¿Cómo aplicar y practicar la LGC? (parte 2)

En una segunda fase del proceso práctico, lo que vamos a hacer es reconocer: “cuál es la lógica que ahora mismo construye en cada momento mi percepción o forma de ver mi vida”.

 
 
 
 
 
 
 
Como vimos en el post anterior, después de descubrir para qué sirve realmente este desarrollo de la Lógica Global Convergente, y después de asumir, poco a poco, que esta práctica NO es para cambiar vidas, sino más bien para cambiar perspectivas, uno ya va a poder encontrar el espacio que necesita para practicar la siguiente fase del proceso: la auto-observación lógica.

Cuando hablamos de auto-observarse, no confundamos el significado con el concepto de auto-observación que se tiene en otras disciplinas como el Coaching, la PNL, y demás. Ya que aquí, la auto-observación que vamos a hacer NO es para escanear creencias, ni pensamientos, ni conductas, ni emociones, ni reacciones, sino que lo que vamos a hacer es ir más allá, y profundizar hasta la LÓGICA de todas esas instancias que ya serían posteriores.

Si recordamos el sistema de referencias de la LGC, podremos revisar que cualquier creencia, principio, pensamiento, emoción y conducta, es el fruto de una instancia previa, la Lógica.

 

sistema referencias LGC-001

En el plano de Lógica, nos encontramos con la “coherencia” o el “sentido” que van a tener todas las instancias posteriores. Según cómo esté configurada la Lógica de nuestras creencias, pensamientos, etc, nuestra perspectiva será una u otra. Y del mismo modo, según cómo esté configurada la Lógica que nos opera la percepción, la forma en que experimentemos nuestras vivencias será más madura o más inmadura, tendremos una perspectiva más amplia o menos amplia, tendremos mayor capacidad de procesar lo que nos sucede con una perspectiva más fría (más lógica) o estaremos procesando lo que nos ocurre con una perspectiva con mucho margen error (más caliente, más emocional).

Todo lo que suceda en plano posteriores, estará totalmente supeditado y relacionado con la instancia previa: la Lógica.

Así pues, a la hora de auto-observarnos tendremos que tener esto muy en cuenta. No vamos a auto-observarnos para identificar creencias negativas o pensamientos negativos, y tratar de cambiarlos por creencias positivas: NO, NO, NO, NO, NO! Ya que con esto, no estaremos alcanzando a ver la Lógica que opera nuestras creencias, y que es justamente la que hace que las califiquemos de negativas o positivas.

Sólo nos quedaríamos a “mitad de camino”, seguiríamos siempre operados por la misma lógica, y siempre luchando por conseguir “pensar en positivo”, y esto NO es lo que buscamos en este desarrollo, porque hemos descubierto que TODO, TODO, TODO, tiene un propósito de expansión de conciencia: tanto lo positivo, como lo negativo, así que… ¿por qué íbamos a querer quedarnos solamente con lo positivo? ¿por qué luchar contra lo negativo, si tiene un propósito y una función? ¿para qué negar lo evidente: genero pensamientos negativos, para qué negarlo o cambiarlo? ¿para qué tratar de camuflar algo que está ahí y que sirve para algo, pero que todavía no he descubierto?

 

Reconciliarse con lo “negativo”

Un paso indispensable para poder entrar a practicar la LGC en el cotidiano, y a su vez poder escanear la Lógica que me opera, es sin duda alguna: reconciliarse con las creencias, pensamientos, emociones y conductas que calificamos habitualmente como “negativas”. ¿Por qué?

Porque todas esas instancias me “hablan” de la Lógica y de la Perspectiva con la cual mi identidad y mi mente descodifican y por tanto perciben, todo el tiempo, a la realidad que sucede en mi día a día.

Veamos esto con algo más de detalle.

Cuando tú y yo percibimos la realidad, lo que generamos es una “PERCEPCIÓN”, es decir, que en cada instante voy a tener dos cosas:

  • por una parte los hechos (la realidad),
  • y por otra parte mi percepción (interpretación) de esos hechos o realidad.

¡OJO! PORQUE NO ES LO MISMO UNA COSA Y LA OTRA. ¡NO es lo mismo “REALIDAD” que “PERCEPCIÓN DE LA REALIDAD”!!!

A su vez, toda percepción de la realidad está parametrizada por una lógica o coherencia que les es previa. Cuando digo parametrizada, quiero decir que las percepciones que tú y yo tenemos se construyen a través de un sentido y ordenamiento que le da un sentido a ese pensamiento o construcción mental.

Así pues, si la lógica desde la cual se constituye mi percepción es una “Lógica del Bienestar“, eso significará que todo aquello que no me produzca a priori sensaciones de bienestar, lo calificaré como algo malo o negativo.

Sin embargo, si la lógica desde la cual se constituye mi percepción es una “Lógica de Propósito“, eso significará que todo aquello que no me produzca a priori sensaciones de bienestar,YA NO lo calificaré como algo negativo, y tampoco como algo positivo. Simplemente, lo percibiré como algo que me genera malestar pero que además de eso, también tiene un propósito y por tanto una función, así que estaré interesado en escanear lo que a priori pueda parecerme negativo, por mi lógica me dice que detrás de ello hay un propósito de expansión de perspectiva y por tanto una posibilidad de que mi conciencia se amplié.

 

  • La “Lógica de Bienestar“, que es la Lógica que a priori a todos nos opera y constituye la percepción, las creencias, los pensamientos, las emociones y las conductas, es una lógica que me lleva a separar y calificar lo que me ocurre en dos opuestos: bueno/malo, o bien positivo/negativo, o bien placer/disgusto, o bien bienestar/malestar. Precisamente porque separa en opuestos mis percepciones, me las polariza, se le denomina “Lógica Divergente”.

 

  • La “Lógica de Propósito“, sin embargo, es una Lógica que parte de un axioma fundamental: <<- Todo, todo, todo lo que existe tiene un Propósito que le es previo.>> Así pues, es una lógica que incluye todo lo que existe, y por tanto no separa, ni polariza, ni califica. Es una Lógica que permite que tus percepciones se constituyan “sin polarización”, “sin calificación o valoración polarizada”. Más bien, lo que te lleva es a percibir lo que ocurre en tu realidad desde su función, y no desde una valoración subjetiva (parcial). Por eso se le denomina “Lógica Convergente”.

 

Así pues, antes de siquiera “soñar” o especular con percibir la realidad desde una Lógica Convergente, es muy importante centrarse en lo primero:

- “Reconocer cuál es la lógica que ahora mismo construye en cada momento mi percepción o forma de ver mi vida”.

Para ello, lo que vamos a hacer es, durante el día a día, aprovechar cada momento en el que sintamos una emoción o sensación negativa, para escanear bien, y reconocer bien, cómo me opera la Lógica del Bienestar o Divergente. Se trata de aprovechar cada instante de los que hasta ahora calificábamos como “negativo”: conflictos, desafíos, problemas, situaciones difíciles, discusiones, desacuerdos, etc., para auto-observarnos y constatar que efectivamente lo que me opera es una Lógica de Bienestar.

 

En Resumen

Se trata de HACERME REALMENTE CONSCIENTE de cómo, a lo largo de todo el día, todas mis percepciones de la realidad se construyen con una Lógica de Bienestar.

Este es el primer gran paso, y con el mismo ya vamos a estar en un franco proceso de “Expansión de Conciencia y Perspectiva”

¿Por qué? Pues porque vamos a conocer mucho más profundamente cómo nuestra mente descodifica la realidad a través de parametrizaciones divergentes. Esto nos llevará a, poco a poco, empezar a “des-pegarnos” de nuestras percepciones, y poder darnos cuenta que lo que vemos, sólo es eso: una percepción construida con una lógica divergente, no es la realidad en si misma, sino una percepción parcial, subjetiva y polarizada.

Al hacer este proceso de “Des-Pegarnos” de nuestra percepción, entraremos en la siguiente fase: Cuestionar y Soltar nuestras Percepciones de la realidad.

Pero esto será ¡para el próximo post! ¡jejejeje!  :D

 

Hasta pronto!!! :D

 

P.D. Recuerda que si eres principiante en este desarrollo, tienes a tu disposición el curso online “Novato Lógico”, en el que te explico de forma ordenada y detallada todo lo que necesitas saber para reunir una buena base lógica, que te permita comprender en qué consiste este desarrollo de la Lógica Global Convergente, y lo más importante: cómo empezar a practicarlo en tu vida diaria.

Un curso de 1 mes de duración, realizado a través de audios y vídeos, y que podrás seguir a tu propio ritmo durante el tiempo que necesites. Además de poder contactar conmigo y demás compañeros durante el curso, también incluye una sesión privada para despejar las dudas que puedas tener a la hora de practicar y aplicar en tu vida cotidiana, al final del curso.

PULSA AQUÍ PARA INSCRIBIRTE, O PARA MÁS INFORMACIÓN.

 

 

 
 
 
 
 
 
 Imagen de portada: Fujifilm X-E1 (CC0 Creative Commons)
Resto de Imágenes: by Sandra González

 


foto twitter

Soy Sandra Gonzalez, anteriormente Coach de Vida que ayudaba a sus clientes a resolver sus problemas y conflictos.

Hoy, tras una profunda toma de Conciencia, lo que hago es acompañarte en tu propio Proceso de “desmantelación” de tus Errores de Percepción.

Errores que te hacen creer que efectivamente tienes problemas y conflictos, y que por tanto, te mantienen atrapado/a en un bucle sin fin de experiencias repetitivas.

Mi lema es “deja la lucha y ponte disponible para cambiar tu Perspectiva”.

Si es la primera vez que oyes hablar de este desarrollo, pulsa aquí: Inicio  :)


Deja un comentario

*

*

*campos obligatorios Please validate the required fields

Te doy la Bienvenida :)

Manténte informado sobre próximas actividades y publicaciones, suscribiéndote a mi boletín mensual.

¡Suscríbete!

* indicates required
descargate_libro