fbpx

El miedo a estar solo

Nota: este post es una traducción del artículo The Fear of Being Alone, de Léo Babauta. Por tanto, es él quién se expresa como “yo” a continuación.

Lonely girl in a dark room

Un sorprendente número de personas tiene miedo a la soledad. Incluso puede ser que todos tengamos ese miedo en cierta medida.

Tenemos miedo de quedarnos sin pareja, sin amigos o sin familia. Tenemos miedo de viajar solos a lugares extraños, perdidos sin nadie a quién acudir en busca de ayuda. Tenemos miedo de lanzarnos en la vida sin ayuda, miedo de fracasar.

 

Este miedo a la soledad es natural. Todos lo hemos experimentado, en el fondo, a pesar de intentar desesperadamente evitarlo.

Y es la fuente de nuestra miseria: para evitar este miedo a estar solo, interactuamos socialmente sin cesar, incluyendo las redes sociales y a través del mail. Para evitar estar solos, acabamos con alguien que no es realmente bueno para nosotros, solo para tener alguien a quién aferrarnos, alguien a quién confiarnos. Comemos mal o hacemos compras para reconfortarnos, ya que esto reemplaza el afecto.

Pero he aquí el secreto: estar solo es una fuente de poder. La calma que emana de la soledad es una alegría.

Tiendes a ver la soledad como sombría, deprimente, aterradora. Pero puedes verla como liberadora, como una oportunidad de desarrollo, como una oportunidad de aprender a conocerte.

Es algo que aprendí a las duras y a las maduras. Tuve miedo de la soledad durante años, pero aprender a ser auto-suficiente emocionalmente es una de las mejores cosas que he hecho.

Siéntate relajadamente durante un minuto ahora, y atiende a tu interior. ¿Quién eres? ¿De qué eres capaz? ¿En qué piensas?

¿Eres capaz de aceptarte cuando te miras de cerca? ¿Puedes ver la belleza que hay en ti? ¿cuando aprendes algo nuevo? ¿cuando contemplas la vida?

Hace falta no tenerle miedo, sino más bien celebrarla. La soledad es belleza.

 Atravesar la vida en soledad

¿Pero, acaso no es algo aterrador recorrer el mundo solo/a?

Si, puede dar miedo. Esa es la razón por la cual debes aprender a hacerlo.

¿No sabes cómo encontrar tu camino en una ciudad desconocida para ti? Empieza por el lugar en el que vives – piérdete y reencuentra tu camino para volver a casa. Aprende a usar Google Maps, y aprende a recordar puntos de referencia. Después, ábrete a explorar las ciudades de los alrededores. Y haz una pequeña ruta, esta vez, armada/o de nuevas habilidades. Pregunta cuando te pierdas. Aprende a no ver el hecho de estar perdido como un problema.

¿No sabes cómo pagar tus facturas y gestionar tu vida? Empieza por una sola factura. Aprende las habilidades necesarias para gestionar la vida, una a una. Hazte auto-suficiente. Es mejor aprender a bastarse con uno mismo que tener que apoyarse sobre los demás. Si sabes ser auto-suficiente, entonces apoyarse sobre otra persona se convierte en una fortaleza, y no en debilidad.

¿No sabes cómo protegerte? Aprende a evitar situaciones negativas. Aprende a ser consciente de lo que te rodea. Aprende a salir de las mismas. Aprende a defenderte, al menos lo suficiente como para pedir ayuda. Te sentirás más confiada/o a la hora de ir sola/o a los sitios.

Recorrer la vida en soledad es un proceso de aprendizaje, pero te haces más fuerte a la larga. Es como un niño que no consigue encontrar su camino solo para volver a casa – hacerlo la primera vez es aterrador, pero se vuelve más confiado tras aprender a reencontrar su camino.

 

Las relaciones y la soledad

¿Aprender a no tener problemas para estar sola/o, significa que no puedes comprometerte con una relación? Para nada – pero si no estás cómodo con la soledad, entonces estar en una relación será fundamentalmente defectuoso.

¿Por qué? Porque te vuelves dependiente. Necesitas a la otra persona, no solo para pagar las facturas y ayudarte a gestionar, no solamente para protegerte y sobreponerte a los problemas, sino por dependencia emocional. Necesitas que la otra persona te atienda, te apruebe, reconforte y ame. Ahora mismo, todas estas cosas son buenas, pero tener la necesidad de recibirlas de otra persona, significa que te vuelves necesitado, desesperado y estas no son cualidades atractivas. ¿Quién quiere iniciar una relación con alguien necesitado y desesperado?

La confianza es mucho más atractiva. Y la auto-suficiencia. Y la fuerza.

Así que aprende a no tener problemas con el hecho de estar sola/o. Aprende a sobreponerte a todas tus necesidades emocionales. Aprende que estás bien tal y como eres, sin alguien más que «te complete».

¿Y si ya estás en una relación? Esto es lo que he decidido conmigo mismo – aún es factible. Implica ser consciente de cuando estás en situación de necesidad, y tras ello, recular. Encárgate de ti misma/o, de tus necesidades. Es un proceso lento, pero funciona.

Una vez que logras hacerlo, estarás mucho mejor en tus relaciones. Ahora sois dos personas completas, que se unen por un beneficio común.

 

La alegría de estar sola/o

La soledad puede ser aterradora, pero puede ser también una fuente de alegría.

Puedes celebrar los momentos en lo que estás sola/o. Aprender a conocerte. Hacer cosas con muy poco – leer un buen libro, escribir, tocar música, bailar sola, aprender una nueva habilidad. Hacer senderismo, descubrir mundo sin necesidad de compartirlo al momento online.

Disfruta de estar sola/o, y sé feliz contigo misma/o.

Te lo mereces.

 

 

CONCLUSIÓN BY SANDRA GONZALEZ

Elegí este artículo de Leo Babauta porque encuentro que, en general, muchos de los problemas a los que nos enfrentamos diariamente están relacionados con nuestra necesidad de aprobación, con nuestra necesidad de estar acompañados, de no sentirnos solas/os. Por tanto, aprender a estar felizmente en soledad, no sólo es una fantástica manera de conocerte mejor sino también de aprender a sacar lo mejor de ti: tu confianza, tu fuerza, tu motivación, tu creatividad y tu poder personal.

Desde aqui te animo a que ahondes más en tu miedo a la soledad, porque puede ayudarte a comprender mucho mejor porqué actúas como actúas en ciertas situaciones, y porqué soportas a algunas personas que, en el fondo, sabes no son buenas para ti.

 

Como siempre, te mando un fuerte abrazo, y te invito a que descubras cómo puedo ayudarte en tu camino hacia la autoconfianza y la seguridad en ti misma. Pincha aquí para reservar tu Sesión de Diagnóstico ¡Gratis!

Un abrazo!

Sandra.

Imagen: Fotolia – © Alexandr Vasilyev 

 

2 Comentarios

  1. Sonia hurtado Author junio 8, 2019 (1:36 pm)

    Buenisimo gracias

    Reply to Sonia hurtado

Deja un comentario

*campos obligatorios Please validate the required fields

*

*