fbpx

3 Bellas Historias de Crecimiento Personal

mandala gratis 1

Hoy, día de Navidad te traigo 3 bellas historias para reflexionar y tomar conciencia. Todas ellas guardan en su interior una metáfora y aprendizaje para tu propio desarrollo personal, ¡espero que las disfrutes!

 

 

 

 

 

 

1. Descubre el Poder que está dentro de Ti

Una antigua leyenda hindú dice que hubo un tiempo en el que todos los hombres eran dioses. Pero abusaron tanto de su divinidad que Brahma, su dios principal, decidió retirar a los hombres el poder divino y esconderlo en un lugar donde les fuera imposible encontrarlo. El gran interrogante fue, entonces, dónde esconderlo.

Cuando los dioses ayudantes de Brahma fueron convocados para resolver este problema, propusieron esto: «Enterremos la divinidad del hombre en la profundidad de la Tierra». Pero Brahma respondió: «No, eso no es suficiente, porque el hombre cavará profundamente algún día y lo encontrará».

Así que los dioses ayudantes replicaron: «En ese caso, tiremos la divinidad en la profundidad del océano».

Pero Brahma respondió de nuevo: «No, porque tarde o temprano, el hombre explorará el fondo de todos los océanos, la encontrará y la traerá de nuevo a la superficie».

Así que los dioses ayudantes concluyeron lo siguiente: «No sabemos dónde esconderla, porque no parece existir sobre la Tierra o en el mar lugar que el hombre no pueda alcanzar algún día».

Entonces, Brahma dijo: «Esto es lo que haremos con la divinidad del hombre: la esconderemos en lo más hondo de su propio interior, ya que es el único lugar en el que nunca se le ocurrirá buscar».

Desde entonces, concluye la leyenda, el hombre ha pasado altos y bajos en la vida, escalando, cavando, zambulléndose, explorando y demás, con el propósito de buscar algo que, en realidad, está dentro de él.

(Eric Butterworth. “Descubre el poder que esta dentro de ti”)
 
 
 

2. El Discípulo Ananda

 

Buda, Ananda y el rio

 

 

3. Tu eres una Joya Valiosa

– «Vengo maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada. Me dicen que no hago nada bien, que soy torpe, nadie me quiere. ¿Cómo puedo mejorar?, ¿qué puedo hacer para que me valoren más?»

El maestro le dijo:
– Cuánto lo siento muchacho, no puedo ayudarte, debo resolver primero mi propio problema. Quizá después….

Y haciendo una pausa agregó:

– Si quisieras ayudarme tú a mí, yo podría resolver este tema con más rapidez y tal vez después pueda ayudar.
– E… encantado maestro – titubeó el joven, pero sintió que otra vez era desvalorizado y sus necesidades postergadas.
– Bien – asintió el maestro.

Se quitó un anillo que llevaba puesto en el dedo pequeño de la mano izquierda y se lo dio al muchacho, agregó:
– Toma el caballo que está ahí afuera y cabalga hasta el mercado. Debo vender este anillo porque tengo que pagar una deuda. Es necesario que obtengas por él la mayor suma posible, pero no aceptes menos de una moneda de oro. Vete y regresa lo más rápido que puedas.

El joven tomó el anillo y partió. Apenas llegó, empezó a ofrecer el anillo a los mercaderes. Estos lo miraban con algún interés, hasta que el joven decía lo que pretendía por el anillo. Cuando el joven mencionaba la moneda de oro, algunos reían, otros le daban vuelta la cara, hasta que un viejito se tomó la molestia de explicarle que una moneda de oro era muy valiosa para entregarla a cambio de un anillo.

Después de ofrecer el anillo a todo el que se cruzaba en su camino, y abatido por su fracaso, montó su caballo y regresó.
Entró a la habitación, donde estaba el maestro, y le dijo:
– Maestro, lo siento pero no es posible conseguir lo que me pediste. Quizá pudiera conseguir dos o tres monedas de plata, pero no creo que pueda engañar a nadie respecto al verdadero valor del anillo.
– Qué importante lo que dijiste, joven amigo – contestó sonriente el maestro.
– Debemos primero saber el verdadero valor del anillo. Vuelve a montar y vete al joyero. ¿Quién mejor que él para saberlo? Dile que quisieras vender el anillo y pregúntale cuánto te da por él. No importa lo que ofrezca, no se lo vendas. Vuelve aquí con mi anillo.

Llegó a la joyería, el joyero examinó el anillo a la luz del candil, lo miró con su lupa, lo pesó, y luego dijo:
– Dile al maestro, muchacho, que si lo quiere vender ya, no puedo darle más que 58 monedas de oro por su anillo.
– ¡¡¿58 monedas?!! – exclamó el joven.
– Sí – replicó el joyero – Yo sé que con tiempo podríamos obtener por él cerca de 70 monedas, pero no sé… Si la venta es urgente…

El joven corrió emocionado a casa del maestro a contarle lo sucedido.
– Siéntate – dijo el maestro después de escucharlo.

– Verás, Tú eres como este anillo: una joya, valiosa y única. Y como tal, sólo puede evaluarte verdaderamente un experto.
– ¿Qué haces por la vida, pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor?

Y diciendo esto, volvió a ponerse el anillo en el dedo pequeño de su mano izquierda.

(Anónimo) 

 

CONCLUSIÓN BY SANDRA GONZALEZ

Este último cuento ilustra lo que mucha gente hace con frecuencia, permitir que sean «otros» los que juzguen tu valía. En realidad no importa tanto lo que piensen otros de ti, sino qué piensas tú de ti, al fin y al cabo nadie te conoce tan bien como tú misma o tú mismo.

La pregunta es: ¿Qué decides? ¿Qué nuevos pensamientos acerca de ti, vas a regalarte estas Navidades? 🙂

Compartelos conmigo, más abajo en «Comentarios», me encantará leerte.

 


foto twitter

Soy Sandra Gonzalez, experta en Autoconfianza y Motivación Laboral. Ayudo sobretodo a mujeres trabajadoras a sentir más confianza en si mismas para que logren recuperar la motivación y el bienestar en su trabajo, mientras aprenden a alejarse del agobio, las preocupaciones y el estrés propios del entorno laboral.

Si quieres saber cómo puedo ayudarte a sentir más confianza y seguridad en ti misma/o, mira aquí lo que tengo preparado para ti 🙂


 

 
Imagen: www.freepik.es

5 Comentarios

  1. Judith Author septiembre 18, 2020 (6:15 am)

    Gracias…me intersa el tema

    Reply to Judith
  2. Enrique Alva Author mayo 11, 2019 (8:04 am)

    Hola….me gusto las lecturas, en especial la ultima, muchas veces uno piensa ello, en especial en momentos dificiles,yo estoy con con temas familiares dificiles ya que mi Padre se fue al lado del señor….como que necesitaba y necesito ayuda de alguna manera, ya que yo estaba siempre al lado de el….Gracias

    Saludos y exitos !

    Enrique

    Reply to Enrique Alva
  3. Elizabeth Calvo Author diciembre 7, 2016 (9:43 pm)

    Buenas tardes Sandra, le cuento que tenemos un compañero que nos hace la vida imposible y es muy vulgar pero como tiene el apoyo de gerencia hace con los empleados lo que quiere, por que nadie se atreve a denunciarlo por que se quedan sin empleo.yo como líder de gestión humana quisiera saber como ayudar.

    Gracias por su colaboración

    Reply to Elizabeth Calvo
    • Sandra González Author diciembre 21, 2016 (12:34 pm)

      Hola Elizabeth, verás, a lo que me dedico ahora es a ayudar a otras personas a introducirse en un proceso muy profundo de «Cambio de Perspectiva». Esto quiere decir, que ya no enfoco los «problemas o conflictos» como algo a resolver o solucionar, sino a cambiar mi forma de verlos y empezar a tomarlos como una Oportunidad para darme cuenta de las distorsiones que tiene mi forma de ver las cosas.

      Todo, todo, todo, en esta realidad tiene un Propósito. Es decir, esa persona y vuestra situación actual en la empresa tienen un Propósito. No es casual, ni sobrante. La cuestión es que si eso os «sobra», quizás sea porque la perspectiva desde la cual observáis y valoráis la realidad no os permite ver el orden perfecto, la lógica y el propósito que hay detrás de ella…

      Es decir, lo que para ti es un empleado vulgar que os hace la vida imposible, pudiera ser que sea una oportunidad para tú y tus compañeros os deis cuenta de dónde están vuestras vulnerabilidades, traumas, sensibilidad, puntos débiles, puntos ciegos, condicionamientos, etc., y así que podíais expandir vuestra conciencia, y liberaros de ese condicionamiento y vulnerabilidades.

      Si crees que puede interesarte, aprovechar esta situación que tenéis en la empresa para cambiar tu perspectiva, y tu forma de ver la cosas, entonces te recomiendo que empieces por leer mi libro gratis (lo encontrarás al pie de esta página), y de ahí sigas adelante con este desarrollo y proceso de Mutación de la Percepción.

      Un abrazote!!

      Reply to Sandra González

Deja un comentario

*campos obligatorios Please validate the required fields

*

*