O a qué vas a dedicar tu existencia individual.

Sobra decir que el truco aquí, está en definir un QUÉ que esté alineado y responda por completo a tu Para Qué, es decir a tu propósito de vida.

 

Ejercicio para tu Gran Qué. Ikigai

Así pues, para definir ese QUÉ, el ejercicio que más me gusta es EL IKIGAI. Sobre el cual he desarrollado un video entero en el que te cuento cómo lo hice yo en su día, y con una hoja de ejercicios que puedes descargarte gratis para realizarlo ya mismo.

 

En mi caso por ejemplo, Si mi para qué o propósito individual de vida es aportar mi granito de arena, mi Qué, en general, es: Ayudar a otros a encontrar su sitio y reinventarse.

Al ayudar a otros a descubrir su lugar en el mundo y enseñarles cómo lograr trabajar de lo que les apasiona, ¿estoy alineada con mi propósito de “aportar mi granito de arena para dar sentido a mi vida?

¡SI! ¡Claro que si!. Ahí lo tienes.

 

Así pues, recapitulemos.

 

2. CÓMO VIVIR CON PROPÓSITO

Necesitas los siguientes ingredientes:

  1. Un Propósito universal o religioso. Por ejemplo, estar conectado con mi Ser.
  2. Propósito individual para tu vida. Por ejemplo, aportar mi granito de arena y sentirme plena.
  3.  Qué al que dedicarte. Por ejemplo, dedicarme a ayudar a los demás a encontrar tu lugar en el mundo, a través de un trabajo que les apasione.

 

Pero… tú qué crees? Falta algo más?

Si, claro que si. Ahora falta el ingrediente clave.

 

3. LA GRAN CLAVE

Llevar todo esto a la realidad de tu vida, y vivirlo.

Y para ello, tendrás que seguramente cambiar muchas cosas. Dejar otras muchas cosas atrás. E iniciar otras cuantas. Y esto es lo que realmente lleva mas tiempo y esfuerzo. Aquí es donde se juega el verdadero partido.

Porque muchas personas quieren vivir su vida con propósito, pero no hacen lo que tienen que hacer para hacerlo posible. Y este es el principal problema que yo me encuentro a diario en mis sesiones individuales, que es a través de las cuales logro ayudar a mis clientes, no sólo a definir su propósito sino a lo más difícil, a plasmarlo en sus vidas.

Es en este punto donde ves si la persona realmente tiene un propósito y realmente quiere hacer algo increíble con su vida. O si prefiere vivirla dejándose llevar, lo cual es estupendo también, al fin y al cabo es lo que hace la gran mayoría de la gente y es igual de loable que perseguir un fin propio. Todo depende de en qué grupo de personas te encuentras tú.

 

Y ojo, porque la respuesta a esa pregunta no está en lo que dices, sino en lo que haces. 😉

 

Te cuento mi caso personal. En su día, hacia el 2012, entré en una profunda crisis personal y sobre todo profesional. Pensaba todo el tiempo, mi vida no tiene sentido. Tengo 29 años y siento que por más que lo intento, no encuentro mi sitio, ni en el trabajo ni en mi vida más personal e íntima.

Y qué hice. Primero convertirme en una buscadora de sentido. Dar vueltas y más vueltas, buscando una corriente espiritual que me iluminara y me permitiera sentirme plena y encontrar mi sitio. Y luego, después de muchos años de búsqueda, por fin, me decidí a hacer algo. A definir yo misma mi sitio. A definir yo misma mi vida. A definir yo misma mi trabajo.

Y aquí estoy. Sintiéndome plena sin haber llegado siquiera a cumplir los 40. Y cuál es el gran secreto? TOMAR DECISIONES. PONERTE EN MARCHA Y HACER LO QUE YA SABES QUE DEBES HACER PARA LOGRARLO.

 

No se trata de descifrar nada.

No se trata de conectarte con nada.

Se trata de compromiso con tu deseo de hacer de tu vida, tu gran obra maestra. Compromiso y Decisión. Nada más.

 

Así pues, te pregunto ¿quieres vivir tu vida con propósito? Ya te he contado todo lo que supone. ¿Estás totalmente seguro de que es lo que realmente quieres?

Sé honesto.

Si tu respuesta es no. Ponte con otra cosa ya, y olvídate de este tema.

Si tu respuesta es si. Adelante pues. Ponte con ello ahora. Haz el ejercicio del Gran Para Qué. Solo necesitas papel y boli, nada más, ni dinero, ni un máster, ni conectarte con tu doble, ni desvelar el misterio de la vida o del universo. Solo papel, boli y ganas de cambiar tu vida.

____________________

PSSSST!

Y si no quieres recorrer este camino en soledad, o si crees que necesitas algo de ayuda extra, reserva una sesión individual conmigo. Pulsa el link en la descripción de este vídeo para hacer tu reserva, y verás como n tan sólo una horita, vamos a definir tu propósito de vida, y en qué deberás enfocarte para lograrlo y empezar ya a cambiar tu vida. Si tú también eres un Buscador de Sentido, será la hora mejor invertida de los últimos años, ¡Garantizado! ;D

____________________

No te olvides de compartir conmigo, en comentarios, qué te ha salido en el ejercicio y qué cosas vas a empezar a cambiar próximamente en tu vida, para que pueda darte todo mi apoyo y todos los ánimos del mundo en tu gran hazaña!

 

Nos vemos en el siguiente video, ¡bye!

¡¡¡Te leo en comentarios!!! 🤗

Sandra.

 

 

Soy Sandra González y quiero ayudarte a dejar atrás las dudas, la indecisión y el estancamiento en el que te encuentras.

Estás a un paso de empezar a construir tu futuro profesional y dedicarte a lo que te hace feliz de verdad. Aclárate y pon en marcha hacia tu reinvención.

Tu nueva vida está más cerca que nunca. ¿Empezamos? >>


 

Deja un comentario

*campos obligatorios Please validate the required fields

*

*