fbpx

Relativiza para no Quejarte

¡OJO!

Este Reto ya finalizó…y ya no tratamos este Tema en el Blog 🙂

 5 días consecutivos sin quejas y una reflexión que es la consecuencia de este éxito 🙂

  • Imagina que nada te afectara… obviamente no tendría necesidad de quejarte. Esto que parece una utopía, es totalmente posible. Eso si, con entrenamiento y mucha práctica.
  • En los últimos días, mi mente hizo un gran «Click». Soy mucho más consciente de por qué razón me quejo.
  • Siempre es la misma razón: algo sale de una manera que no me gusta, que no esperaba. O alguien me habla de una manera que no me gusta, que no espero.
  • La cuestión es que, las cosas que me suceden o los problemas con los que me encuentro en realidad no tienen ninguna importancia o relevancia por si mismos. Soy yo, quién en cada momento, en función de mis expectativas, decide qué importancia tiene ese problema o hecho en ese instante.
  • Por ejemplo: imagina que estás en una sala con un ordenador encendido ante ti. De repente el ordenador se apaga. Si no tenías nada entre manos en ese momento, el hecho de que el ordenador se apague es totalmente irrelevante para ti.
  • Pero si resulta que en ese momento estabas en mitad de teleconferencia con un cliente muy muy importante y querías llegar a un acuerdo hoy porque «te iba la vida en ello». Entonces el hecho de que el ordenador se apague pasa a tener una importancia máxima para ti.
  • Sin embargo, el hecho es el mismo. Tú eres quién etiqueta cada hecho, circunstancia, comportamiento, o situación.
  • Esto significa que tienes el poder de decidir, todo el tiempo, cómo vas a sentirte ante las cosas que te suceden, qué importancia vas a darles. Si eliges que cada problema con el que te topes es una desgracia, así te sentirás: desgraciado/a, y te quejarás, seguro! 😉
  • Si decides que no es para tanto, y que pase lo que pase sabrás salir adelante, así te sentirás: tranquilo/a, y no te quejarás, seguro! 🙂

 

Estos últimos días, los he vivido sin aferrarme a mis expectativas, sin darle demasiada importancia a las cosas que me iban sucediendo, y el resultado es que: no me quejé!

 

Ahí dejo esto, es un tema del que hablaré en próximos vídeos porque me parece clave para el éxito de este reto.

 

Un abrazo!

Sandra.

Deja un comentario

*campos obligatorios Please validate the required fields

*

*