fbpx

La autoconfianza, tu mejor aliada cuando sientes miedo.

Portrait of angel and devil girls and copyspace between them.La confianza y el miedo son como la luz y la oscuridad, de la misma manera que la oscuridad desaparece en presencia de la luz, el miedo no puede permanecer cuando “enciendes” tu autoconfianza.

La clave es entrenar tu mente para que se convierta en esa voz que respalda tu seguridad en ti misma.

 

  • No valgo para esto
  • Es demasiado dificil
  • No soy capaz
  • No sé hacerlo bien
  • Jamás lo conseguiré
  • ¿y si me sale mal…?
  • qué dirán de mi si…

Estas son sólo algunas de las frases más populares que llegan a tus oídos, cuando tu “Charlatana” toma el mando. ¿Sabes de quién hablo? Esa vocecilla tan familiar que te acompaña insistentemente cada vez que te enfrentas a un nuevo reto o se te ocurre una idea nueva, y que consigue ahogar casi por completo tu proactividad, tu motivación al cambio y tu coraje cuando te propones implementar una mejora en tu vida.

Pero ¡ojo! Lo que probablemente no sabes es que tu “Charlatana” tiene el firme propósito de ayudarte, aunque te cueste creerlo. Su objetivo es que estés a salvo, y para ello se justifica con elaborados argumentos que lo único que pretenden es mantenerte donde estás. Su empeño por mantenerte fuera de peligro le lleva a convencerte de desistir hacer cualquier cosa que implique enfrentarte a tus miedos, experimentar incomodidad o probar algo nuevo (no vaya a ser que algo salga mal).

Tu Charlatana necesita que te mantengas en el anonimato:

  1. cuanto más desapercibida pases: mejor!
  2. cuanto menos expongas tus propias opiniones: mejor!
  3. cuanto menos arriesgues: mejor!
  4. y cuanto menos te salgas de tu rutina: mejor que mejor!

Ella sabe que será mucho más fácil protegerte, si todo sigue igual, si no creces, si no te expandes. Su máxima es: mejor malo conocido que puedo bueno por conocer.

Es cierto que siguiendo los consejos de tu Charlatana, minimizas el riesgo de enfrentarte a la inseguridad o incomodidad, pero el precio a pagar es, en mi opinión, demasiado elevado: el estancamiento de tus habilidades, conocimientos, conciencia, éxitos, objetivos, y por consiguiente también, de tu felicidad.

 

La voz de la confianza

La buen noticia es que existe otra vocecilla dentro de ti, a esta la llamo tu Sabiduría interior. Esa voz que te anima a sacar lo mejor de ti, que te motiva, te ilusiona, y te llena de energía positiva para, literalmente, ¡comerte el mundo! 🙂

  • pase lo que pase podré afrontarlo
  • sé que conseguiré encontrar una solución tarde o temprano
  • todo irá bien, pronto recuperaré de nuevo el ritmo
  • si sigo así, intentándolo, acabaré por conseguirlo
  • no pasa nada si no sale bien, simplemente probaré hacerlo de otra manera
  • no importa lo que piensen los demás, quiero ser fiel a quién soy realmente

Esta es la voz que te acompañó la mayor parte del tiempo durante tu infancia y que te permitió crecer y aprender un sin fin de cosas, desde el disfrute y la seguridad en ti misma. Es la misma que te permitió acabar tus estudios con éxito, encontrar trabajo, cambiar algún hábito, perseverar en los momentos más difíciles o mantener la calma en situaciones retadoras.

El problema es que, con el paso del tiempo ha ido perdiendo “fuerza” o quizás poder de influencia sobre ti, en favor de la Charlatana que se fue haciendo cada vez más fuerte, instalándose a sus anchas en tu, ya de por si, sobrecargada mente.

 

Re-conéctate con tu Sabiduría Interior

Tu Sabiduría interior tiene claro que en ningún momento estás amenazada o en situación de peligro. Si, si, así de claro. Esta afirmación puede parecerte muy extraña si no entiendes bien en qué se basa.

La verdadera autoconfianza se basa simplemente en tomar una decisión, la decisión de “colocar tu confianza en tu interior”.

Pero, ¿qué ocurre habitualmente? ¿qué hace tu Charlatana? Imagina que deseas cambiar de trabajo, lo primero que se te pasará por la cabeza es que no podrás hacerlo si no encuentras otro antes, empezarás a pensar que encontrar trabajo hoy en día es muy complicado, y también te rondará la idea de que quizás tu currículum esté algo oxidado y no te permitirá conseguir ninguna entrevista. Lo que se manifiesta con esta forma de pensar es que tu confianza depende de factores externos a ti misma: sólo dejarás tu trabajo cuando encuentres otro primero o cuando pase la crisis. Esto hace que pase el tiempo, te deshinches y acabes por abandonar la idea, resignándote a seguir como estás.

 

La otra vía, es “recolocar tu confianza dentro de ti misma“, es decir, haciendo que dependa solamente de ti. Si, por ejemplo, lo que quieres es cambiar de trabajo, debes decidir dejar en segundo plano las referencias externas y elegir basar tu motivación al cambio en tu propia certeza de que lo lograrás, de que serás capaz de hacerlo. No necesitas que las cosas se pongan “bonitas” para conseguirlo, no necesitas pedirle a tu Charlatana que te dé permiso para perseguir tus sueños, no necesitas demostrarte nada para iniciar tu cambio.

Desde esta otra perspectiva, desde esa decisión de creer en ti, el miedo no puede coexistir. Porque el miedo se basa precisamente en comparar constantemente tu situación actual con tu situación ideal, para concluir que será difícil o imposible lograrlo. Cuando eliminas esos puntos de referencia externos, y te re-conectas con tu Sabiduría Interior, el miedo desaparece.

Existen cientos de historia reales de superación personal. De personas que consiguieron hacerse millonarias partiendo de cero, de personas que lograron recuperarse de situaciones extremadamente desgarradoras y recomponer sus vidas. Ninguna de ellas se encontraba en circunstancias externas favorables, sin embargo todas tienen algo sumamente importante en común: eligieron creer en si mismos. Se pusieron a sí mismas como única referencia a la hora de buscar confianza y seguridad.

Por supuesto, vivir desde esta otra perspectiva implica cambiar tu forma de pensar, y tu Charlatana encontrará miles de argumentos muy lógicos para invitarte a pensar que seguir en el camino de tu propio desarrollo personal no es una buena idea. Pero estoy segura de que poco a poco conseguirás encontrar información y razones suficientes como para seguir la voz de tu Sabiduría Interior.

 

Tal y como dijo Helen Keller:

La seguridad es básicamente una superstición. No existe en la naturaleza. Evitar el peligro no es más seguro a nuestra exposición al paso del tiempo… La vida es una aventura atrevida o no es nada…

Así que la decisión, ahora, es tuya ¿vas a seguir basando tus decisiones en lo que diga tu Charlatana? ¿o decides, ahora, empezar a entrenarte para reconectarte con tu Sabiduría Interior?

 

 

Si tu respuesta es “quiero recolocar mi confianza dentro de mi, para por fin sentirme segura de mi misma“, mira aqui lo que tengo para ti.

 

Espero que este post te haya (cuanto menos) hecho reflexionar, si es así me encantará leerlo más abajo en Comentarios.

 

Un abrazo!

Sandra.

Imagen: Fotolia – © Kirill Kedrinski

 

2 Comentarios

  1. Eliseo Author noviembre 13, 2014 (5:12 pm)

    Sandra, genial como todas tus publicaciones; ahora se como se llama esa voz interior: Charlatana, jajajaja, es mejor tenerla identificada, para conocerla mejor y saber como enfrentarla.

    Gracias y buenas vibras.

    Reply to Eliseo
    • Sandra González Author noviembre 13, 2014 (6:11 pm)

      Qué bueno Eliseo, gracias por tu comentario! Si, desde luego es una vocecilla que todos conocemos bien y de la que debemos ser conscientes, sino puede llegar a tomar el mando de nuestros pensamientos y dejarnos literalmente paralizados ¡jejejeje! 😉
      Desde aqui, ánimos en tu proceso de desarrollo personal y un fuerte abrazo!

      Reply to Sandra González

Deja un comentario

*campos obligatorios Please validate the required fields

*

*