fbpx

¿Qué hacer con mi vida a los 30?

que hacer con mi vida a los 30Hoy te cuento cómo logré averiguar qué hacer con mi vida a los 30. No importa si ya pasaste los 40 o los 50, en mi opinión los pasos son exactamente los mismos, ¿te vienes?

 
 
 
 
 

Recuerdo cuando me preguntaba qué hacer con mi vida a los 30, y hoy que estoy entusiasmada por recibir los testimonios de los participantes de mi último grupo de trabajo en mi programa HaztePro para emprender online, me digo a mi misma… ¡qué bien hice al hacerme esa pregunta!

 

Sí, es cierto, tengo la gran suerte de tener de un trabajo que me llena y me enriquece cada día, pero la cosa no siempre fue así.

Hace unos años me encontraba trabajando encerrada en una oficina en Madrid. Apática, irritable y sobre todo muy estresada. Vivía mi rutina diaria con hastío ya que los días eran todos exactamente iguales.

Despertador. Ducha. Desayuno. Coche. Atasco en el paso de la M-40 a la A-6. Media hora para aparcar por las calles de Aravaca. Ordenador. Llamadas. Más ordenador. Más llamadas. Comida de microondas. Más ordenador. Más llamadas. Coche. Compras. Casa. Cenar. Dormir. Despertador… y vuelta a empezar.

Esta secuencia quizás no hubiera sido un problema para mi si hubiera estado “enamorada de mi trabajo”, o si mi foco de intereses hubiera estado puesto en formar una familia o, por ejemplo, en algún proyecto personal.

 

Pero la verdad es que me encanta trabajar. Para mi es una parcela híper, mega, ultra importante en mi vida. En la que pongo todo mi esfuerzo y dedicación diaria.

Opino que es un área en la cual puedo dar lo mejor de mí. Un lugar excelente para crecer y desarrollar el talento propio, aprender e investigar sobre nuevos temas, compartir puntos de vista y enriquecerse con el de los demás.

Así que cuando eres como yo, o consideras en el área del trabajo como una parte esencial e importante de tu vida, es muy muy muy difícil conformarte con una profesión que no te llena. Puedes hacerlo durante unos años, pero el precio a pagar es muy alto: te conviertes en una persona deprimida, irascible y apática.

El problema es que, una vez te das cuenta de que el lugar que ocupas en tu trabajo no es tu lugar, viene la gran pregunta:

– Y, ¿cuál es mi lugar entonces?

 

Qué hacer con mi vida a los 30.

La vida está tan llena de posibilidades, y habida cuenta de que no hay un plan establecido para cada persona, como en el libro “Un mundo feliz” de A. Huxley, la cosa se complica cuando te enfrentas a la terrible pregunta de:

– ¿Cómo saber qué hacer con mi vida laboral?

– ¿Hacia dónde me dirijo?

– ¿Cuál es el plan ahora?

Y por más que preguntas a otras personas, o lees sobre el tema, en realidad, no existe un paso a paso a seguir. Es algo que debes averiguar por ti mismo y que por tanto puede llegar a frustrarte, ¡y mucho!

Si lo piensas, el hecho de que no haya una forma determinada de descubrir qué hacer con tu vida es perfecto, porque te obliga a dejar de lado los protocolos, a silenciar a tu saboteador interno, a bajar el volumen de tus miedos, y a…

¡escuchar a tu corazón!

 

Aún a riesgo de sonar un poco a típica frase bonita, en realidad esto es lo que me funcionó a mi.

Es lo que yo hice en su día y lo que sigo haciendo siempre que me siento perdida o confusa actualmente. Enumero las cosas que realmente amo hacer, las cosas que me traen alegría y que me llenan.

Siempre he tenido la mirada puesta en tener una vida cómoda económicamente hablando, pero sin renunciar a hacer algo que me encante y sobre todo que me importe.

Algunas personas tenemos ese afán por hacer algo significativo, por tener un impacto positivo en el mundo. Y trabajar en una oficina haciendo algo que en realidad no está alineado con tu forma de ser ni con tus intereses, acaba por estancarte mental y emocionalmente hablando.

 

Así que en ese tránsito por descubrir qué me apasionaba a nivel laboral, pasé por un larguísimo proceso de prueba y error.

Si, si, prueba y error. Al final, esto es lo que me funcionó a mí. Y también es lo que te recomiendo a ti.

 

En mi caso concreto, tras recopilar unos cuantos ahorros decidí abandonar mi carrera laboral a los 29 años y darme un par de años sabáticos, para averiguar qué hacer con mi vida a los 30.

Di más vueltas que un pulpo en un garaje, pues era joven y aún no me conocía a mí misma. No sabía cuáles eran mis fortalezas, ni mi talento. Sabía que se me daba bien la comunicación, que tenía muchas ganas de compartir mi punto de vista con otros, pero nada más.

Así que el primer paso fue tomar la decisión de encontrar mi pasión, me lo tomé muy en serio e hice lo que tenía que hacer para ello.
 

Conócete y persevera.

Lo segundo fue ahondar en mí, auto-descubrirme y en mi caso esto fue lo más complicado. Me di cuenta del tremendo problema de identidad que venía arrastrando desde siempre.

Mi modus operandi era “la adaptación”. Yo era como un camaleón. Allí donde estuviera “encajaba”. Esto que parece un don, en realidad fue un tremendo problema, porque hizo que no tuviera ni idea de quién era yo en realidad.

 

>> ¿Te ha pasado algo parecido? Cuéntamelo en «Comentarios» ¡me encantará leerte! 🙂

 

Así que por eso mi búsqueda duró muchos años. Casi podríamos decir que toda mi década entre los 29 y 39 años que tengo hoy (¡y lo que me queda por descubrir, jejeje!)

En tercer lugar, fue muy determinante también mi perseverancia. Por más que se me complicaran las cosas, yo nunca perdí el foco de mi objetivo: construirme un trabajo que me apasione y llene.

Durante estos años, tuve que “abandonar” más de una vez mi objetivo, algunas veces para poder ganar algo de dinero tras caer en bancarrota, otras veces porque veía que el camino que había tomado no era lo que quería realmente.

Y es que cuando te decía que el auto-descubrimiento se consigue a base de prueba y error, lo decía en serio. Ya sabes, yo no hablo “de boquilla”, si lo que quieres es encontrar tu pasión y sientes mucha confusión, lo que te queda es un camino de ensayo y error, y para eso, hay que desear y mucho tener una vida con significado.

Si esto no es una prioridad para ti, abandonarás al primer desafío que se te presente.

 

Y recuerda esto. Si lo que te preguntas hoy en día es: qué hacer con mi vida a los 30, piensa que la gente de tu alrededor no tiene por qué apoyarte, porque en realidad, no todo el mundo tiene este ideal de trascendencia que los buscadores de sentido entendemos como fundamental en nuestras vidas.

Así que no esperes a que alguien llegue y te lleve de la mano hacia tu trabajo perfecto, porque es algo que debes lograr por ti mismo. Y también es algo que va a transformarte por completo y sacar a relucir todo tu potencial, talento, resiliencia y fortalezas. Es en ese camino de prueba, donde descubrirás de qué pasta está hecho y por tanto, cuál es tu camino. No antes.

 

Así pues, me despido hasta la semana que viene recordándote que no se trata de tener claro qué quieres hacer con tu vida y luego pasar a la acción. Si no que, la clave está en pasar a la acción, a modo de ensayo y error, para luego recibir el regalo de la claridad hacia dónde quieres dirigir tu vida.

 

Y tú, ¿has tomado ya tu decisión de descubrir qué te apasiona?

Si es así, por favor, compártelo más abajo en la sección de comentarios. ¡Me encantará leerte! 😀

 


 

RECUERDA! Si estás pensando en dejar tu trabajo y emprender, hay un sin fin de cosas que puedes ir planificando antes de dar el gran paso.

En mi programa HaztePro, te enseño a aclarar tu primera idea de negocio y a ponerlo en marcha en apenas 4 meses, mientras sigues al amparo de tu trabajo estable actual. Después, la decisión será toda tuya.

De esta manera no sólo no te arriesgas a nada, sino que además durante 16 semanas estarás poniéndote en serio con tu objetivo de crearte una vida laboral más significativa y plena.

Sal de la monotonía y ponlo todo de tu parte para iniciar tu reinvención profesional. El próximo grupo arrancará el día 23 de Septiembre y durante todo el mes de Agosto podrás acceder a los descuentos por pre-inscripción de los que te informaré en la sesión de asesoramiento.

Reserva tu Sesión de Asesoramiento Gratuita, en directo conmigo >>

En la misma hablaremos de tu situación actual, qué es lo que te gustaría conseguir, y entre ambos definiremos los próximos pasos que podrías dar para hacerte cargo de una vez por todas de tu carrera laboral.

 
 
 

foto twitter

Soy Sandra Gonzalez, Coach, Experta en BioComportamiento® y formadora en Marketing Online. Ayudo a personas con ganas de reinventarse profesionalmente, para que puedan emprender en aquello que más les apasiona: el Desarrollo Personal.

Si quieres saber cómo puedo ayudarte a ponerte en marcha para dar curso a tu gran crisis vital y construir tu reinvención profesional, únete a mi programa HaztePro: pulsa aquí para más información.


 

Un abrazo!

Sandra.

7 Comentarios

  1. FRANC Author agosto 13, 2020 (7:24 pm)

    Hola Sandra,
    Muy bueno el post de esta semana, aunque en mi caso seria «qué hacer con mi vida a los 50 y 2». Me resuena totalmente lo que dices en el post. Es muy inspirador y desafiante porque hay mucha certeza en lo que dices y también en lo que no dices y se sobreentiende. Tu historia personal creo que nos suena a muchos, aunque no se si todos ellos se convierten en buscadores de sentido y acaban superando esa situación conformista y apuestan por un proceso de reinvención personal y laboral. Por supuesto, estoy de acuerdo que tenemos la obligación de buscar un sentido a nuestra vida, y sea el que sea vale la pena seguirlo y no abandonarlo. Porque sino «para que hemos venido??».
    En fin, gracias por tu testimonio y enhorabuena por haber superado con éxito tu reinvención personal y laboral.
    Estoy convencido que yo también podré culminar ese proceso gracias a tu inspirador programa Haztepro.
    Muchas gracias y estamos en contacto.

    Reply to FRANC
    • Sandra González Author agosto 16, 2020 (10:25 am)

      Muchas gracias por tus palabras Franc!! Eres un encanto!

      Reply to Sandra González
  2. Raquel Author agosto 11, 2020 (7:24 pm)

    gracias Sandra, muy inspirador tu relato, siempre hay un «entrelíneas» que suma interés, luego de leer algunas veces…seguimos en contacto: Buenas ondinas!!!

    Reply to Raquel
  3. Reichel Author agosto 11, 2020 (12:26 pm)

    Sandra, sigues siendo mi reflejo en el pasado … y mi inspiración para el futuro.
    Y aún estamos en el Camino.
    Gracias por todo.

    Reply to Reichel
    • Sandra González Author agosto 11, 2020 (12:30 pm)

      Hola Raquel!!! Qué ilusión verte por aquí 🙂 Me has inspirado en tu paso por HaztePro, y estoy segura de que inspirarás a todos tus seguidores y clientes en tu ya re-iniciada carrera laboral. ¡Adelante! El mundo necesita talento, no podemos negárselo más tiempo 🙂
      Un gran abrazo!

      Reply to Sandra González
  4. LAURA Author agosto 11, 2020 (11:48 am)

    Me encanta tu post, asi me encuentro yo con 31 y con 15 años de vida laboral a a mis espaldas y motivación cero , solo tengo ganas de salir corriendo pero tengo hipoteca y dos hijos y no puedo coger la maleta e irme a buscar mis sueños, que me encantaría poder hacerlo pero no se ni como…. Me siento como un dragón encerrado en una jaula, tengo mil ideas pero no veo ni como hacer todo lo que hay en mi mente…..
    Gracias por escribir cosas que nos hacen replantearnos la vida.

    Reply to LAURA
    • Sandra González Author agosto 11, 2020 (12:21 pm)

      Ooooh Laura, te entiendo y siento que estés pasando por ese tipo de sensaciones tan pesadas e incómodas. En cualquier caso ya has logrado uno de los mayores desafíos: ser mamá. Habiendo superado eso, nada podrá detenerte 🙂
      Simplemente, busca la manera de encontrar una hora (solo una horita) a la semana para enfocarte en tu objetivo de reinvención.
      Hay muchas mujeres mamás que han logrado reinventarse, es algo que se puede hacer, es posible, simplemente hay que ponerse a ello.
      Mucho ánimo en tu camino, por mi parte seguiré aportando todo lo que pueda para facilitar ese camino. Muchas gracias por tu palabras, un abrazo grande!

      Reply to Sandra González

Deja un comentario

*campos obligatorios Please validate the required fields

*

*